cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Viernes, 15 de octubre de 2010

La L?nea Del Horizonte (II): La Rebeli?n De Asgorth

?Buenas a todos! Publicando extra?amente antes, les traigo el nuevo cap?tulo de la historia. Poco a poco se ir? poniendo mejor, y les anticipo que la pr?xima se llamar? "El Llanto Del Lobo". Espero que les guste, y hoy tengo mucho dolor de cabeza como para andar escribiendo demasiado, as? que los dejo con la lectura. Se cuidan, a leer!?

?

La oscuridad absorb?a por completo la luz del lugar, dej?ndolo s?lo iluminado por las luces de la computadora. ?ngelo se acerc? hasta donde estaba su silla, empuj?ndola con la diestra, para despu?s inclinarse sobre la mesa y dejar el plazo con la taza de caf? que se hab?a buscado. No s?lo hab?a hecho una conexi?n con el enemigo, sino tambi?n as? iba a poder rastrear a su v?ctima; sab?a que al Jefe no le gustaba el asunto, pero a?n as?, no ten?a otro m?todo. ?O s??

?? ?Alan sonri?, alejando sus manos del teclado, para acercarlas entre s?, y hacer que sus dedos comenzaran a jugar entre ellos. Esa chica era sumamente bonita. Su voz era dulce y tierna, pero siempre marcaba claramente sus estados emocionales; ?l se la imaginaba peque?a, delgada y con largos cabellos rubios? quiz?s, la forma de su personaje era como Alan la ve?a, pero no le importaba, y a?n as? pensaba que era lo mejor del Asgorth.
?? ?- Eh? -la voz femenina lo trajo a la realidad-. ?Est?s bien, Alan? -pregunt? ella.
?? ?El sonri?, levemente, para volver a acercarse hacia el teclado y el mouse, y hacer que ese ogro virtual, corriera una vez m?s, alcanzando las figuras que ve?a. Algunas veces ella le dec?a Le?n, otras, lo llamaba por su nombre real? pero de ambas formas, se o?a igual de bien.
?? ?- ?ltimamente, has estado muy extra?o -continu?.
?? ?Una duda recorri? su mente. ?Qu? pod?a decirle? Un gru?ido sali? de su boca, como primera respuesta, pero luego pens? que quiz?s deb?a decirle algo m?s.
?? ?- Te noto raro? -agreg? ella, con un tono suplicante en su voz.
?? ?- En realidad? -un suspiro escap? de su boca, mientras coordinaba su personaje casi maquinalmente, concentrado m?s en s? mismo-. Estoy contento porque ya no tengo que ir a la escuela? ahora tengo profesores particulares.
?? ?Ella murmur? algo que ?l no comprendi?.
?? ?- Tu voz dice que no te encuentras bien -agreg? ella, entristecida.
?? ?Otro murmullo sali? de su boca. Le molestaba tener que responder tantas preguntas.
?? ?- Me siento perseguido?
?? ?Estaba por decir otras palabras, cuando unos ruidos en la puerta lo sobresaltaron. Salud? r?pidamente para despu?s quitarse los auriculares y dejarlos sobre la mesa con cuidado, saliendo del juego y del programa que utilizaba para hablar mientras jugaba.? Se volvi? hacia atr?s al tiempo que apagaba la m?quina, sintiendo que los ruidos volv?an a producirse, y antes de que pudiera o?r o comprender el resto de las palabras, corri? r?pidamente hacia el fondo de la habitaci?n, estirando las cortinas que cubr?an la ventana, y escondi?ndose detr?s. Desde detr?s de las telas, ve?a las pocas luces tonalizadas en azul, y pudo discernir que la puerta se iba abriendo, lentamente. Apret? los ojos, con fuerza, sin querer ver a su perseguidor, cuando de pronto, una voz femenina lo sorprendi?.
?? ?- Lo siento, se?or? -dijo ella, agach?ndose-. Pero el profesor lo est? esperando en la sala grande.
?? ?La mucama observ? cuidadosamente hasta fijarse en los pies que sobresal?an tras la cortina, y haciendo una nueva inclinaci?n, sali? del lugar, cerrando la puerta. Alan abri? uno de sus ojos lentamente, para despu?s hacerlo con el otro, encontrando su habitaci?n vac?a, y la computadora apagada. Pele? con la cortina, estirando sus brazos y pataleando, hasta que ?sta dej? de enredarse y finalmente pudo salir; se encamin? hacia el escritorio, y buscando sus cuadernos y algunos l?pices, se acerc? hasta la puerta. Tom? el pomo con la diestra, pero el miedo de tener que salir lo atrajo, y sac?ndola r?pidamente, la llev? hasta su pecho; volvi? a intentarlo y esta vez pudo salir, para despu?s encaminarse por el pasillo de la casa, caminando pegado a la pared.
?? ?Lleg? hasta la sala donde ten?a que encontrarse, y abriendo la puerta, se encontr? con una figura. El profesor Larguetti era un hombre de avanzada edad, estatura pronunciada y extrema delgadez, lo que le daba un rostro a?n m?s atemorizante; sus mejillas hundidas acentuaban su aspecto de docente, y el cabello renegrido iba siempre perfectamente peinado hacia atr?s, engominado y brillante. El hombre le sonri? con amabilidad, y Alan se asust?. Vio la mano que indicaba la silla, y caminando con temor se acerc? hasta ella, depositando los libros y sent?ndose.
?? ?Larguetti se sent? en el asiento al lado de ?l, abriendo un libro y prepar?ndose para comenzar a explicar, cuando de pronto, unas risas y gritos se escucharon desde la planta baja, y Alan se par? r?pidamente, corriendo hasta una esquina de las paredes, donde escondi? su rostro entre las manos, mientras esperaba que pasara el l?o.? El hombre lo observ? sin comprenderlo, para despu?s asomarse por la ventana: dos mucamas estaban persiguiendo a un perro que, habiendo escapado de su ba?o, corr?a mojando todo el parque trasero de la casa.
?? ?- ?Hagan su trabajo en silencio! -les grit? desde arriba, y el ruido ces?.
?? ?El profesor cerr? la ventana con un movimiento solemne, y sent?ndose de nuevo en la silla, esper? pacientemente hasta que Alan se decidi? a sentarse en la silla que antes hab?a ocupado. El morocho solt? un suspiro intentando comprender a su alumno, para despu?s hablarle.
?? ?- Debes tranquilizarte un poco, Alan -le dijo-. Te har? mal si contin?as as?
?? ?Alzando la zurda intent? ponerla sobre el hombro de su alumno, pero ?ste se asust?. Sus manos comenzaron a temblar mientras sus ojos lo miraban fijamente, para despu?s alzar los brazos y comenzar a despeinarse el cabello. El profesor solt? otro suspiro: realmente era dif?cil comunicarse con alguien as?, y m?s si a cada momento sus padecimientos se agrandaban. El casta?o murmur? algo, y el profesor alz? una ceja observ?ndolo, pensando que ese chico no ten?a remedio.
?? ?- ?Qu? dec?as, Alan? -intent? preguntar con tranquilidad.
?? ?- ?Qu? piensa de los? asesinatos? -pregunt? el joven dudando.
?? ?El hombre se enderez? hasta apoyarse en el respaldar de la silla, observando al joven. No sab?a a qu? ven?a su pregunta, como tampoco la mejor respuesta que pod?a llegar a dar. Abri? su boca para comenzar a decir algo, cuando de pronto, Alan volvi? a murmurar algo.
?? ?- Matar es malo? -susurr?.
?? ?Larguetti se lo qued? observando. Seguramente estar?a hablando del Asgorth, y sab?a que si llegaba a decirle algo que lo alejara de su pasatiempo, ?l perder?a el empleo tan f?cil como lo hab?a conseguido. Ten?a que darle una respuesta segura.
?? ?- En la vida real -comenz? el profesor, atrayendo su atenci?n-, matar es malo, es un delito. Pero en el Asgorth s?lo atacas dibujos ficticios, que no tienen nada que ver con las personas reales -continu?, intentando explicarse-. Tienes que saber que si te molesta alguien en Asgorth, puedes matar ese personaje, pues no es m?s que un dibujo.
?? ?- Pero?
?? ?- No te preocupes, no tiene nada de malo jugar al Asgorth -concluy?, sonri?ndole nuevamente.

*

?? ?Por su parte, Marcos intentaba mantener la cordura. La reuni?n era extremadamente aburrida, y a ?l no le interesaba en lo absoluto saber que ten?an que invertir dinero en comprar equipamiento para las oficinas, o cambiar el personal de limpieza, o siquiera designar nuevas patrullas de control. Eran todos temas bizarros y aburridos, y hasta el momento no hab?an dicho ni una sola palabra de todas las investigaciones importantes que estaban llevando a cabo en ese momento. Pesta?ear se volv?a cada vez una tarea m?s dif?cil, y ?l intentaba no dormirse, puesto que sus ojos quer?an cerrarse.
?? ?En alg?n momento de la discusi?n, hab?an comenzado a hablar de cierta investigaci?n, aunque en su adormilada mente no hab?a suficiente energ?a o concentraci?n, como para intentar deducir de qu? estaban hablando.
?? ?- ?y entonces s?lo hay conclusiones del asesinato -la voz del jefe se iba haciendo cada vez m?s n?tida-. S?lo se ha analizado la escena y entrevistado a los posibles testigos.
?? ?Sus ojos se inclinaron hacia donde Marcos estaba, observando el vac?o.
?? ?- Detective Herrman -anunci?, haciendo que el aludido lo mirara-. Investigue al senador. Esas son sus nuevas ?rdenes.
?? ?A?n dormido, Marcos asinti? e intent? despejar su mente. Sin embargo, sab?a muy bien el motivo de esta selecci?n: as? evitar?a que se metiera con el hijo del pol?tico.
?? ?- Comience entrevistando a la viuda -orden?.?? ?

?

Bueno, esto ha sido todo por hoy. Intentar? publicar algunas cosas entre semana, pero la verdad es que ando complicada. Gracias por leerme, se cuidan, y nos estaremos encontrando en el pr?ximo cap?tulo.


<@[email protected]> Comentarios:

Viernes, 15 de octubre de 2010 | 20:26
Me dio pena Alan, que bien lo describes, casi me parecía verlo. Muy bueno el capìtulo.
Viernes, 15 de octubre de 2010 | 20:29

No veo el comentario que deje. Vuelvo a dejarlo. Me encanta como describiste a Alan, me dio pena el chico. Excelente capítulo.

Autor: BlueBrain
S?bado, 16 de octubre de 2010 | 6:13
El maestro me pareció uno de esos que actúa por conveninecia proia, tal vez sea un personaje peligroso. Tus descripciones son excelentes, cada personaje tiene su propia y muy definida personalidad. ¡Muy buen trabajo!
Martes, 19 de octubre de 2010 | 9:47
¡Oh! ¡Me alegro que les haya gustado tanto! Muchas gracias por leerme chicos :) Espero que les guste el final de la historia.
Autor: jime_wonka
Jueves, 21 de octubre de 2010 | 20:32
Yo también sentí feo cuando describías lo que hacía el pobre de Alan u.u, pero esta muy bueno el cap.
saludoss!!!!!
Viernes, 22 de octubre de 2010 | 15:34

muy buen cap, llega a dar mucha cosa, la paranoia de alan tan bien descripta. muy buen cap

Viernes, 22 de octubre de 2010 | 19:39
Alan me da pena :( y eso que yo misma lo escribo. Muchísimas gracias a todos por leerme, y por sus comentarios. En breve les traigo el capítulo nuevo.

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+