cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Viernes, 18 de febrero de 2011

~El Llanto Del Lobo~

Hola a todos!!! ?C?mo andan? Les pido disculpas por no publicar la semana pasada: el ex?men que rend? (y aprob?! :D) me dej? con el cerebro demasiado fusilado como para poder escribir algo coherente. Esta semana, Marina y su an?nimo pretendiente ya me estaban torturando, porque quer?an nuevo cap?tulo. En fin, muchas gracias a todos por leerme, y ahora s?, los dejo con el nuevo cap?tulo:?

?

Un coche negro circulaba entre los galpones abandonados del puerto, de noche, intentando encontrar algo que sus ocupantes buscaban atentamente. De pronto, el auto se detuvo frente a un galp?n bastante escondido, con una puerta de metal asegurada por una gran traba, y un par de escaleras de emergencias a los lados.
??? La puerta del acompa?ante se abri?, dej?ndole paso al morocho que antes hab?a actuado como abogado. Alz? la diestra para sostenerse el cabello que, a?n corto, se remov?a con el viento nocturno del puerto, molest?ndole gravemente. Gir? hacia atr?s al ver a Pantera bajarse del lado del conductor, caminando con sus tradicionales movimientos de cadera, que enloquec?an a cualquier hombre que osara a mirarla? pero no a ?l.
??? - ?Este es el lugar? -pregunt?, en un tono mezclado con afirmaci?n.
??? - As? parece?
??? Ella se acerc? hasta la puerta, para luego sacar un colgante que ten?a en el cuello, del cual colgaba una llave de forma curiosa. Sac?ndosela, la pas? por la cerradura de la gran puerta, destrab?ndola. Luego de eso, el morocho se acerc? hasta el picaporte y, empuj?ndolo hacia la izquierda, la pesada puerta se corri? sin hacer ning?n ruido, a pesar de estar completamente oxidada.
??? Por dentro, el galp?n era de un tama?o peque?o, pero hab?a sido preparado para guardar dos autos, manteniendo detr?s de ellos unos largos escritorios con forma de C, donde Zorro ya se hab?a acomodado con sus computadoras. En el centro hab?a una mesa peque?a con una port?til, y una pantalla para proyectar frente a esta. Varias sillas hab?an sido colocadas a los alrededores, con dos sof?s, tel?fonos fijos, y un televisor con una antena improvisada.
??? Los dos reci?n llegados se adentraron, observando a Zorro ensimismado en sus computadoras, y a Lince recostada en uno de los sof?s. Volviendo hacia atr?s para abrir m?s el port?n, el joven lo empuj? lo suficiente hasta que el auto pudiera pasar, para luego pedirle las llaves a Pantera, y posteriormente estacionarlo dentro del lugar. Cerrando el port?n, se acerc? hasta donde estaba Lince, para despu?s darse un nuevo momento para observar el lugar: tal parec?a, que incluso ten?a unas sectorizaciones con habitaciones.
??? - ?Te ayudo con las cosas?
??? La voz de Lince lo trajo nuevamente a la realidad, y asintiendo, se dirigieron hacia el coche de Pantera, para abrir el ba?l, y comenzar a sacar las computadoras extras, y cajas con ropas y pelucas que iban a utilizar, adem?s de algunas frazadas, m?s tel?fonos, y tambi?n un ca??n proyector, el cual instalaron en la mesa central. Justo cuando lo estaban colocando, Lince golpe? sin querer la mesa, dejando caer un sobre que estaba escondido en la parte inferior, y que s?lo ten?a una inscripci?n con m?quina de escribir: ?No abrir hasta las 12:30?, dec?a.
??? Justo cuando iban a discutir sobre la procedencia del sobre, el port?n comenz? a moverse silenciosamente, para luego dejarle paso a otro coche, un poco m?s peque?o y de color negro. Al detenerse, la puerta del conductor se abri?, dej?ndole paso a Cobra, el pen?ltimo miembro del grupo. De edad similar a la del morocho, Cobra ten?a el cabello casta?o un poco ondulado, y los ojos verdes, los cuales resaltaban considerablemente con su piel un tanto bronceada; vestido de traje, se acomod? el saco sin mirar a sus compa?eros, para luego encaminarse hasta el port?n, cerr?ndolo sin cuidado. Se acerc? al centro justo cuando Lince quer?a sacudir el sobre para intentar deducir lo que hab?a en su interior, pero ?l se lo arrebat? de las manos, para luego leer la cita, y depositarlo en otra de las mesas.
??? - Seguro es de Draco -anunci?, con su voz grave-. Sigamos sus instrucciones.

*

??? Eran cerca de las ocho de la ma?ana, cuando el susodicho abogado sinti? que el cansancio lo estaba abrumando en exceso, y que lo mejor ser?a ir a tomar un caf?. Adem?s, estaba cansado de ver a Lince dormir y a Cobra mirar televisi?n, como si no hubiera nada mejor que hacer. Sali? del galp?n caminando, vestido s?lo con un pantal?n de vestir y una camisa blanca, y fue cruzando el puerto por los rincones m?s oscuros, hasta que finalmente estuvo bastante lejos de ?ste, como para caminar preocupado.
??? En todo el trayecto, su mente no se separaba del sobre que hab?a llegado, mientras sus pies lo mov?an aut?nomamente, hasta alg?n lugar que ?l desconoc?a. ?Cu?l ser?a su contenido? Seguramente, se trataba de la nueva estafa propuesta por Draco, pero m?s all? de eso, no ten?a ninguna pista? s?lo ten?a que estar seguro de volver para los doce y media, o probablemente lo dejar?an afuera. Se detuvo en seco al observar que hab?a ca?do en una de las avenidas principales y que, m?s precisamente, estaba parado a metros de aquella florer?a, donde se hab?a encontrado a la chica ciega.
??? Dio un paso, para luego frenarse en seco, sin saber si quer?a o no ir y encontr?rsela. Pas? r?pidamente y echando una sutil mirada, s?lo vio a una mujer mayor atendiendo, la cual dedujo que pod?a tratarse de su madre. Sinti?ndose decepcionado y sin saber por qu?, continu? caminando sin sentido hasta una plaza que se encontraba a unas cuadras de distancia. Se detuvo en la esquina observando la cantidad de ?rboles y plantas con flores, las cuales cambiaban completamente el paisaje de la ciudad, volvi?ndolo m?s hermoso de lo que jam?s hab?a pensado.
??? De pronto, unos ladridos llamaron su atenci?n, y comenz? a observar a sus alrededores, en busca del can. Su mirada se centr? r?pidamente en un siberiano de pelaje blanco y gris?ceo, con ojos celestes y fr?os como los de un depredador, y el hocico fruncido, que miraba con insistencia a una paloma, la cual parec?a empe?ada en escap?rsele. Sentada en un banco cerca del animal, se encontraba la misma rubia que ?l hab?a visto en la florer?a, mientras se re?a de los ruidos que hac?a su perro, y los llantos que dejaba escapar cuando la paloma se le escapaba.
??? - ?Lobo! -lo llam?, y el hombre pudo distinguir perfectamente su voz-. ?Ven, Lobo!
??? Inmediatamente, ?l la vio tensarse mientras le acariciaba la cabeza al animal, el cual ahora estaba sentado a sus pies.
??? - ?Qui?n anda ah?? -volvi? a preguntar, con la voz seria y mucho m?s suave.
??? El perro inmediatamente se puso de pie, curv?ndose hacia afuera y protegiendo a su ama, mientras mov?a la cola como un depredador. En ese momento, el morocho pens? por un instante que se trataba de un verdadero Lobo, y no de un simple perro siberiano. Sin dudar, el perro enfoc? sus helados ojos en el hombre, para luego comenzar a ladrarle sin moverse de su lugar, agachando el pecho y tomando una posici?n lista para el ataque.
??? - ?Qu? pasa, Lobo? -volvi? a preguntar ella, intentando calmar al perro-. ?Qui?n anda ah??
??? En ese momento, ?l no sab?a qu? hacer. ?Por qu? la observaba como si estuviera mirando hacia el pasado? ?Qu? eran esos impulsos de ir a saludarla? Ella estaba sentada en sill?n de la plaza, con el pelo suelto que se mec?a con el suave viento, los ojos cerrados d?ndole a su perfecto rostro, un gesto de dormida que lo dejaba anonadado; la blusa blanca con puntillas que ella llevaba puesta, la hac?an lucir como una princesa bajo su mirada, y no pudo resistir la tentaci?n de acercarse, y saludarla.
??? Ante su sorpresa, Marina se qued? callada unos instantes, mientras segu?a tratando de contener al animal.
??? - ?Nos conocemos? -pregunt?, sin embargo, muy r?pidamente record? el tono de voz, y la sensaci?n que le daba la cercan?a de ese hombre.
??? - No mucho -respondi? ?l, observando de reojo al perro-. Hace unos d?as fui a tu florer?a a comprar un ramo, nada m?s.
??? Ella sonri?, mostrando los labios sonrosados y parte de los dientes perfectamente perlados.
??? - Rosas -anunci?, contenta por recordar-. ?Verdad? ?Sali? todo bien, con el ramo?
??? El hombre se qued? en silencio? hab?a salido bien, despu?s de todo, pero seguramente no en la forma en que ella se lo imaginaba. Abri? la boca para intentar responderle, pero antes de que pudiera decir algo, Lobo comenz? a ladrarle nuevamente, y de una forma tan violenta, que la rubia casi no pudo contenerlo.
??? - Lo siento -se disculp?, mientras se pon?a de pie, y se acomodaba la pollera que llevaba-. Nos veremos luego?
??? Sin decir nada m?s, movi? dos veces la correa de Lobo, y ?ste solo comenz? a caminar en la direcci?n de la florer?a, gui?ndola. Mientras, Marina volvi? la cabeza hacia atr?s, intentando o?r algo m?s, pero al sentir s?lo silencio, pens? que seguramente el hombre hab?a sido rechazado, y se deprimi?: esas flores eran demasiado hermosas como para llevarle la tristeza a alguien.
??? Por su parte, ?l la observ? irse y no pudo evitar pensar nuevamente en ella. Casi sin pensar se tir? lentamente sobre el mismo banco donde Marina hab?a estado sentada, y decidi? disfrutar del d?a, hasta que un olor le trajo malos recuerdos: polvo, un derrumbe? Sacudi? la cabeza neg?ndose a s? mismo la posibilidad de recordar y, sin perder m?s tiempo, se puso de pie para caminar nuevamente hacia el galp?n.

*
??? A las 12:30 en punto del mediod?a, Lince se acerc? hasta el proyector, para luego prenderlo, mientras iba abriendo cuidadosamente el sobre. R?pidamente, una transmisi?n de voz dio inicio, proyectando s?lo una imagen negra sobre la pantalla.
??? - Saludos -dijo la voz distorsionada de Draco-. Antes que nada, tengo que felicitarlos por el trabajo anterior, pero a?n as?, faltan tres estafas m?s para completar nuestra misi?n ?ltima.
??? El morocho permanec?a de pie al lado de Lince, mientras la observaba pelearse con el pegamento que ten?a el sobre, y que no le dejaba abrirlo.
??? - ?Qu? es lo que haremos ahora? -inquiri? Pantera.
??? - Abran el sobre que les d?
??? Manoteando el elemento de las manos de la f?mina, el susodicho abogado cort? r?pidamente la parte de arriba, para luego meter la mano, y sacar la foto del rostro de un hombre: visualmente obeso, con papada y los mofletes ca?dos, ten?a una calva creciente en casi toda la cabeza, las cejas blancas, y los ojos marrones ca?dos, con gesto de aburrimiento.
??? - ?Ese no es el senador Arturo ?talo? -pregunt? Cobra-. ?C?mo vamos a chantajear a ese tipo?
??? La voz del otro lado solt? una peque?a risa, para luego hablar.
??? - En efecto, es ?l? -luego hizo una pausa, y continu?-. Tiene una loca fascinaci?n con las ni?as, m?s a?n si todav?a son colegialas. Esta vez, ser? el turno de Lince para actuar.

?

Esto fue todo por hoy. Muchas gracias por leerme!! ?Me dejan un comentario? Me encantar?a saber la opini?n y los efectos que les causan mis historias. En fin, no los aburro m?s, gracias por pasarse, y nos estaremos leyendo en el pr?ximo art?culo. ??xitos!


Tags: novela, historia, argentina, drama, suspenso, estafas, romance

<@ArticuloNumComentarios@> Comentarios:

Viernes, 18 de febrero de 2011 | 21:38

en especial me encantaron las descripciones de este capitulo y como uno puede imaginarse con tanta facilidad todo el entorno q plantes, un capitulo muy bueno, felicitaciones

S?bado, 19 de febrero de 2011 | 17:36
¡Esto se pone cada vez más atrapante! Lo que más me intriga es Marina, aún no he descubierto cual puede ser su relación con estos tramposos. La trama es espectacular y coincido con Príncipe, tus descripciones son únicas, me hace vivier el relato. Te felicito.
Autor: RINA
Mi?rcoles, 23 de febrero de 2011 | 22:02
HOLA LINDA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS,PERO TE DIGO QUE SOY UNA PERSONA SIMPLE QUE GUSTA DE HACER COSAS PARA MIS NIETOS Y TAMBIEN PARA ALEGRARME EL ALMA,BUENO LAS CARITAS LAS PINTO ASI,TOMO UN PINCEL YMOJO SUAVEMENTE SIN EMPAPAR LA CARITA Y CON ACRILICO COLOR PIEL AGUADO LE DOY COLOR,SI QUEDA MAS FUERTE EN ALGUN LADO ,TOMO UNA SERVILLETA DE PAPEL Y ABSORVO UN POQUITO SOBRE LA CARITA MUY SUAVEMENTE.BUENO ESPERO QUE TE SEA UTIL.HASTA PRONTO
Jueves, 03 de marzo de 2011 | 20:42

Muchas gracias por leerme!!! Gracias por los comentarios, también.

Rina, finalmente hice la muñequita, te dejo el enlace de la foto, para que veas como quedó: muñequita

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+