cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Mi?rcoles, 21 de enero de 2009

?Hola! ?No puedo creerlo! Mi musa est? inspirad?sima ultimamente... Este oneshot, se me ocurri? al escuchar una canci?n de Nightwish, y es parte de la historia que cuenta el otro OneShot, llamado "Ese Profesor". Tiene el mismo estilo de narraci?n, salvo que aqu? hay cuatro narradores (s?, un l?o), pero s?lo dos aparecen con frencuenta... Espero que les guste. Adem?s, se me ocurri? al fin c?mo completar la historia larga en la que estos OneShots est?n basados, as? que espero alg?n d?a poder escribirla... los dejo con el texto.


Nombre: "Ese Guitarrista", porque nuevamente es el desencadenante de todo.
Autora: yop, ThunderGirl_vw
G?nero: drama-romance-?comedia?
Dedicatoria: a mi mejor amigo, que siempre estar? en mi memoria.
M?sica: "Moondace" de Nightwish. Aunque en realidad, s?lo es para escuchar cuando est?n tocando en la historia, no es como "banda sonora" del oneshot. Espero que les guste.
Notas: cada vez que aparece un *, es porque cambia el narrador.
 



    Suspiro. Estoy en la sala de audiciones del Conservatorio, para ensayar para la muestra de la semana que viene, y se podr?a decir que -como m?nimo- estoy aturdido. A mi diestra, hay una flauta traversa, tres violines, una viola, un contrabajo, y una bater?a tocando cada uno su propio mundo, algunos afinando y el resto de los m?sicos hablando, sin mencionar que mi amplificador est? acoplando, y me est? desquiciando. S?lo el piano de media cola se mantiene abierto y con los micr?fonos cerca de sus cuerdas, mientras que mi muda guitarra el?ctrica sobre mis piernas, acompa?a su silencio. Estiro la cabeza intentando buscar con los ojos a Eric, pero vaya mi guitarra a saber d?nde se meti?.
    ?Es tarde! ?Raven ya deber?a haber llegado! Ahora, hablando de ella? me voy a hacer la pregunta que todo el mundo se hace: ?qui?n en su sano juicio le pone por nombre Raven a su hija, en pleno Buenos Aires? Est?n locos sus padres, realmente. Intento sacar mi celular del bolsillo de mi jean, justo cuando las puertas al otro lado de la sala se abren con un chirrido, y se vuelven a cerrar.
    Acaba de llegar ella.
    Raven es alta, apenas unos diez cent?metros m?s baja que yo, as? que debe llegar al metro setenta. Tiene el cabello de un color rojo oxidado largo hasta la mitad de la espalda, y su figura se viene recortando mientras baja las escaleras entre los bancos vac?os del p?blico, para acercarse al escenario, mientras camina serpenteando sus caderas con mucha gracia. Est? vestida con una blusa bord? que acent?a el color de su cabello, jeans oscuros y botas duende de color gris oscuro, que? Momento. ?Yo dije botas duende? ?Ah! ?Por mi guitarra! ?Mis cuatro hermanas, mi madre, mi t?a y mis dos primas me van a convertir en un afeminado! Me apoyo el instrumento contra el pecho, mientras me inclino hacia delante llev?ndome las manos a la frente, para tratar de recobrar la postura, y sacar los malos pensamientos de mi cabeza. Inmediatamente, al sentir los pasos de ella m?s cerca, vuelvo a alzar la vista. Raven tiene los ojos celestes claros, pero contrastan demasiado con su piel blanca y su cabello sangu?neo, d?ndole una expresi?n muy dura a su mirada, que -acentuada por la constante inexpresividad de su rostro- hacen que sus emociones sean indescifrables. Hay veces que me pregunto si esta chica tendr? sangre en las venas, o s?lo nitr?geno l?quido.
    En fin, est? subiendo al escenario, y acaba de fijar sus ojos en m?.

*

    Alzo la zurda y me acomodo la cartera sobre el hombro, para despu?s pasar los cuadernos en mi mano derecha hacia el otro lado, y tomar con esta la manija de la puerta. La bajo, cruzo el umbral, y cierro tras de m? con un quejido de la madera. ?Para qu? demonios se les paga a los conserjes si no pueden aceitar las bisagras? ?Hasta un imb?cil sabr?a c?mo hacerlo! Evito mostrar mi disgusto, y comienzo a bajar las escaleras entre los bancos vac?os, mientras observo el escenario: parece que ya est?n todos. A la derecha del escenario, est? Dan sentado en una banqueta alta con la guitarra el?ctrica sobre sus piernas, y parece que me mira. ?Qu? le pasar?? Veo que se lleva las manos a la frente, como recordando que olvid? algo, valga la iron?a.
    Llego hasta la ?ltima hilera de asientos, y comienzo a subir por la peque?a escalinata para el escenario, caminando hacia donde est? el guitarrista. Dan tiene el pelo casta?o oscuro, levemente ondulado siempre bien peinado, y ojos color caf?; no es una belleza -como el profesor de Historia del Arte- pero su sonrisa es bastante simp?tica y entradora. Intento no demostrar lo que pienso con mis gestos, y me acerco hasta quedar frente a ?l, mientras veo que fija sus ojos en m?, y me saluda.
    - Siento la demora -digo simplemente, m?s datos acerca de mi traves?a perdiendo el colectivo y luego buscando mi moto, son innecesarios- Veo que a?n no han afinado -comento a continuaci?n, observando al resto de los m?sicos, mientras los saludo con un gesto con mi cabeza.
    - Han intentado? -me responde, y vuelvo a observarlo- Vamos a tener un peque?o p?blico hoy, me pidieron que por favor los dejara escuchar?
    Giro lentamente hacia mi derecha hacia donde me indica, y veo a dos siluetas de rubios cabellos sentados casi a la mitad de la fila de asientos, justo al medio del lugar. La figura de la derecha parece sonre?r al verme, y alza su mano sacudi?ndola y salud?ndome, mientras sonr?e y me gui?a un ojo. Es Aurora, ah? el porqu? tanta efusividad. Muevo mi diestra s?lo un poco hasta que queda a la altura de mi cuello, y la agito brevemente respondi?ndole al saludo; me pregunt? qui?n ser? la otra persona. Ahora que me fijo en detalle entrecerrando los ojos, Aurora me gui?a el ojo derecho inclinando levemente la cabeza hacia mi izquierda, indic?ndome a esa persona con delicadeza. Muevo mis ojos hacia ese chico, y veo un cabello rubio cenizo, ojos verdes y unas facciones muy varoniles, que me miran un tanto indiferentes. ?Qui?n ser?? Mejor me fijo con detalle ?ser?? ?No puede ser! ?Es Dante! Agito mi mano levemente salud?ndolo, mientras sigo sin entender porqu? se ti?? el cabello de rubio; sin embargo, no le queda mal, y esto es una raz?n m?s para dejarlo en el primer puesto de mi lista de chicos pendientes. ?Es hermoso! Mejor intento mantenerme tranquila, no vaya a ser que mi gesto me delate.

*

Yo estaba muy c?modo sentado en la mullida butaca de este peque?o escenario, con mi libreta de anotaciones sobre mis piernas y mi l?piz trazando l?neas para matar el aburrimiento, cuando Aurora me asest? un codazo en el brazo, para despu?s mirarme con sus perforantes ojos caf?, indic?ndome a la silueta femenina que est? en el escenario, hablando con el ins?pido guitarrista ese; desde ac? no alcanzo a escuchar lo que dicen, pero veo que ella voltea y se nos queda mirando. Aurora eleva su mano r?pidamente y comienza a agitarla mientras la saluda, y yo me quedo sentado a su lado. ?Me reconocer?? S?, ya s? soy un tonto por haberme te?ido el cabello de rubio? pero si a Raven le gusta.
Oh, no. Me est? mirando fijo. ?No le gustar?? Frunce el se?o, y no tiene expresi?n en el rostro. ?C?mo hace? ?Tiene esa piel de porcelana porque nunca siquiera sonr?e! Y yo, encima? ?Ah? ?Me saluda! ?ME SALUDA! Sonr?o levemente y hago un adem?n con la cabeza, mientras tambi?n agito mi mano dos segundos, cual colegial enamorado. Sin embargo, otro nuevo codazo me vuelve a dislocar el codo, y volteo hacia mi izquierda para observar a Aurora que me gui?a un ojo repetidamente con cara maliciosa, mientras sigue d?ndome codazos m?s suaves. ?Qu? indiscreta! Tengo que hacer una nota mental para desquitarme.
- ?Hey, gata!
??Pero qu? dem?!? Un chico alto de cabellos negros lacios atados en una coleta en su nuca, acaba de llegar al escenario, con un atril con partituras en la diestra, y lo apoyo en el piso. ?A qui?n le grit? eso? ?No me digas?! Raven volte? a ver llegar a este joven inescrupuloso que no conoce el terror de las miradas de hielo de esa chica, y aparentemente ese alarido era un saludo hacia ella. ?Y lo peor de todo es que mi pelirroja le est? sonriendo! ?Puede sonre?r! Creo que no soy el ?nico anonadado aqu?, porque lo peor de todo, no es el hecho de que ella le haya sonre?do -debo aclarar que su sonrisa es hermosa- sino que ahora camin? unos pasos hacia ?l, y lo abraz?. ?Lo abraz?! ?Raven!
Voy a morir. Estos son mis ?ltimos pensamientos, yo?

*

    ?Yo sab?a que ten?a que traer a Dante a este ensayo! En cuanto vio que Eric lleg? al escenario y salud? a Raven, se puso p?lido como si la sangre le hubiera dejado de fluir, y de no ser porque tiene huesos, seguro que ya se hubiera derretido en el asiento. ?Qu? divertido que es! Tengo que aplaudirme a m? misma por haberlo tra?do, y m?s despu?s de que se ti?? el cabello por lo que le cont? del profesor de Historia del Arte. ?No puedo creerlo! Encima ahora Dan y Raven est?n hablando con Eric, y parecen divertirse. Giro mi rostro hacia la derecha para ver a Dante, y veo que no pierde ning?n movimiento de lo que hacen? creo que ya me he asegurado la diversi?n para este ensayo.
    Lo codeo despacito mientras me reclino sobre el respaldar, y me inclino hacia mi derecha, para poder ver bien con detalle la cara de este antes-morocho-ahora-rubio que tengo a mi lado. ?Qu? miedo que tiene! ?Deber?a sacarle una foto! Mejor me calmo. Adopto mi gesto de confidencialidad, y veo que me observa. Aurora, calma, calma? no lo eches a perder.
    - Hey, Dante? -le digo, casi susurrando, y ?l frunce el se?o- ?Sab?as que Eric es el mejor amigo de la infancia, de Raven? Siempre est?n juntos desde chicos?
    Traga saliva, perfecto. Sin embargo, finge fastidio y vuelve a clavar su vista en el frente, observando como ahora Raven est? intentado ayudar a afinar los violines, mientras Dan y Eric revisan la distorsi?n que le han puesto a la guitarra el?ctrica. Dudo que le interese ese panorama. Se muerde el labio. ?Me voy a morir de la risa! Pero a?n lo mejor no llega? tengo que seguir dici?ndole algunos detalles.
    - No te gastes, no me interesa -me responde, seco.
    ?Cay? en mi trampa, justo donde lo quer?a! Contin?o mir?ndolo, lista para revelarle la informaci?n que seguro le va a caer como una bomba.
    - Te comento, simplemente? -acoto, como si nada- ?Sab?as que Eric fue el ?nico novio formal que tuvo Raven? -hago una mentada pausa, s?lo para controlar la risotada que estuve a punto de soltar, al ver la cara que puso Dante, y contin?o mi trabajo- Encima siempre tocan juntos? -me vuelvo a acomodar en mi asiento.
    Primera parte, lista. Ahora tengo que hacerlo caer en la otra trampa.

*

    ??Novios!? Voy a morir, estoy muerto? ya fallec?
    Aunque sin embargo, ahora que me fijo bien, con este tal Eric s?lo lo salud? con un abrazo, pero retom? inmediatamente se inexpresividad habitual. Sin embargo, con ese guitarrista est? hablando mucho. Incluso veo que ?l se acerca mientras miran una hoja. ?Ah, lo voy a matar! ?Acabo de volver del infierno y lo voy a asesinar con mi lapicera de tinta! Otro codazo. ?Qu? querr? ahora Aurora? Justo cuando me estaba volviendo el coraje al cuerpo, y?
    - ?Nunca te dije? Raven tiene preferencia por los guitarristas -me susurra, y vuelve a su posici?n, ignor?ndome.
    ?Lo odio! ?M?s que al imb?cil del profesor de Historia del Arte! Me recargo en el asiento apretando el apoyabrazos con mis manos, y me decido a observar el ensayo, para ver qu? es lo que est? pasando. Yo, soy de ver para creer. Ahora? ?de qu? tanto hablar?n?

*

    - No, en esta parte de la cadencia, se mantiene las notas largas de la viola, y entran todos de nuevo con la bater?a? -le explico.
    Dan mira la partitura, y le hace un gesto a Eric para que se acerque y le pasa el papel. Todo esto se debe a que el tema elegido es ?Moondance? de una banda de rock que le encanta a Eric, y el cual nos hizo este arreglo para que lo toc?ramos? s?, en un Conservatorio de Arte, donde lo ?nico que te dejan tocar, es m?sica cl?sica. ?Va a ser muy divertido ver la cara del jurado cuando nos escuche tocar esto! Pero la verdad, es que el arreglo que mi mejor amigo hizo es excelente; el problema, es que el tema es complicado, y este ya es el quinto ensayo. Vuelvo a la realidad cuando Dan parece entender la explicaci?n de Eric, y me devuelve la partitura.
    - ?Eric! -lo llama- ?Nos diriges?
    Me busca a m? con la mirada, pero yo ya estoy sentada frente al piano de media cola, intentando deducir c?mo demonios voy a mantener una partitura de ocho hojas, en el atril del piano, donde como m?ximo entran tres hojas. ?Ah! ?Qu? frustraci?n! Calma, Raven, calma? Acomodo las hojas en la carpeta de folios transparentes, y me conformar? con ir volteando las hojas mientras toco: al menos me s? la mitad de memoria.
    - Si quieren? -responde Eric.
    Sin m?s, se acomoda el atril delante de todo, mirando a todos de frente, mientras aplaude para llamar la atenci?n. Milagrosamente, las tres arp?as que tocan los violines se callan y lo miran embobadas mientras ?l explica detalladamente las partes de la obra. Despu?s, comienza a dar indicaciones del tiempo, y algunas ideas para la bater?a, junto con recomendaciones de que debemos escucharnos, y entre quienes debemos coordinar mejor las diferentes partes del tema. Dan me hace un gesto y muevo mi rostro para verlo, y me muestra el ?ndice y anular de la diestra extendidos; s?, en la segunda parte tenemos los acordes base juntos, as? que asiento, y le marco un cuatro con mis dedos extendidos, y ?l asiente tambi?n, porque en esa parte es algo similar.
    Se arma un ligero barullo, y Eric vuelve a aplaudir.
    - ?Revisamos la afinaci?n! -dice, mirando la partitura- La flauta con un La cinco, contrabajo y violines arpegio de La menor con todas las cuerdas, guitarra y piano acorde de La menor, con el La cuatro. ?Pablo! -le dice al baterista- Abstente?
    Se r?en cuando Pablo hace un redoble y deja colgando el platillo, comprendiendo que ?l no afinar?. Volvemos a mirar todos a Eric que marca un tiempo de cuatro negras, y tocamos y mantenemos las notas que nos dijo. ?Dios! ?La arp?a n?mero dos de los violines, cambi? su instrumento por el chirrido de una puerta de tugurio! ?Esta mujer tiene cepas en los o?dos o qu?? No, ah? est? el punto. ?No tiene o?dos! Suspiro de cansancio moral, y veo a Dan que se muerde los labios, mientras revolea los ojos, y yo asiento conteni?ndome la risa, porque la arp?a n?mero dos, es bastante insoportable de car?cter. Lo ?nico bueno, es que quiso tocar este tipo de m?sica. Eric vuelve a su posici?n delante del atril, y tras la indicaci?n, comprobamos la afinaci?n, y ahora est? perfecta.
    - ?Bien! Empieza el s?lo de piano, recuerden lo que hablamos? -me mira- Te marco cuatro, Raven, comienzas en el levare?
    Respiro hondo y suelto el aire, mientras me acomodo en el banco, posicionando mi pie derecho cerca del pedal del piano, y mis manos sobre el teclado sin tocarlo, lista para tocar. Lleva ambas manos hasta la altura de su pecho con los codos flexionados, manteniendo la derecha con los dedos estirados, mientras que la izquierda tiene el ?ndice elevado y los dem?s un poco flexionados, para darme las indicaciones. Marca el comp?s como un director, y en el cuarto tiempo?
    En el cuarto tiempo, el mundo desapareci?. Con mi diestra toco suaves las notas agudas marcando esas semicorcheas que parecen trinos, mientras la izquierda acaricia los graves. Es impresionante sentir la negrura que cubre todo, la paz y la tranquilidad que llenan mi cuerpo, dej?ndolo moverse lentamente, acompa?ando delicadamente la m?sica que toco. No necesito ver la partitura, la m?sica fluye lenta y tranquilamente en este s?lo de piano, y mantengo el arpegio del sutil acorde final, mientras todos estamos pendientes de las manos de Eric.
    Es ahora, entonces?

*

    Acaban de comenzar a tocar, o mejor dicho, acaba de comenzar el s?lo de Raven; Eric mueve la zurda dirigi?ndola con gracia, con la delicadeza que la obra se merece. Sin embargo, ella est? disfrutando de su mundo, y se ve. Yo lo veo. Se relame los labios con suavidad, mientras su cuerpo acompa?a levemente el gr?cil movimiento de sus manos de finos dedos y n?vea piel. Escucharla y verla tocar, realmente me hace sentir que las palabras fluyen en mi mente, listas para que las escriba. ?Al fin voy a sacar este horrible bloqueo de mi cabeza y voy a poder escribir algo! Me mantengo con la lapicera en la mano, y observo el movimiento de las manos de Eric, que se abren hacia fuera y se cierran marcando un leve c?rculo; volteo a ver a Aurora, pero antes de terminar mi movimiento, escucho un sonido de la bater?a, y mi lapicera se quiebra cuando al apret? al asustarme. ??Esto van a tocar en el Conservatorio!?
    Es exactamente la misma melod?a del piano de antes, pero ahora no s?lo que tiene m?s velocidad, sino que la guitarra distorsionada marca los acordes, mientras la bater?a acompa?a como si fuera rock -es lo que es, en realidad- y el contrabajo marca los bajos; los violines llevan la melod?a principal, y la flauta con la viola parecen mantener notas largas.
El piano sigue marcando los acordes, as? que giro mi rostro hacia Raven para verla tocar. Parece tocar acordes mientras acaba de dar vuelta las hojas de su partitura con extrema habilidad, y sus manos golpean las teclas con exactitud y seguridad. Sonr?o, ella tambi?n lo est? haciendo. Su rostro relajado, su postura suelta? es impresionante c?mo se libera cuando toca, y se puede ver muy bien cu?nto le gusta esta m?sica. ?Ay, Raven! Si supieras cu?nto me gusta verte as?, cu?nto quisiera que estuvieras as? siempre. ?Qu? es lo que hace que seas tan seria? Quisiera saberlo.
Ella alza la vista, y sigo su mirada para observar primero a Eric y luego a Dan. ?Maldito guitarrista! ?Para qu? lo mira? ?l encuentra su mirada, y parecen hacerse una indicaci?n con la cabeza, y luego ?l sonr?e asintiendo, y colgando un acorde, mientras las notas largas de las cuerdas y la traversa se pierden en el eco de los platillos de la bater?a. Ahora s?lo las notas del piano que parecen una mariposa revoloteando entre la noche oscura, permanecen en el aire.

*

    Es la paz, nuevamente, este cambio dram?tico que llena el espacio vac?o del escenario, cubri?ndolo todo con el manto de luna que trae esta melod?a. Despu?s del eco de los violines y del platillo, las notas de mi pino sobreviven a esos graves que los engullen, y agudas pero melodiosas contin?an oscilando en semicorcheas, esperando a la melod?a. Es el s?lo de la flauta traversa. Y Amelia toca realmente bien. El sonido que tiene es como el chocolate: dulce, pero amargo, perfecto, triste pero entrador? perfectamente ideal y sentimental. Alcanza unas notas agudas, mientras el platillo vuelve a dejar una reverberaci?n, y ambas encontramos nuestros ojos marc?ndonos el tiempo imperceptiblemente, y es realmente ahora que las notas son una, nuevamente es la paz. Suelto un acorde grave acompa?ado por una cuerda del contrabajo, y doy vuelta la hoja de la partitura, mientras vuelvo a mirar a Eric, que dirige con gracia a Amelia, marc?ndole las intensidades y la duraci?n de los calderones de sus notas largas.
    Eric mantiene una de las manos quietas mientras nos repasa a todos con la mirada, y continuando con el gesto de direcci?n, marca un acento y el ritmo comienza nuevamente. La bater?a golpeando en las notas graves, las cuerdas escalando hacia los agudos, la guitarra marcando acordes distorsionados, que se mezclan con las profundidades de los l?mpidos sonidos del piano. Esta vez la melod?a es diferente, y miro a los ojos de Dan para que sepa bien cu?l es la entrada suya, y ?l lo entiende, marc?ndome con un adem?n en el m?stil de la guitarra, y sosteniendo la palanca para hacer calandos, en la palma de su diestra.
    Se vuelve a repetir este fragmento de la melod?a, con esa cadencia que parece ir de izquierda a derecha y viceversa, y siguiendo las direcciones de Eric aumentamos el volumen, y lo disminuimos cuando vuelve hacia la base otra vez, para dejar que los diferentes instrumentos sobresalga. Me pregunto si le gustar? a Dante. ?Le gustar? esta m?sica? Seguro que se reir? de lo que tocamos. Me olvido de esos pensamientos cuando el sonido de la flauta traversa sobresale nuevamente de entre todos los instrumentos, pero esta vez el sonido es soberbio, repiqueteando entre las notas, dej?ndose vencer nuevamente por los violines, que sobresalen vibrantes y brillantes.
    Me concentro nuevamente dando vuelta otra hoja, por ?ltima vez, y veo de reojo que Dan me mira, se?al?ndome el acorde que sigue, que yo no alcanc? a leer y tocar, as? que ?l me cubri? agregando una nota al suyo. Marco el tiempo con un adem?n de mi cabeza, y vuelvo la vista a la partitura, y nuevamente hacia Eric.
    El final se acerca?

*

    ?Qu? tanto se miran?
    La m?sica es excelente, la mezcla entre el rock y el cl?sico? la forma en que se mezclan los distintos timbres de los instrumentos, como parecen crear algo de la nada, que llena este espacio, acerc?ndose hacia donde yo estoy y envolvi?ndome con su m?sica. Incluso podr?a decir que siento como Raven lo disfruta, y me gustar?a seguir as? siempre.
    Desgraciadamente llega una especie de s?lo de guitarra, donde parece pelear contra los violines; de fondo se escuchan los acordes del piano que van trepando por la escala, y la veo que se inclina sobre el teclado volvi?ndose hacia atr?s, y relami?ndose de nuevo. ?C?mo me gustar?a estar con ella, ahora! Pero siento que jam?s voy a poder compartir esto con ella, m?s que escuch?ndola? si yo pudiera tocar alg?n instrumento, quiz?s podr?a ser parte de esta energ?a, de esta m?sica que arrastra todo con su fuerza.
    Y lo que m?s me molesta, me perturba y me da?a, es esa impl?cita comunicaci?n que ha surgido entre todos los m?sicos mientras tocan. Todos se comunican visualmente con movimientos y silenciosamente, entre los que tocan cosas similares; ergo, Dan y Raven se miran bastante, se hacen indicaciones, miran a Eric, que se mueve con gracia marcando el tiempo, y organizando esta batalla de instrumentos, esta danza bajo la luz de la luna. La luna, para m?, eres t? Raven, tus ojos, tu sonrisa brillante? ?No lo mires! ?Maldici?n! ?Tanto te gustan los guitarristas?
    Termina la melod?a de los violines, y los acordes se hacen oscuros, como si alguna sombra se cerniera sobre la m?sica, pero otra escalada sobre las notas agudas del piano hace que todo remonte, salvo la guitarra. Los acordes distorsionados hacen tres preguntas, acompa?adas de la viola y de la flauta, y concluye certeramente con una frase, y Dan y Raven vuelven a mirarse, observando a Eric, como coordinando el momento en que empieza otra presunci?n de las cuerdas. Vuelve a repetir esa cadencia, tres vueltas mal?ficas que dicen algo pero que no lo completan, y que s?lo hace que se miren de nuevo.
    - Se miran demasiado -la voz de Aurora corta mi concentraci?n- Raven, y Dan?
    La frase vuelve a terminar, pero se me hiela la sangre al sentir que no eran los violines quienes iban a responder esta vez, sino el piano: el mismo sonido que comenz? todo. Sin embargo, ahora es diferente, cargado de ira, como si fuera un corcel que trepa y se encabrita venciendo a todos los dem?s sonidos, que se convierten meramente en la base que aumenta la fuerza de piano de media cola, tocado por la musa m?s hermosa. Los violines la siguen, perciben esa melod?a, y contin?an su movimiento, pero es el piano que sobresale.
    El alma se me cae al suelo, cuando veo lo que pasa. Raven sonr?e abiertamente mientras toca, mira las manos de Eric y vuelve al teclado, alzando de vez en cuando los ojos para observar a Dan. ?Realmente se guiar? por lo que toca, o simplemente lo observar? a ?l? Ahora todos est?n extremadamente pendientes de Eric, de c?mo maneja, y la intensidad y la fuerza de la m?sica aumenta exponencialmente, como si fuera una llama abrazadora que recibe nuevo ox?geno? no es s?lo eso, no es s?lo excelente interpretaci?n? es lo que todos ellos sienten: sinceramente les gusta lo que tocan.
    La bater?a se detiene por segundos dejando unas notas del piano, y luego se miran una vez m?s, y termina con unas semicorcheas, con la m?sica en su esplendor, con la mayor fuerza que jam?s he escuchado. El eco parece una onda expansiva que se mueve hacia donde estoy por ?ltima vez, golpe?ndome, y anonad?ndome, dej?ndome ciego en todos mis sentidos. Terminan de tocar y se miran sonriendo, Aurora se para y los aplaude, y yo desde mi lugar permanezco quieto, hasta que comienzo a juntar mis cosas. S? que ellos van a tocar otras canciones, pero no me interesa, no quiero ver nuevamente lo que est? pasando ahora. Dan se acerc? hacia Raven, y mirando juntos las partituras, comentando vaya mi lapicera a saber qu? no quiero saber que por el simple hecho de tocar con ella, pueda acercarse de una forma en que yo no puedo.
    Quiz?s haya algo que pueda hacer.
    Termino de juntar mis pertenencias, y me pongo de pie al lado de Aurora que me mira extra?ada, y hago un adem?n de caminar hacia mi izquierda para irme de ah?, pero ella me sostiene por la mu?eca, con un gesto preocupado. ?Ahora se preocupa, despu?s de sembrar la ciza?a?
    - ?A d?nde vas? -me pregunta- Tienen que ensayar otros temas?
    Me suelto de su mano, y me voy caminando sin decirle nada. Es obvia la respuesta a su pregunta, hay un solo lugar a donde puedo estar dirigi?ndome ahora. ?A la maldita biblioteca de m?sica, a buscar un m?todo para guitarra!


?Esto es todo por hoy! Mi intento no fue que sea comedia, porque la historia va a ser m?s bien dram?tica. Espero que les haya gustado, al igual que la m?sica de Nightwish, que me encant?. Lo siento si molesto demasiado con ese grupo, pero me encanta. ?Gracias por leer! ?Nos vemos en el pr?ximo art?culo!

Tags: literatura, drama, comedia, romance, música, moondance

<@[email protected]> Comentarios:

Jueves, 22 de enero de 2009 | 15:25
realmente me encanto este oneshot, este estilo de narracion me gusta mucho, la cancion excelente de hecho ya me la descargue :)
la historia me gusto mucho. felicitaciones
Jueves, 22 de enero de 2009 | 17:55
?Excelente!!! Aparte de matarme de la risa, me encanta, por la narrativa, donde se puede conocer los pensamientos de cada personaje. Te qued? muy bueno. Te felicito
Autor: BlueBrain
Viernes, 23 de enero de 2009 | 4:29
que buena la m?sica! Muy bueno el one shot, me part? de la risa, son muy chistosos los pensamientos de Dante y es capaz de hacer cualquier cosa por conseguir la atenci?n de Raven. Est? muy buena esta historia
Autor: Aldair_88
Viernes, 23 de enero de 2009 | 4:57
aunke parece extra?o al principio este estilo, presentando los pensamientos de cada uno te ked? muy bueno, Aurora es terrible, Dante es por dem?s de atolondrado y Raven me d? la impresi?n de ser muy seria, espero ke al fin logren ponerse de acuerdo con Dante, antes de ke este tonto siga probando cosas para llamarle la atenci?n
Viernes, 23 de enero de 2009 | 7:27
Hola!! Me alegro que les haya gustado, y muchas gracias por sus comentarios!! Les puedo asegurar que este tipo de narraci?n me resulta un rompedero de cabeza, pero al final, queda muy bien. ?Gracias por sus comentarios!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+