cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Viernes, 30 de abril de 2010

~Into The Music~

¡Buenas, buenas! El día de hoy les traigo otro capítulo de "Into The Music". La verdad que por partes me ha causado mucha gracias. Les agradezco a todos los que se pasaron por el blog para leer el artículo del día de los animales, porque la verdad es que es algo muy importante para mí. Espero que pasen un buen finde, que les guste este capítulo, y que me dejen comentarios. Ahora sí, los dejo con la lectura.


Raven sube las escaleras tranquila, mirando sus premios de una forma que nunca había visto… es como si ahora estuviera calmada y sosegada, sabiendo que con su elocuencia pudo conquistar ese fantástico premio. Y yo estoy aquí, tan ajeno, tan alejado de ella…. Quisiera felicitarla en la forma adecuada, pero no sé cómo hacerlo. Quisiera estrecharla entre mis brazos, y poder sentir su respiración acompasada a la mía, tan real como en mis sueños.
    Y sin darme cuenta, ella ya está por pasar al lado mío, pero yo no la voy a dejar ir tan rápido. Le tomo de la mano suavemente, mirándola a los ojos, para después tirar de su muñeca hacia mí. Raven no reacciona y ahora la tengo entre mis brazos. Seguramente, estoy con una sonrisa de tonto en mi boca, pero no puedo evitarlo… y menos cuando puedo sentir tan claramente su corazón latiendo tan cerca de mi pecho. Me acerco hacia su oído, para susurrarle unas palabras.
    - Felicitaciones, Raven -le digo, reuniendo fuerzas-: eres la mejor.
    Y sin más la suelto, y ella se mueve rápido.
    ¡Oh por dios! ¡Qué acabo de hacer! ¡Raven me matará cuando recobre el juicio! ¡Pero lo que es peor, son las bromas que me va a hacer Aurora! Y ahora, mientras caigo desfallecido de sólo pensar la tortura que me proporcionará Aurora, veo que ella está hablando con mi Raven, mientras el flaco estirado del pianista, las observa desde su lugar. ¡Te gané de mano, soquete!

*

    ¡Increíble! Jamás en mi vida pensé que Dante fuera tan valiente para hacer eso, puesto que Raven tiene algo que se llama “no me toques”, puesto que odia que se le acerquen. ¡No sé cómo hizo! En fin, ahora que él ganó, seguro que ella lo va a mirar un poco más… o al menos, eso quisiera creen. ¡Ya sé! Se me acaba de ocurrir una idea, así que mientras felicito a Raven, voy a tratar de lograr mi cometido.
    - ¡Felicitaciones primita! -le digo, y ella me mira con su habitual cara de porcelana, puesto que sé cuánto odia que le diga así-. Ahora que tenemos dos ganadores, deberíamos ir a festejar.
    Y mientras digo eso, piso oportunamente a Dante, que suelta un grito.
    - ¿Verdad Dante? ¿Te vienes? -agrego, insistente.
    Pero sin saber de qué se trata, quizás atento por mi pisotón, Dante asiente.
    - ¡Perfecto! -concluyo-. ¿Vamos al café de acá enfrente? ¡Dale, Raven!
    - Si no hay otro remedio… -suspira, sabiendo que no se va a escapar de esto.
    Sin embargo, en cuanto miro a Eric, el hace un paso atrás.
    - Lo siento, yo no puedo -comenta-. Nos vemos.
    Y sin decir más nada, se da media vuelta y se va, mezclándose con el tumulto que ahora va saliendo del Segundo Auditorio. ¿Por qué eres así, Eric? Siempre que le hablo se va, se esconde y me ignora. ¿Seguirá enamorado de Raven? Sé que no puedo compararme con ella, pero tampoco debería actuar de esa forma… ¡Qué tonto que es!
    ¡Ah! ¡Maldita sea, ahora necesito despejarme! ¡Dante…! Rápidamente le echo una mirada, y el comprende lo que quiero decir: “sé lo que acabas de hacer”. Y para mí pronta venganza, agacha la cabeza y se mira las manos, para después ponerse de pie rápidamente. ¡Ay, Dante! ¡Cómo te voy a hacer sufrir!

*

    - Aprovechemos a salir ahora -les digo, interrumpiendo sus pensamientos.
    Aurora sigue delante de mí, y Dante se acaba de poner de pie, así que cuando veo un hueco entre la poca gente que ahora queda en el lugar, me encaminó por ahí, escuchando que Aurora y Dante me siguen. Ella le va hablando… ¿sabrá sobre qué escribió Dante? Seguro algo que le daba vergüenza mostrar, pero no puedo evitar sentirme curiosa.
    Me muevo ensimismada en mis pensamientos, cuando a la salida del auditorio Aurora me llama, y se acerca hacia mí tirando a Dante del brazo. Lo mira y lo despeina, pero él sacude la cabeza y vuelve a acomodarse el cabello negro, como si nada.
    - ¿Qué les parece salir a bailar este fin de semana, para festejar ambos premios? -comenta ella-. Quizás podríamos ir a Dietrich, la disco esa que está en…
    Aurora sigue hablando, y no puedo evitar intentar imaginar cómo se vería Dante bailando, con ese cuerpo musculoso que tiene.
    - Me encantaría -le digo, puesto que a mí me encanta bailar.
    - ¡Genial! -responde Aurora-, entonces…
    Pero sin seguir, se frena en seco al igual que yo, tras ver la cara de Dante. Ahora precisamente recuerdo que él odia ir a bailar… o al menos, eso es lo que nos ha dicho. Casi en sincronía Aurora y yo miramos a Dante, pero él nos mira ora a una, ora a la otra, y niega con la cabeza.

*

    ¡Que molestia! ¡Aurora de esta no te salvas! Yo había pensado que podría estar con ella, pero ahora veo que va a ser imposible. ¡Qué odio que me da! Todo el esfuerzo de ganar el premio y luego pasar unos momentos con ella comentándolo, planeando una estrategia para acercarme, ahora se han ido por la borda. ¡Pobre de mí!
    Miro a Aurora con ganas de matarla, negando con la cabeza, pero al ver a Raven no puedo evitar sentirme nervioso. Sus ojos están extraños. Tiene el cejo tan levemente fruncido que si yo no estuviera todo el día mirándola hasta memorizar sus facciones, no me hubiera dado cuenta. Me mira fijo, sin perderse uno de mis movimientos; pero lo que más me extraña, es ese brillo raro que tiene. ¿Estará preocupada? ¿Querrá que vaya con ellas? Sin embargo, un tronco baila mejor que yo, y no voy a hacer el ridículo de esa manera, y menos desde la vez que la vi bailar.
    - Lo siento, no puedo ir… -murmuro-. Nos vemos.
    Y sin decir nada más, me alejo lamentándome.

*

    Tras la decepción inicial, la semana pasó y estamos en Dietrich. Sin embargo, toda mi imaginación se esfumó. Me hubiera apostado mi piano de media cola a que Aurora podía convencerlo de que viniera, pero veo que le fue imposible. ¡Qué molestia! Encima cerca de esta baranda huele a cigarrillo, qué asco.
    La disco es bastante alta, al punto de que tiene un entrepiso que rodea a la parte baja, con un ancho pasillo y barandas, desde la cual se puede ver la pista completa. Se ve un pequeño escenario, el lugar el DJ, y muchas pequeñas torrecitas bastante bajas, donde puede bailar la gente. Usualmente miro a todos, pero hoy no siento ese deseo.
    Miro hacia la derecha esperando ver a mi prima, y efectivamente viene, con el cabello lleno de bucles como se lo arregló para salir, el top trepándosele sobre el ombligo, y una bebida sin alcohol en cada mano. Viene con una sonrisa… ¿habrá visto a Dante? Cuando se acerca, me tiende un vaso, y yo le doy un sorbo, mientras la miro interrogante.
    - ¿Qué te pasó? -pregunto.
    - ¡Hay un dios allá abajo! -me espeta, pero yo pierdo rápido el entusiasmo.
    ¡Quería ver a Dante bailar, no a cualquier tipo aleatorio de la disco!
    Sin embargo, Aurora me tira de la camisa corta que tengo puesta, y luego me señala la pista. ¡Ah, sí! Esta vez no se equivocó, realmente es un dios. Es rubio, alto y de contextura magra, y va vestido con unos pantalones increíblemente ajustados, botas negras, y una camisa negra desprendida hasta la mitad del pecho. Está arriba de una de esas torrecitas, bailando mientras se toca el pelo y se menea increíblemente. ¡Qué buen panorama!
    - ¿No lo reconoces? -me grita Aurora al boliche, ensordecida por la música de alto volumen.
    Vuelvo a mirar al joven, recorro su cuerpo con mis ojos, y niego con la cabeza.
    - ¡Es el profesor de Historia del Arte de Dante y mío! -me dice.
    Vuelvo a observarlo con detalle, pero el sólo hecho de sentir nombrar a Dante, me enfurece. ¿Por qué se puso así cuando me dieron el premio, si después me iba a dejar? ¡Qué molesto, tonto, tonto! ¿Por qué no vino a festejar, si él también ganó? Un suspiro se me escapa de la boca, mientras veo bailar a ese dichoso profesor.
    - Aurora, no me esperes -le digo.
    Y bajando las escaleras, me dirijo hacia donde esta ese rubio. ¡Qué molestia! ¡Me enoja pensar tanto en Dante! Pero lo que más me molesta, es que me tocara.

*

    - ¡Raven! ¿A dónde vas?
    Por más que grito no alcanza a escucharme en el tumulto, y la veo bajar las escaleras. Como si nada se cruza toda la pista, sólo para llegar a donde está el rubio, y comenzar a bailarle. Se mueve como una serpiente, enroscándose y atrayéndolo, haciéndolo desear.
    Miro mi reloj, y me sorprendo: pasaron sólo cinco minutos, y ya se están yendo juntos. ¡Qué envidia! Yo nunca tengo esa suerte con los hombres.



Bueno, esto ha sido todo por hoy. Muchas gracias por pasarse por mi blog, y nos estaremos leyendo en el próximo artículo. ¡Se cuidan!

Tags: literatura, música, novela, historia, comedia, drama, romance

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: BlueBrain
S?bado, 01 de mayo de 2010 | 8:28
?Dante! Es el personaje que m?s me gusta. Ahora que Raven est? pendiente de ?l, a ?l le da timo bailar, pero que tonto. Me sorprendi? que ella se fuera con el profe, quiero ver como sigue esto.
S?bado, 01 de mayo de 2010 | 10:55
Que buen cap?tulo. Me defraud? un poco Dante, podr?a haberlas acompa?ado auqneu no bailara, me parece que Raven se sinti? dejada de lado. Tampoco me esper? ese final, que ella se fuera con el otro. Me dejaste con una espina de dudas clavada. Espro el pr?ximo. Est? buenisima la historia.
Domingo, 02 de mayo de 2010 | 17:34
Wow...!! Como han dicho m?s arriba, SORPRENDENTE FINAL! Nunca me imagin? ese lado de Raven. Dante,como siempre desesperante, excepto por el arrebato del principio. Al leer eso, casi veo la luz ?Dante se ha llenado de fuerza y decisi?n!! Solo fue una ilusi?n... Es un personaje, que aunque ahora me agrada, pienso que alg?n d?a podr?a llegar a detestarlo(con cari?o. xd). Es que me pone nerviosa tanta inseguridad.
Cada vez est? m?s interesante. Espero el pr?ximo capitulo!!
Saludo
Autor: Aldair_88
Lunes, 03 de mayo de 2010 | 6:26
Ke cap?tulo!!! Aunke Dante es exasperante, es mi personaje preferido. Tambi?n me sorprendi? la desici?n de Raven, pero se sinti? defraudada luego de crearse esperanzas con Dante.
Me encant? este cap?tulo. Espero con muchas ganas el pr?ximo. Te felicito, Trueno, una trama muy buena la ke est?s desarrollando, es imposible predecir lo ke vendr?.
Autor: Astri
Lunes, 03 de mayo de 2010 | 12:13
Gracias por avisarme! me la vivo en marte y no habia notado el nuevo cap XD

omg! nunca me imagine a Raven asi, aunque algo me dice que aquello solo lo hizo por amargura, pero sigue siendo inesperado

Tonto Dante hubiese ido a bailar, es un torpe, un torpe cute XD

esperare el proximo cap!

Que bueno que te gusto el dise?o ^^ yo me enamore de el <3
Autor: Astrid
Lunes, 03 de mayo de 2010 | 12:14
jo... escribi mal mi nombre
eso me pasa por andar sin desayunar jajaja
Lunes, 03 de mayo de 2010 | 17:39
Jejeje, era un final sorprendente, no pueden negarlo. Pero de todas formas, este es el fin de la primera etapa de "Into The Music"... ya sabr?n lo que pas? luego. ?Gracias por los comentarios!
Autor: jime_wonka
Lunes, 03 de mayo de 2010 | 20:55
O_O as? me qued? cuando le? el final!!!!!!!!!! waaa nunca lo cre? de Raven y Dante...mmm bueno, yo tamb?en hago eso contal de no ir a bailar!!! jajajaja
que buen cap?tulo.
Por cierto te afilio a mi segundo y nuevo blog, ojal? y lo visites: http://iam-writing.blogspot.com/
Y ahora si pude hacer el banner XD jajaja
saludos
Lunes, 10 de mayo de 2010 | 21:39
es un cap impactante, por como la historia da un giro, me gusta mucho la cantidad de sentimientos distintos, q el lector se encuentra y las variadas opiniones q se forman, creo q es un cap excelente.

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+