cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 11 de septiembre de 2010

La L?nea Del Horizonte (II): La Rebeli?n De Asgorth

?Buenas chicos! ?C?mo andan? Les cuento que estuve rindiendo en la facultad y con algunos ex?menes, lo que me ha llevado bastante tiempo. Gracias a todos por la paciencia. Les cuento que me divert? much?simo escribiendo esta historia, el cap?tulo de hoy me despert? una emoci?n que no sent? desde que escrib?a algo mal?volo. Gracias a todos por leerme, y espero poder empezar a publicar los viernes de noche, nuevamente.

"Se dice que existen tres clases de testigos: Los que han visto bien, pero dudan de lo que han visto. Los que han visto mal, pero creen haber visto bien. Y los que no han visto nada y aseguran haber visto todo".
Blanco Aurelio Almaz?n

En ese momento, su cuerpo se congel?. No ten?a sangre, no pod?a pensar, no exist?a? se sent?a como un peque?o gusano sumergido en un mundo que desconoc?a. Quer?a cerrar los ojos, y no pod?a. Quer?a dejar de respirar, pero una innata necesidad lo empujaba a hacerlo de una forma cada vez m?s notoria. Quer?a correr, pero sus piernas estaban inmovilizadas. En el callej?n, un hombre de vientre prominente, cabello canoso y despeinado, rostro asustado, y vestido de traje, gesticulaba asustado mientras caminaba hacia atr?s, hasta chocarse contra la pared.

??? ?Frente a ?l, hab?a un joven de cabellos negros y largos, perfectamente cepillados, hab?a un joven de no m?s de treinta a?os, que lo miraba intensamente. En su mano derecha, ten?a una pistola, la cual apuntaba sin descaro hacia el hombre mayor, mientras sonre?a con desd?n. Sus ojos verdes resaltaban en la oscuridad, casi burlonamente, ante el hombre que temblaba. Iba vestido de negro, con una camisa con el cuello desprendido, que dejaba ver un collar de oro que reluc?a en la oscuridad.
?? ?El hombre de negro baj? la pistola, acerc?ndose unos pasos, para luego alzarla sobre la cabeza del viejo, y tom?ndolo con la zurda por el hombro, comenz? a pegarle con el mango del arma en el cuello y en la espalda, mientras lo obligaba a irse agachando cada vez m?s, hasta quedar de rodillas en el suelo.
?? ?- ?Lo voy a pagar! -gimi? el viejo, mientras tos?a sangre-. ?Necesito m?s tiempo!
?? ?El morocho pate? al hombre en su est?mago, para despu?s tomarlo del cuello y levantarlo hasta que qued? a su altura. Esboz? una sonrisa ir?nica, se relami?, y luego alzando la pistola se la meti? en la boca al hombre, el cual temblaba y sangraba.
?? ?- Lo siento, pero el tiempo ya se te acab?.
?? ?Tras decir eso, apret? el gatillo de la pistola, disparando una bala que se incrust? en la pared atr?s del hombre, destrozando su cr?neo y marcando una silueta de sangre en los ladrillos amohosados que fueron testigos de su muerte.
?? ?El morocho solt? el cuerpo, observando la cabeza destrozada y la mand?bula abierta y desencajada, para luego echar la cabeza hacia atr?s, moviendo el cabello para relajarse. Abri? su saco para guardar la pistola e irse del lugar, pero al girar la vista hacia la calle, se percat? de una presencia indeseable que hab?a sido testigo de todo cuanto hab?a acontecido: Alan.
?? ?Todo el cuerpo de? Alan tembl? horriblemente al sentir esa mirada esmeralda sobre ?l, y su mente comenz? a torturarlo, pidi?ndole a gritos que se fuera de ah? inmediatamente. El morocho comenz? a sacar la pistola nuevamente, esta vez con el rostro enjuto y mostrando un gesto de desagrado, mientras la sangre del muerto se iba expandiendo a sus espaldas, d?ndole un aura tenebrosa que Alan no pudo soportar.
?? ?Abri? su boca asustado, intentando gritar, pero ning?n sonido sali? de su boca. Sus manos sudorosas se resbalaron sobre el metal del auto en el que estaba apoyado, oblig?ndolo a moverse. Gir? su torso hacia la calle, para despu?s patinar con sus pies sobre el asfalto, hasta que finalmente tuvo el impulso suficiente como para salir corriendo, rodeando el coche.
?? ?El morocho vio que su presa se iba a escapar, y lanz?ndose a la carrera hacia sus espaldas, casi logr? alcanzarlo cuando Alan tropez? con sus propias piernas, cay?ndose al suelo. La desesperaci?n de ese momento, fue terrible. ?Ser?a el realmente una presa? ?Ese iba a ser el fin de su vida?
?? ?Unas sirenas comenzaron a sonar a lo lejos en el horizonte, y el morocho volte? para ver de d?nde ven?an. Aprovechando esa distracci?n, Alan comenz? a arrastrarse por el suelo, sintiendo su mejilla ardida por el golpe contra el asfalto, hasta que pudo ponerse de pie, para comenzar a correr todo lo que pod?a. Su bolso se sacud?a azot?ndose contra su espalda, haciendo su paso m?s err?tico a?n.
?? ?El asesino a sus espaldas vio que el joven se estaba escapando, pero escuchando que la polic?a estaba cada vez m?s cerca de ?l, volvi? corriendo decididamente sobre sus pasos, hasta llegar a una escalera de servicio, echa de metal ya herrumbrado y en mal estado, la cual comenz? a subir sin dudar, esperando escaparse.
?? ?
?? ?Por su lado, Alan continuaba su desesperada carrera, en una callejuela que parec?a alargarse cada vez que el daba un paso, hasta que unos coches cerraron su camino. Las luces tintineantes que brillaban azules y rojas lo cegaron, y no se dio cuenta de los polic?as que abr?an las puertas para bajarse apurados. Choc? contra una de las puertas, lastim?ndose el pecho, para despu?s empujarla sin percatarse de que un polic?a estaba atr?s. Desoyendo los gritos, continu? corriendo a?n a sabiendas de que nuevamente lo persegu?an.
?? ?- ?No lo sigan! -grit? un hombre, que acababa de bajarse del ?ltimo coche.
?? ?- ?Pero Detective! -se quej? un hombre mayor-. ?Debe ser un testigo!
?? ?El detective neg? con los ojos, y comenz? a caminar hacia el callej?n donde estaba el cad?ver. Al llegar, traspas? la marca que hab?an marcado con las cintas amarillas, pero igualmente sinti? la asquerosa necesidad de cubrirse la boca al ver el cad?ver.
?? ?El cuerpo yac?a tirado casi sentado contra la pared, con el cr?neo completamente destruido, y la mand?bula desencajada de forma que parec?a re?rse macabramente de su propia muerte. El detective camin? alrededor de la escena, percat?ndose de la bala incrustada en la pared, y de la cercan?a con la que parec?a haber sido asesinado.
?? ?- Le deben haber metido la pistola en la boca? -murmur?, para despu?s ordenar-. Llamen a un equipo forense, y preparen un t?cnico de bal?stica.
?? ?Sin m?s, comenz? a caminar de nuevo hacia atr?s, mientras intentaba abrir su saco para buscar un cigarrillo. De pronto, un ruido met?lico reson? en el lugar, y el detective alz? los ojos. Un hombre vestido de negro, de cabellos largos y ojos verdes estaba parado en la escalera de servicios de un edificio, con el rostro asustado por la escena llena de polic?as.
?? ?R?pidamente, el morocho volte? hacia las escaleras, para volver a subirlas con m?s velocidad que antes, mientras el detective se lanzaba a la carrera. Logr? trepar el primer escal?n con suma agilidad, pero a pesar de que sub?a de a dos los siguientes, la escalera se bamboleaba tanto que disminu?a la velocidad por el miedo innato a caerse sobre los desperdicios. Un paso doble, luego un salt?, se apret? contra la pared, y termin? llegando a la azotea justo cuando la escalera parec?a desatornillarse del muro.
?? ?Sac? su pistola tom?ndola con ambas manos, estirando los brazos hacia abajo y agudizando los sentidos. La azotea parec?a resquebrajada por el intenso sol, pero tan vac?a como un desierto. Lleg? hasta una puerta que llevaba al interior, pero parec?a sellada. Caminando atento y cercano a las paredes, revis? todo el lugar, hasta que se percat? de que hab?a perdido al sospechoso.
?? ?Volviendo hacia la escalera de servicio, guard? el arma mientras se preguntaba c?mo lograr?a bajar. Adem?s, iba a tener que encontrar al chico que vio correr, pero nadie lograr?a tener una buena descripci?n de ?l.
?? ?Suspir?. Ese ser?a un caso dif?cil.


?? ?La puerta de la casa de Alan se abri? con un azote, y ?ste la cruz? corriendo sin preocuparse por cerrarla. Cruz? el hall de entrada corriendo, volvi?ndose a patinar justo en la base de la escalera, parti?ndose el labio inferior. Sin preocuparse, se puso de pie y comenz? a subir corriendo, empujando al chofer que iba bajando las escaleras.
?? ?Lleg? a su pieza, azotando nuevamente la puerta, para luego cerrarla con llave y evitar que la mucama que hab?a intentado seguirlo, pudiera entrar. Empuj? la silla de la computadora, y mientras la prend?a, unas palabras circulaban su mente: ?l lo conoc?a, lo hab?a visto.
?? ?Abri? la p?gina de la Interpol en internet, y buscando la lista de los mafiosos m?s buscados del mundo, ah? lo vio: los mismos ojos verdes y el cabello renegrido. Su nombre era el antag?nico perfecto para los m?s de cien cr?menes que hab?a cometido, y los asesinatos que hab?a causado.
?? ?- Me va a matar -susurr?.

?

Bueno, esto ha sido todo por hoy. ?Qu? les ha parecido? Much?simas gracias por pasarse, y me va a encantar poder leer un comentario de ustedes. Gracias, y nos estaremos leyendo en el pr?ximo art?culo. ??xitos!


<@[email protected]> Comentarios:

S?bado, 11 de septiembre de 2010 | 22:21
WOW!!! qué capítulo, casi me matas de la impresión. Que buenas descripciones has hecho. Adoro tu forma de relatar los hechos, me llevas de la mano por la hirtoria. Te felicito.
Autor: jime_wonka
Martes, 14 de septiembre de 2010 | 19:39

Oh!! esta genial!!!
me encanta tu forma de escribir,sobre todo las descripciones X3.

Autor: BlueBrain
Mi?rcoles, 15 de septiembre de 2010 | 5:45
Como siempre, tus thilers son excelentes. Hasta ahora la historia es completamente insólita, no se puede comparar a nada. Espero con ansias el próximo episodio.
Mi?rcoles, 15 de septiembre de 2010 | 11:46
Gracias por leerme chicos, me alegro que les haya gustado. Intentaré postear más a tiempo.
Jueves, 16 de septiembre de 2010 | 20:07

wuaw son realmente impactantes las descripciones del asesinato, fue lo q mas me gusto del cap, como podia uno imaginarse facilmente la desesperación de la victima y la sangre fria del asesino. muy buen cap.

Autor: Astrid
Martes, 21 de septiembre de 2010 | 16:01
Demasiado super thunder ya con este me enganche, quiero ver que hará Alan

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+