cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Viernes, 10 de diciembre de 2010

La L?nea Del Horizonte (II): La Rebeli?n De Asgorth

?Buenas! Este fin de semana pude escribir tranquila, sin que nada me interrumpiese, por eso hoy puedo mostrarles otro cap?tulo nuevo de la historia! La semana pasada me interrumpi? un "crack" en mi compu, pero ya estoy de vuelta, y para mucho m?s. En fin, espero que les guste el cap?tulo de hoy, y muchas gracias a todos aquellos que han pasado por el blog, que me dejan comentarios y apoyo. Ahora s?, con la lectura:?

?

Una peque?a sonrisa se mostr? confiada en los labios de Mark, al tiempo que el detective se fijaba en sus ojos. ?Era claro que le gustar?a infiltrarse! El problema era que el jefe no lo permitir?a, y ?l a?n no ten?a suficiente informaci?n como para poder hacer algo al respecto.
?? ?- En una semana habr? una reuni?n de la mafia, para presentar a los nuevos miembros -comenz? a explicar Mark, bajando el volumen de su voz-, adem?s de ?iniciar? a algunos nuevos -hizo una pausa, mirando hacia los lados, y luego continu?-. Yo tengo un contacto, Jorge un chico de Infiltraci?n, que trabaja siguiendo a ?ngelo.
?? ?Marcos intent? abrir la boca para hablar, pero antes de que alg?n sonido saliera de su boca, Clayton hizo un gesto para callarlo. Luego de eso, continu? explicando.
?? ?- Puedo hacer que Jorge te presente con ?ngelo, como un iniciado -concluy?-. La reuni?n se har? este s?bado por la noche, en un galp?n de trenes abandonado, en las afueras de la ciudad.
?? ?Marcos agach? la cabeza, meditando. Esa oferta le parec?a irresistible: quer?a ir, quer?a atrapar a ?ngelo con sus manos, y hacerlo declarar, para que el testigo pudiera estar a salvo. Sin embargo, sab?a que ese tipo de operaciones eran s?lo permitidas a los miembros del selecto grupo de Infiltraci?n, a los cuales somet?an a varias pruebas antes de dejarlos cumplir su deber.
?? ?- Me gustar?a -coment?-. Pero necesitar?a la aprobaci?n del Jefe Wagner, para poder participar en una operaci?n de tal nivel.

?? ?Wagner los recibi? con su habitual gesto de cansancio, molesto por ver a Herrman ah?, el cual aparec?a s?lo para pedirle permiso para realizar algo en pos de la investigaci?n. Ya no sab?a qu? trabas ponerle, y ese hombre segu?a ah?, molestando e incomodando su trabajo diario.
?? ?- ?Qu? necesitan? -orden?, en un tono fr?o y cansado.
?? ?Mark asinti?, y comenz? a hablar primero.
?? ?- Como Ud. orden? previamente, est?bamos trabajando en investigar al delicuente ?ngelo Benonni, y surgi? la posibilidad de que el detective Herrman participe en una infiltraci?n, para que el s?bado pueda acercarse al criminal.
?? ?- Es s?lo con motivo de seguirlo -agreg? Marcos, un tanto impaciente-. Estoy convencido de que el dinero que el senador obtuvo, fue por tratos con la mafia y que, al no poder pagarlo, fue asesinado.
?? ?El Jefe se reclin? sobre su asiento, meditando. Cada d?a que pasaba, Marcos hac?a pedidos m?s y m?s extra?os. Pero lo que s? sab?a era que, a?n sin querer impedirle meter las narices en donde ?l no quer?a, le resultaba imposible firmarle el permiso: un oficial sin entrenamiento, pod?a llegar a desbaratar lo que con tanto esfuerzo hab?an hecho los miembros de Infiltraci?n, adem?s de entorpecer las operaciones.
?? ?- Marcos, este tipo de operaci?n no es para ti -confirm?, con voz autoritaria-. Si quieres ir tan directamente hacia la mafia, primero encuentra pruebas contundentes de que ellos fueron quienes prestaron el dinero en cuesti?n.
?? ?Nuevamente, Marcos intent? quejarse, pero Wagner alz? la diestra, call?ndolo, para despu?s dirigirse hacia Mark, hablando en tono de reprimenda.
?? ?- Por favor Mark, no le des ideas a gente que no es de Infiltraci?n -argument?, para despu?s apuntarlo con el dedo-. Tu trabajo es limitarte a darle la informaci?n que necesite para seguir el rastro del dinero, nada m?s.
?? ?Haciendo un peque?o saludo, ambos salieron de la oficina. Caminaron en silencio un par de metros, hasta que Mark finalmente puso la diestra en el hombro del detective, para luego negar con la cabeza, e irse caminando a paso tranquilo, como si nada hubiera pasado. Despu?s de todo, ?l sab?a que le hab?a dado la informaci?n suficiente a Marcos.

*

?? ?Hab?an pasado tres d?as desde la extra?a charla con Mark, cuando Marcos volvi? a sentarse frente a la computadora, para hablar con Alan. Quer?a obtener una confesi?n, y con eso poder ponerlo en la protecci?n de testigos, y a su vez, tener una pista certera para el Wagner lo dejara embestir contra la mafia, lo cual no ser?a un proceso sencillo. Sin embargo, no pod?a negarlo: ten?a un presentimiento, y quer?a aprovecharlo. Discretamente se conect? al programa que utilizaban para hablar con micr?fono mientras jugaban al Asgorth y, con cuidado, agreg? un peque?o grabador, para guardar la charla de ese d?a.
?? ?
?? ??l corr?a, se escapaba, pero a?n as? pod?a sentir la respiraci?n ajena rebotando en su nuca. El calor de la carrera lo hac?an respirar agitado, y sus piernas se entumec?an m?s y m?s con cada golpe sobre el suelo. De pronto, sus piernas dejaron de escucharlo, y enred?ndose entre ellas, cay? de bruces al suelo, anteponiendo las manos para no golpear con la mand?bula. Los pasos a sus espaldas se detuvieron, y una carcajada reson? en el eco de la noche. Una peque?a gota de sudor comenz? a resbalar desde su frente, cayendo por el borde de la nariz, hasta finalmente caer a sus labios.
?? ?El sonido estridente del despertador lo sobresalt?, oblig?ndolo a saltar en la cama, e intentar observar todo lo que suced?a a su alrededor. Alan se encontr? a si mismo sudado, con la piel mojada, y las manos temblando de los nervios: hab?a sido todo un sue?o? uno demasiado recurrente. Hac?a noches, y semanas que so?aba con lo mismo, por lo que sab?a que ese asesino estaba cerca, y que seguramente ya hubiera puesto los ojos en ?l.
?? ?Sinti? que era momento de despejarse y, levant?ndose, se dirigi? hacia la computadora, encendi?ndola, y entrando r?pidamente al Asgorth, y al programa para hablar con micr?fono. Salud? como siempre, sin prestarle atenci?n a quienes estaban conectados o que le hab?an respondido y, pensando que estaba con gente que no conoc?a pero con la que confiaba, decidi? hablar.
?? ?- Estoy preocupado, necesito de su ayuda -anunci?.
?? ?R?pidamente un murmullo llen? sus auriculares, hasta que finalmente la voz de Marcia sobresali? con respecto a las otras.
?? ?- ?Qu? es lo que necesitas? -pregunt?, con su voz siempre dulce.
?? ?Alan dud?, sin embargo, estaba decidido.
?? ?- He visto un asesinato? -hizo una pausa, y luego agreg?-. Tengo miedo de que me est?n siguiendo.
?? ?Un nuevo murmullo y griter?o surgi? entre todos los presentes, hasta que esta vez, fue la voz de Rel?mpago, la que call? al resto, tomando la palabra.
?? ?- Le?n -dijo, firmemente-. No deber?as perder el tiempo, e ir con la polic?a a declarar? ellos te dar?n seguridad y protecci?n.
?? ?- La polic?a es corrupta -respondi? ?l, negando con la cabeza-. Seguramente tienen tratos con la mafia?
?? ?Y pensando que nadie de los que estaban ah? podr?a llegar a ayudarlo, apag? el juego y quit? el programa, sin siquiera despedirse.

?? ?Contento con su corazonada, Marcos se apresur? a comprobar la grabaci?n y a guardarla en un medio seguro: con eso, podr?a al menos obtener el permiso del jefe para buscar a Alan y llevarlo a la protecci?n del testigo.

?? ?Por su parte, el profesor Larguetti agradeci? que esa vez hubiera convencido a la mucama para que ?l mismo fuera a llamar a Alan, puesto que hab?a escuchado todo lo que el joven hab?a dicho a trav?s del micr?fono. Alan le ca?a bien, le daba pena lo solo que estaba, pero no pod?a ponerlo por encima de la seguridad de su familia, y de la suya propia, por lo que decidi? llamar a ?ngelo, y convencerlo de que le era fiel, para que no los lastimara.
?? ?Se encamin? hacia el ba?o, y una vez que se hubo encerrado, sac? el tel?fono que le hab?an dado, y llam?ndolo, esper? a ser atendido.
?? ?- ?Qu? pasa? -salud? rudamente la voz de ?ngelo.
?? ?- Escuch? a Alan hablar con sus amigos del Asgorth, les confes? haber visto un asesinato, y que no se animaba a ir a la polic?a porque cree que son corruptos -se apresur? a decir Larguetti.
?? ?Esas palabras hicieron que el morocho apretara los dientes sobre sus labios, intentando contener la ira, mientras pensaba en c?mo solucionar todo ese asunto. Sin embargo, un solo pensamiento llegaba a su mente: ten?a que silenciar a Alan.
?? ?- Enc?rgate de que Alan confiese -orden?-. Y tambi?n, que salga solo. Cuando lo haga, av?same r?pidamente hacia d?nde ?l va.
?? ?Sin decir m?s nada, ?ngelo cort? la comunicaci?n, y Larguetti se qued? en el ba?o, caminando en c?rculos sin poder calmarse. ?C?mo pod?a hacer que Alan confesase, si ?l no ten?a idea de qu? era lo que el joven hab?a visto? Quiz?s decirle algo, debilitarlo? una idea vino a su cabeza: pod?a interrumpir las clases de historia moderna, y contarle un episodio de historia romana, que seguramente lo ayudar?a: el asesinato de Cal?gula.
?? ?Sali? del ba?o dispuesto a buscar algo de literatura con lo que apoyarse, mientras pensaba en c?mo enganchar los temas que estaban viendo.

?

Bueno, esto ha sido todo por hoy. Les comento que ya casi termino el res?men de la pr?xima historia, sino que tambi?n estoy trabajando en el nuevo dise?o del blog, el cual espero que les guste tanto como a m?. En fin, muchas gracias por pasarse, y nos estaremos leyendo en el pr?ximo art?culo.


Tags: novela, literatura, drama, misterio, asesinatos, policial

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: BlueBrain
S?bado, 11 de diciembre de 2010 | 4:40
¡Al fin Alan contó algo! Ciertamente no creí que se animara a decir nada, esta historia es atrapante. Muero por seguir leyendo.
S?bado, 11 de diciembre de 2010 | 20:27

muy buen capitulo, ya se viene lo mas grueso de la historia y lo impactante. excelente trabajo.

Domingo, 12 de diciembre de 2010 | 7:14
Ahora sí que se va armar!! No quiero imaginarme la persecución que se viene. Que buenas tramas escribes, esta novela es excelente.
Lunes, 10 de enero de 2011 | 16:58
Muchas gracias por pasarse!! Me alegro que les haya gustado, y gracias por los comentarios!!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+