cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Viernes, 07 de mayo de 2010

~Into The Music~

¡Buenas a todos! ¿Cómo andan? Les comento que ya estoy desestresada puesto que rendí y aprobé otra materia, así que me pude dedicar tranquila a escribir la historia. Como verán, empieza la segunda parte de "Into The Music" y el día de hoy está casi completamente centrado en dos personajes nuevos Dan y Pablo... no son demasiado centrales, pero creo que el capítulo de hoy se los merecía. En fin, gracias por pasarse, y los dejo con la lectura:


El ambiente de esta aula es perfecto: una suave música de la guitarra que flota en el aire inspirando e intentando elevarme con su cálido decir. El problema, es que Pablo no deja de cortar la verdadera música con el lío de su batería. ¡Por mi guitarra que es horrible ese ritmo!
    - ¡Basta! -le digo- ¡Que no me dejas pensar!
    Y sin molestarse demasiado, hace un redoble y cuelga el último golpe en un platillo, dejándolo resonar con su ruido metálico, mientras yo siento que me vibran los dientes. Pablo se me ríe, pero yo vuelvo a agachar la cabeza y a comenzar la misma melodía de antes, intentando encontrar una respuesta a esos pensamientos que tanto me perturban.
    - Necesitaremos un buen pianista -se queja Pablo-. ¿Ya pensaste en alguno?
    Niego con la cabeza.
    - Como pensar… -comento, mirándolo cansino-. Ya hablé con los cuatro mejores que conozco, y todos me han dicho “lo siento, yo no toco esas cosas…”, para después irse y dejarme.
    Suspiro, pero pronto comienzo a desesperarme, así que me despeino, mientras comienzo a hablar un poco más fuerte.
    - ¿Y a otro no se te ocurre? -me pregunta, con mirada maliciosa. ¡Como si no me hubiera matado la cabeza pensando, yo!
    - ¡Necesitamos a uno de los mejores! -le comento.
    Sin decir nada más, me pongo de pie y me acerco hasta donde dejé la funda de mi amada, para después agacharme y comenzar a guardar la guitarra. Cuando termino, Pablo me mira meneando la cabeza mientras se ríe, y yo le pregunto con los ojos qué le pasa, pero no me responde. Me cuelgo la guitarra en las espaldas, y me dirijo hacia la puerta.
    - ¿Si no conseguimos pianista, no vamos a poder tocar en el encuentro de fin de año, verdad?
    - Exactamente -agrego.

*

    Dan se está volviendo un amargado que ya no entiende los chistes. ¡Ni que fuera una mujer! Se me escapa una risita de pensar eso, porque sé lo traumado que está él con eso. ¡Y cómo para que no! Vive sólo en su casa con su madre, sus cuatro hermanas, su abuela y su tía… es lógico que le tenga miedo a ser un tanto… “delicado”. ¡Y a mí, me encana torturarlo con eso!
    Vamos caminando por un pasillo de la facultad, y ahora que miro a mi izquierda, la pared está llena de cuadros con las fotos de los miembros de la universidad que ganaron el Encuentro de Medio Año del Conservatorio, en todas las disciplinas. ¡Ya se! Otra risita perversa se me escapa de la boca, pero cuando Dan me mira, volteo rápidamente hacia los cuadros.
    Aquí están justamente los de piano. Y ahí está la diosa intocable con rostro de porcelana y ojos de hielo: Raven. Creo que ya es famosa en el Conservatorio, sólo por el temor que inspira pararte al lado de ella. Aunque… ¡Ya lo tengo! Esta chica, si bien es terrible de carácter, recuerdo que ganó tocando una canción de Quen… eso quiere decir, seguramente, que estaría dispuesta a tocar lo que nosotros queremos, aunque tendríamos que convencerla, y…
    Dan acaba de estornudar. ¡Esto me va a hacer reír mucho!
    Rápidamente le pego un codazo, y tras guardar su celular en el bolsillo del pantalón, me mira interrogándome con la mirada. Yo sin decirle nada, le señalo la foto de Raven, y veo que se pone pálido. ¡Obviamente! Si es una diosa como se ve en esa foto. Está sentada al piano de cola, con el cabello rojo suelto cayéndole sobre los hombros, y se alcanzan a ver sus ojos celestes, creando ese contraste que siempre la ha definido. Pero Dan, se acaba de quedar helado.
    - Linda ¿no? –le pregunto.
    - Lindo demonio -me contesta.
    ¡Listo! Ahora sé con qué puedo atacarlo.
    - ¿Y por qué no le preguntas a ella? -agrego-. Ganó tocando Queen, y es muy buena.
    - ¡Estás loco! -espeta, comenzando a ponerse nervioso-. ¿No sabes el mal carácter que tiene? Dicen por ahí que con una sola mirada te petrifica.
    Se ha puesto nervioso, la verdad, y le tiembla la mandíbula. ¡Qué loco que es! Pero si me empiezo a reír ahora, no voy a poder decirle nada. Pero… ¡mentira! Pensé que iba a ser imposible encontrarla, pero ahora mismo la veo que viene caminando hacia nosotros. Le doy otro codazo a Dan, pero él se la queda mirando a los ojos.
    Ella viene como si nada, tranquila y con la mirada perdida en algún sitio, pero cuando sus ojos se cruzan con los míos… ¡Demonios! ¡En serio que da miedo! Es tan hermosa como terrible, y no sé si vamos a poder convencerla. Dan también se ha quedado quieto: no vaya a ser que nos movamos y nos vuelva a mirar así.
    - ¿Ves que es imposible? -Dan está nervioso, porque ahora me habla alto-. ¡A ella jamás le voy a preguntar!
    Comienza a caminar hacia la dirección desde donde veníamos. ¡Pero no se lo permito! ¡Nos vamos a quedar sin tocar! ¡Yo también quiero molestar a los jueces tocando rock cuando todos van a tocar algo clásico! Rápidamente me encamino hacia donde se va Dan, y cuando llego a su lado, comienzo a hablarle.
    - Dan, con sólo ese tema podríamos impresionar al jurado -comento.
    - ¿Y qué importa? -responde, enojado-. La parte de piano no es fácil.
    - Bueno, pero esta colorada no se ve tan terrible -¡mentí!
    - ¡Es terrible! -ahora sí que se ha enojado.
    Bueno, viendo y considerando su actitud, usaré mi último recurso.
    - Qué cansador que eres -comento-. ¡Pareces una damisela asustada!

*

    ¡Qué! ¡Pero cómo se atreve…! Yo soy lo más masculino y decente que hay, y ni mi madre, ni mi abuela, ni mi tía, ni mis cuatro hermanas lograran hacerme ver más delicado. ¡Por mi guitarra que soy bien hombre!
    - ¡¡Yo no tengo nada de mujer, ni me veo como una!! -le grito, señalándolo.
    Ahora que me doy cuenta, toda la gente que cruzaba por el pasillo me está mirando y cuchicheando de una forma muy burda. ¡Pero es la verdad! Veo que Pablo comienza a reírse a carcajadas, y no puedo evitarlo descontrolarme.
    - ¡Vas a ver, maldito, que te consigo esa pianista!

*

    ¡Uh! ¡Qué molestia! Ahí ya veo venirse al tonto ese que se me quedó mirando en el pasillo. Encima viene encaminado hacia aquí… ¿Qué querrá? Por lo pronto, me enfoco en mi libro, a ver si mi desinterés lo aleja, que quiero un rato de paz.

*

    Ahí la veo. Está reclinada en una silla, sosteniendo el libro con la zurda, mientras que con la otra voltea una página. Tiene algunos mechones de cabello sobre su rostro, pero su piel resalta tan blanca y hermosa; encima tiene puesto una blusa verde oscura y le queda fantástico a su color de piel. ¡No puede ser más linda! Pero demonios… ¡Qué mirada! Aún puedo ver los ojos de la bestia con los que me miró en el pasillo.
    Mejor vuelvo con Pablo y le digo que no la pude convencer. ¡Es imposible! Pero… ¡Ese maldito bastardo! ¡Me dijo que era una damisela! ¡Qué me importa! Yo voy y le hablo, total más allá de pisotearme como a un insecto y abandonarme como un huérfano a su suerte, ella no hará.
    Me encamino lo mejor que puedo, manteniendo mi postura, pero al pararme al otro lado de la mesa donde ella está, ni siquiera me mira. ¿Qué hago? ¿La llamo?
    - ¿Raven…?
    Mi voz se perdió como en un murmullo, pero ahora tengo a los ojos de la bestia mirándome fijamente de nuevo. ¿Cómo demonios se las arregla para ser tan terrible? Bueno, fuerzas Dan, fuerzas hombre. Tengo que comentarle.
    - Mira… estoy reuniendo un grupo de músicos para tocar en el Encuentro Anual de Grupos del conservatorio -empiezo, pero ella sigue con la mirada impertérrita-. El punto es que queríamos tocar “Mondance” del grupo Nigtwish, no sé si conoces… -guardo silencio, pero ella no responde-. Necesitamos a un pianista de lo mejor para que lo toque.
    De pronto, su mirada se relaja y ella cierra el libro, guardándolo en su cartera. ¡Se va! ¡Me muero! Sabía que me iba a dejar plantado y que…
    - Nightwish me gusta mucho -comenta.
    ¿Qué? ¡Milagro!
    - ¿Eh? -¡no puedo creerlo!- ¿Quieres tocar con nosotros?
    - Si -responde.
    - ¿En serio?
    Esta vez me mira con un gesto de hastío y no puedo creerlo. ¡Lo conseguí!
    - ¿Tienen un arreglo ya hecho? -me pregunta.
    Por unos momentos me quedo en blanco, pero sé que debo responderle.
    - No, aún no… -¡qué tonto que soy! ¡Invitarla sin tener un arreglo!
    - Bueno, yo tengo un amigo que puede hacer un excelente arreglo.



Bueno, esto ha sido todo por hoy. Muchas gracias por leer la historia y aprovecho para recordarles que hay votaciones nuevas sobre la historia, si quieren dejar su opinión. Gracias una vez más, y nos estaremos leyendo en el próximo artículo. ¡Éxitos!

Tags: literatura, música, novela, historia, comedia, drama, romance

<@[email protected]> Comentarios:

Viernes, 07 de mayo de 2010 | 19:47
jajajaja s? que lo sorprendi?!!! Y no voy a negarlo, me sorprendi? a m? tambi?n que aceptara tan r?pidamente, ahora s?lo falta ver la reacci?n de Dante cuando se entere. Buenisimo el cap?tulo.
Autor: jime_wonka
Viernes, 07 de mayo de 2010 | 20:50
Me gust? el cap?tulo, Dan me pareci? gracioso y tambi?n me sorprendi? como Raven acept? tan r?pido!!!
Autor: BlueBrain
S?bado, 08 de mayo de 2010 | 5:12
Esto parece que va complicandose. Dante tendr? un ataque cuando se entere. Raven me sorprende en cada cap?tulo nuevo. Muy buena la historia, como siempre es impredecible.
Autor: Aldair_88
S?bado, 08 de mayo de 2010 | 6:08
Ke buen cap?tulo. Raven tiene un lado m?s humano del ke muestra. Dese ver ke piensa Dante de esta uni?n de Raven al nuevo grupo. ?Seguro, m?s celos!
Los felicito, chicos.
Domingo, 09 de mayo de 2010 | 12:55
Hola Thunder!El capitulo lo le? el d?a que lo colgaste.Estoy m?s pendiente de lo que parece!xDPero no sab?a que comentar,as? que antes de escribir tonter?as mejor callar.
Hoy me siento m?s ?gil(mentalmente).Te cuento,me sorprendi? mucho que R.sea realmente tan escalofriante,que todos le tengan miedo.Con este capitulo,ya me hice una idea bastnte m?s perfilada de ella.Y lo que quiero ver ahora,es la reacci?n de D..No estoy segura si se pondr? como de costumbre o le gustar? que toque en el grupo
Domingo, 09 de mayo de 2010 | 12:56
Fue una idea acertada hacer el capitulo. Hablar as? de otros personajes le da m?s magnitud a la historia, m?s volumen. Deja de ser la historia de R. Y D. para ser un mont?n de vidas que se cruzan.

Me gust?, aunque no comentara en su momento.
Un saludo muy grande!!

Lara

Pd: A veces se me quedan cortas los 500 espacios.:S
Lunes, 10 de mayo de 2010 | 9:42
??Chicos!! Me alegro que este cap?tulo -que era m?s de "transici?n"- les haya gustado!! Se que Dan puede llegar a ser muy gracioso, pero Dante es insuperable. En fin, gracias por pasarse y comentar!
Lunes, 10 de mayo de 2010 | 21:55
jejeje es un capitulo muy divertido y el miedo q genera raven es totalmente conocido en la facultad, aunq hay mas de ella q esa barrera q muestra q poco a poco podemos conocer, muy buen cap me gusto como quedo.
Autor: Astrid
Jueves, 13 de mayo de 2010 | 19:52
nightwish <3 q genial!
Raven no es ta mala como creia :3 jajajajajajaa
me encanto el cap me cae bien el pobre Dan
wiii esperare el pr?ximo ^^
Jueves, 13 de mayo de 2010 | 20:28
Pues Raven tiene muchas cosas ocultas, que espero que les gusten a todos. Gracias por pasarse!!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+