cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 22 de noviembre de 2008

Hola!! Perdón por mi haragabería de no publicar nada el jueves, pero la verdad es que esta semana, fue catastrófica para mí. Y por eso mismo, estoy publicando LoveSong recién ahora, y no el viernes a la noche como siempre acostumbro. La verdad, es que se me quemó el cerebro de tanto estudiar... espero haya valido sus frutos Y_Y' Bueno, me dejo de tanta charla, como es mi costumbre, y los dejo con el capítulo. ¡La Muerte vuelve a aparecer!


“en ese momento pensaste que quizás, y sólo quizás, la presencia de ellos afectaba toda tu vida”

    Suspiraste. Realmente ese video que acababas de ver no era nada parecido a lo que en realidad tú recordabas; era la misma canción, los mismos movimientos, pero le faltaba algo muy importante… sin Dennis o Amy, todo era muy diferente, y el grupo no era el mismo. En ese momento, te diste cuenta de algo: el nuevo Middle Night no te gustaba para nada.
    - ¿Estás cansada, Loreley?
    Giraste tu rostro, haciendo que tus turquesas lo enfocaran. Sentado a tu lado, o más bien echado sobre el sofá, Mark tenía las piernas estiradas, el cabello un poco revuelto, y estaba abrazando un almohadón al igual que tú; vestido con un jean desgastado bastante ajustado, y una sudadera sin manga, tus ojos desviaron hacia los tatuajes que tenía en los antebrazos cerca de los hombros. Le faltaba uno: el que Amy le había sugerido una vez, y que él se había obsesionado, hasta que buscó a un tatuador en medio de la gira, y se hizo ese tatuaje.
    - No… -respondiste al fin, mientras estirabas tu diestra para tocarle las figuras tribales en el brazo y él siguió con sus ojos tu movimiento- Sólo me quedé recordando ese momento… -suspiraste- Había estado muy bueno…
    - Ciertamente -te contestó, y alzando su brazo izquierdo, lo pasó por encima de tus hombros, para luego abrazarte- Cuídate Loreley… -susurró, apoyando su mentón sobre tu cabeza- …estás demasiado cansada.
    - No es para tanto… -quejaste, pero él te acarició la cabeza como si fueras una niña pequeña- ¡Oye!
    - ¿Qué? Necesitas descansar… Hazle caso a tu mejor amigo…
    Y colocándose de pie, salió de la habitación para ir a bañarse, dejándote acostada sobre el sofá, sin nada en que pesar. Realmente habían cambiado mucho las cosas, y no todo era como debería ser. Las vidas de Dennis y Amy habían influido mucho en todos… ¿pero porqué tú no habías cambiado? La cicatriz que tenías en el hombro de la vez que jugando a las escondidas con Amy te raspaste con un vidrio roto, aún seguía en su lugar… pero los tatuajes de Mark, no.
    Cansada de pensar y de complicarte con tus propios pensamientos, saliste de la habitación sin siquiera acomodar los cojines que habían quedado tirados por todo el lugar, y comenzaste a caminar por la gran casa sin ningún sentido específico. Tus pasos te guiaban por pasillos que no eran como antes, por habitaciones ordenadas diferentes… ¿tan influyentes eran esos dos? Luego de divagar un poco, habías terminado en el primer piso, frente a la puerta de la que antes era la habitación de Dennis.
    Estiraste tu diestra hasta cubrir el pomo de la puerta con tu mano, pero tenías miedo de abrirla: miedo de lo que no ibas a encontrar dentro, miedo a lo que ya no estaría ahí. Te mordiste el labio inferior acompañando la tonalidad de tus pensamientos, y finalmente hiciste más presión sobre el pomo, girándolo, y empujándolo hacia delante, para abrirte paso a la habitación.   
    El lugar era amplio, pero muy diferente a lo que tú recordabas. Ésta era una simple habitación pintada en color beige, con maderas desde el piso hasta casi setenta centímetros de altura, que tenía fotos y cuadros del grupo colgados por todos lados, incluyendo algunas de entrevistas, y fotografías utilizadas en las revistas. En la pared que estaba a tu derecha, había una estantería completamente de vidrio que tenía los premios del grupo, y varios discos de oro, también guardados. En la otra pared, un mueble bastante amplio con una televisión plana estaba enfrentado a un sofá, y mostraba la gran colección en DVD y CD de todos los discos del grupo, singles, entrevistas, grabaciones, videos, y especiales.
    Te alejaste un poco de ese mueble, y giraste hacia tu izquierda viendo la pared en donde estaba la puerta, y tus ojos hallaron muchos pósteres de la banda, todos expuestos entre dos acrílicos para que no se arruinaran, y autografiados por todos los miembros del grupo. Entre todos esos colgantes, había pequeñas piezas de vidrio colgadas a modo de estante, que sostenía un portarretrato cada una. Pero la que más te llamó la atención, fue aquel que tenía una foto del primer recital que habían dado en su Instituto, cuando tú solo tenías 16 años.
    Sosteniendo la fotografía entre tus manos, acariciaste las imágenes con el índice y mayor de tu mano izquierda, y cuando al final te percataste que nada volvería a ser como antes, te estiraste nuevamente, hasta dejar el cuadro en su sitio, para volver a recorrer la habitación. Moviéndote con parcimonia gatuna, empezaste a mirar todo, sabiendo que todo había cambiando: no sólo las personalidades, los recuerdos… sino también la casa, las imágenes, los recitales… incluyendo su propia música.
    Esa música que tanto te gustaba, también había cambiado.
    Y eso, realmente lo lamentabas.
    Sin tener nada más productivo que hacer, miraste todos los cobertores de los DVD, de los discos, los pósteres… pero todo era diferente. Ya no aparecías haciendo poses divertidas con Amy, ya no había fotos de Matt abrazándolas a ambas, ni de ellos retándose en un duelo de guitarra y bajo. Tampoco estaban las grabaciones de sus improvisaciones, ni de las locuras que hacían en los colectivos durante las giras… era como si se estuvieran volviendo extraños para ti.
    Todas esas situaciones que los habían hecho madurar, a sus personalidades y a su música, ya no estaban. Entonces,  ¿qué era de ustedes? ¿Realmente eran las mismas personas, o ahora debían considerarse personas distintas? Porque lo que hace a un ser, son sus recuerdos, las situaciones que vivió y cómo las sobrellevó. Pero si de pronto todo esto desaparece… dejas de ser tú mismo, para ser otra persona, que se ve como tú, huele como tú, se mueve como tú… pero que no eres tú.
    ¿Lo entendías, Loreley?
    ¿Entendías que ya no eras quien solías ser?
    Incluso en Matt y Mark veías esas actitudes diferentes, personalidades juveniles que habían sobrepasado cuando estaban en el Instituto… gracias a unas peleas con Dennis, roces de Matt con Amy, y muchas otras cosas que ahora te debas cuenta que extrañabas. En ese momento pensaste que quizás, y sólo quizás, la presencia de ellos afectaba toda tu vida.

“[…] así es cómo tú me recuerdas,
quien soy yo en realidad […]”

    Harta de estar pensando en eso una y otra vez, y hastiada de no saber qué hacer más que suspirar, concluiste que así como Dennis y Amy habían afectado tu vida, tú ya no tenías nada más que hacer en esa habitación. Levantándote del sofá donde te habías echado caminaste hacia la puerta, pensando que tú no la habías dejado cerrada. Tomaste el pomo nuevamente entre tus manos, pero al girarlo y empujarlo, la puerta no se abría. Intentaste varias veces más, e incluso te agachaste para mirar la cerradura, comprobando que la llave no estaba pasada. ¿Entonces, qué estaba pasando?
    Golpeaste la madera con tus puños y gritaste para que te abrieran, pero parecía no haber nadie del otro lado. Tratando de hacer memoria sobre cómo se hubiera podido cerrar la puerta, fuiste hacia las ventanas que había en el otro extremo de la habitación, pero al querer destrabarlas y abrirlas, éstas también parecían selladas. Incluso a costa de cortarte la mano le pegaste un puñetazo al vidrio, pero éste no se rompió.
    - ¿Pero qué dem…?
    Justo cuando estabas por quejarte, un enorme frío inundó esa habitación, y tú estabas segura que ahí no había aires acondicionados. Cruzándote las manos sobre tu pecho, comenzaste a fregarte los antebrazos para poder darte más calor, pero era inútil: el frío se calaba hasta en tus huesos; y más porque tú sólo tenías un jean y una blusa fina sin mangas. Volteaste con cuidado sabiendo que ése intenso frío era la consecuencia de sólo una cosa, y al terminar de girarte, dándole las espaldas a las ventanas, te encontraste con ese ser.
    Parada frente a ti, las telas negras que la cubrían como túnicas regaban el piso como si fueran un río de sangre negra que fluía hacia ti. Tenía el brazo derecho un poco alzado y completamente extendido, sosteniendo la guadaña inclinada, mientras su cuerpo descargaba su peso hacia el otro lado, para poder equilibrarse. Te quedaste helada al ver a la Muerte frente a ti una vez más, pero ésta, lejos de preocuparse, alzó su zurda hasta su boca, dejándote ver su piel blanca, tersa y cuidada, con unas manos finas y delicadas que llevaban las uñas esmaltadas en color negro nacarado.
    Viste como su índice jugaba con sus propios labios, mientras éstos se curvaban en una macabra sonrisa, y eso fue lo que más te molestó. No alcanzabas a ver sus facciones, ya que éstas estaban cubiertas por la pesada capucha negra, pero sí podías distinguir su fino mentón de piel de porcelana perlada, y sus labios carnosos que esbozaban permanentemente un gesto sobrador.
    Y eso, no lo pudiste soportar.
    - ¿Qué tanto miras, molestia? –preguntaste, aún fregándote los antebrazos con tus manos, para intentar darte calor.
    Pero ella no contestó, y comenzó a reírse. Sus estrepitosas carcajadas inundaron tus oídos, desquiciándote, molestándote… insultándote. Le preguntaste, le gritaste, blasfemaste contra ella, pero la Muerte no se dignó a responderte… al menos no en un rato. Habían pasado ya casi cinco minutos, hasta que finalmente ese ser que te era tan despreciable, te dirigió la palabra.
    - Dime, chiquilla… -la ironía bailaba en su voz asexuada, pero grave y rasposa- ¿qué es lo que te está molestando?
    Abriste los ojos un poco sorprendida, pero luego endureciendo tu gesto, bajaste los brazos y ladeaste la mirada agachando también tu cabeza. No querías verla a los ojos cuando realmente dijeras lo que estabas pensando, no querías que te viera y te leyera como a un libro abierto.
    - Extraño a mis amigos… -confesaste, a voz baja.

“[…] no es como tú, que digas ‘lo siento’,
y por eso esperaba otra historia […]”
   
    Las carcajadas volvieron a inundar el lugar, pero cuando finalmente la Muerte dejó de reírse y recobró la postura, viste un reflejo azulado bajo la capucha, y una sonrisa aún más sibilina que antes, se reflejó en su boca.
    - No seas mentirosa -te espetó, con su voz firme- tú no extrañas a tus amigos, sino a lo que ellos hacían por ti… -te quedaste callada y eso aumentó su sonrisa, y continuó hablando mientras te señalaba- Tú consideras tu vida una rutina, y la música que Middle Night toca sin el sintetizador de Dennis, y el bajo de Amy, no es lo que tú quieres escuchar… ¡Por eso los extrañas! ¡Por eso los necesitas!
    Te mordiste tu labio inferior, cerrando tus ojos, y apretando tus puños.
    Mas no te atreviste a pronunciar palabra, y eso te delató frente a los ojos de la Muerte.
    - ¡Vamos, Loreley! -te espetó- ¿Qué es lo que extrañas en tus amigos?
    No te consideraste adecuada como para responder.
    No encontrabas la respuesta que querías realmente sentir.
    ¿Qué era lo que te pasaba, Loreley? ¿Realmente eras tan egoísta que no te dabas cuenta de cuánto los querías, de cuánto los necesitabas, de cuán importantes eran para ti?
    Quizás sí te dabas cuenta, pero eras demasiado orgullosa como para admitir tu error, y reconocer que te hacían falta.


¡Y esto es todo! Muchísimas gracias a quienes lean el capi, les comento que la historia termina en el Single 14, que creo que -si mis cálculos no fueron mal- es justo es último finde del año, así el año entrante va a traer varias sorpresitas para el blog, junto con una historia de hackers, que pensé con ayuda de mi vatti (él me dio ideas). Bueno, gracias a los que lean, y nos estamos encontrando. ¡Hasta el próximo artículo!

Disclaimer: la historia me pertenece en su totalidad, pero losfragmentos de la canción son la letra traducida de "How You Remind Me" de Nickelback.

Tags: literatura, novela, drama, terror, suspenso, banda, rock

<@[email protected]> Comentarios:

S?bado, 22 de noviembre de 2008 | 21:32
Genial!!!!!

C?mo siempre!!! me encanta esta historia y me hace reflexionar mucho... a veces realmente no valoramos a las personas si no lo que obtenemos de ellas... muy profundo el capi... y como siempre me muero de emoci?n pregunt?ndome q sigue... nos vemos melliza!!!
S?bado, 22 de noviembre de 2008 | 21:43
ha estado realmente muy bueno el cap, la parte en q la muerte hace reflexionar a loreley, q le contestara le dira la verdad, realmente extra?a a esas personas solo por conveniensia.
Autor: Aldair_88
Domingo, 23 de noviembre de 2008 | 7:07
Estupendo cap?tulo xfun
Al fin Loreley est? descubriendo el verdadero sentido del mensaje ke la muerte le ha kerido dar. ?ser? capaz de revertir este estado de cosas?
Cada entrega es m?s apasionante ke la anterior. Me gusta mucho tu estilo, el lector se sumerge completamente en la historia y la vive con el personaje.
Domingo, 23 de noviembre de 2008 | 11:55
Genial, excelente cap?tulo!!!
Al fin Loreley comienza a darse cuenta porqu? la muerte le quit? a estos amigos, me queda la intriga si podr? revertir lo ocurrido y "empezar" de nuevo.
Te felicito, sos como Gardel que cada d?a canta mejor, vos cada s?a escribis mejor xfun
Autor: BlueBrain
Lunes, 24 de noviembre de 2008 | 4:34
muy, muy, pero muy bueno y reflexivo este cap. Nos muestra que por conveniencia no hay amistad ?pero s?lo por conveniancia Loreley los extra?a? Yo creo que al fin se ha dado cuenta lo importante que eran los hermanos para ella
Lunes, 24 de noviembre de 2008 | 8:11
Lo que dice Blue, es cierto. Pero todav?a falta para que se sepan las verdaderas intenciones de la Muerte (cap?tulo 13^^). Por lo pronto, much?simas gracias por leerme, y por seguir mi historia siempre. ?Me hacen muy feliz!
Autor: Foxys
Domingo, 30 de noviembre de 2008 | 14:29
oh! fant?stico mi ninia (por fin me puse al d?a :D)
es un capitulo que lleva a reflexionar a loreley y por fin le hacer ver muchas cosas importantes, profunto y atrapante, otro genail capitulo.
realmente estoy muy curiosa por saber que desenlase le vas a dar!xsi

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+