cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Domingo, 25 de mayo de 2008

Hola Gente! Pido disculpas por tener esto tan abandonado, y publicar solo los sábados, pasa que se me está complicando un poco con al facu, así que dedico mis ratos libres para escribir la historia y no fallarle a mis lectores. Les agradezco a los que siguen leyendo día a día lo que escribo, y los dejo con el capítulo:


    Las ocho de la noche habían llegado, y la intensa oscuridad de la noche acaba de cubrir con su manto de silencio a la ciudad de Nocturna. De pronto, las cuatro alarmas de la ciudad comenzaron a sonar en todo el territorio, marcando el comienzo de un toque de queda indefino hasta nuevo aviso.
    Era la primera vez que esto ocurría en siete años…
    Sin duda eso fue una idea tuya, Juno, y de Thor: desde que los dioses bajaron a la tierra, se pactó que el poder para desatar un toque de queda por tiempo indefinido y adueñarse de la ciudad por el día y por la noche, sólo podía ser tomada a dúo por aquel que comandara a los Ángeles Negro, y por aquella quien dirigiera a las Estrellas Fugaces.
    Sólo me queda pensar que Thor y tú se han aliado, sólo para luchar contra mí, y llevar la contraria a aquel que es supremo a ambos.
    Tu moto negra como la noche cruzaba la ciudad hacia el escondite de los dioses nórdicos, seguida por una comitiva de diosas, fieles a ti como el día lo es a la noche.  Muy pronto, desapareciste entre las sombras y te perdí de vista.
    Sin esperar más, di la vuelta y me subí en mi motocicleta para ir en busca de Schneider y su grupo de rebeldes… Estos días van a ser de lo más divertido, Juno…

***

    Con natural elegancia y gatuno andar, Juno de adentró en el escondite de los dioses nórdicos, seguida por Diana y Victoria, tras bajarse de su moto en el salón principal, por pedido de Balder y, escoltada por el mismo, se dirigió hacia donde se encontraba el dios del trueno.
    Abrió la puerta con suma tranquilidad, y empujando a Loki que estaba con Thor, lo echó del lugar, para quedarse a solas con el jefe de los nórdicos, y poder hablar acerca de la estrategia.
    - Sí que te faltan modales… -acotó el nórdico, sabiendo que eso se debía a que todos los dioses en el Olimpo, le rendían pleitesía Juno.
    - Sí que te falta hombría… -murmuró la aludida, con total sorna.
    - ¿Dijiste algo? -inquirió Thor, tras escuchar el comentario.
    - Nada… ¿Y tú?
    - Nada…
    Silencio. Podían ser aliados y luchar por lo mismo, pero la puja interna siempre iba a existir, y contra eso nada podían hacer por más de que se tratara de los dioses mismos, aquellos con el poder supremo sobre la vida y la cosas, aquellos que poseían la sabiduría infinita.
    - Entonces… ¿comenzamos con nuestro plan? -preguntó Thor.
    - Por supuesto… Las Pléyades ya están en posición, y me avisaron que los tres de tus hombres que iban a estar con ellas acaban de llegar.
    - Entonces está decidido… Atacaremos al dios romano…

    Mientras tanto, oculto en un callejón, un jeep y dos motos ocupadas por las Pléyades esperaban la señal para comenzar el ataque. Desde enfrente, y en una terraza, Frey ocupaba su puesto como francotirador, para apoyarlas, y al norte, aguardaban Heimdall y Thyr,
    De pronto, una van negra apareció circulando por la ciudad, con dirección a la planta de energía de la ciudad. Al ver la señal de Frey, el jeep y las dos motos con las diosas, salieron sigilosamente a seguirlos, ocultándose entre las sombras de la noche. Unas cuadras delante, los dos nórdicos ya habían entrado en la planta, y aguardaban para tenderles una trampa.
    De forma estudiada, la van aparcó cerca de la entrada principal, y seis hombres se bajaron, incluyendo el conductor. Ataviados con ropa negra, y gorros del mismo color, no llevaban protectores de ninguna clase, salvo un leve chaleco antibalas, que no les serviría de nada contra la ira de los dioses.
    Los hombres franquearon la puerta, y se adentraron, para luego dividirse en dos grupos. Minutos después, las Pléyades llegaron junto con Frey, y dos de ellas se quedaron fuera para resguardar, tras haberle roto las cubiertas a la van, impidiendo una posible fuga.
    Maya, Electra y las otras tres ingresaron a la planta, y se dirigieron a la sala de observación, desde donde Thyr estaba observando todo, junto con Heimdall que hacía guardia fuera de la habitación.
    - ¿Qué armamento tienen? -preguntó Electra, una de las Pléyades.
    - Nada demasiado asombroso… -contestó el nórdico, dios de la sabiduría- Solo algunas cuantas pistolas, y dos llevan mochilas, que supongo tienen granadas o algún tipo de explosivos. Debemos ser cuidadosos.
    - La mínima chispa, y la planta vuela en pedazos… -acotó Maya.
    - Y en ese caso Thor y Juno nos asesinan a nosotros… -murmuró Heimdall, para disgusto de todos, que bien sabían que eso era verdad.
    - ¿Cómo nos dividimos? -preguntó otra de las Pléyades.
    Todos observaron a los dos grupos que se veían en varios monitores que mostraban las imágenes de las cámaras ocultas en la planta. Y Thyr volvió a tomar la iniciativa de hablar.
    - Tres están tratando de entrar al cuarto de control, uno viene hacia esta sala, y otros dos están yendo hacia la sala de los guardias, donde se guardan las llaves de acceso de diferentes sectores.
    - Dos de nosotras, Astérope y Celeno, están afuera guardando la entrada -agregó Maya- Los demás debemos dividirnos en tres grupos…
    Tras organizarse, Maya, Alcíone y Frey entraron por uno de las ventilaciones y, arrastrándose, se dirigieron hacia la sala de guardias, para detener a los intrusos. Por otro lado, Electra, Mérope y Heimdall fueron hacia la sala de control encaminándose por los pasillos, siendo vigilados y ayudados por Thyr y Taigete, quienes se quedaron en la sala de observación.
    Muy pronto, los dos últimos sintieron que estaban forcejeando la puerta desde el lado de afuera. Rápidamente, Thyr cambió las cámaras, y se escondió detrás de la puerta, dejándole a Taigete un escondite detrás de un armario, desde donde podía disparar sin que la vieran.
    Sigilosamente, los dos rebeldes abrieron la puerta, y se adentraron entre las sombreas, con las armas en las manos. Con un leve toque, el nórdico cerró la puerta, haciendo que por el golpe los dos intrusos se asustaran, dándole a la diosa una oportunidad que aprovechó certeramente, tras asestarle un tiro con su ballesta en la espalda de uno de los rebeldes.
    Al ver que su compañero caía, el otro volteó a ver que pasaba, pero Thyr lo agarró por la espalda sosteniendo con su mano izquierda el cuello del rebelde, y con la otra su mentón, hasta que los huesos crujieron, y el cuerpo se desplomó con pesadez sobre el suelo. Taigete se acercó hacia el otro que aún sufría por la flecha envenenada, y sacando una pequeña pistola, le disparó a quemarropa.
    Una vez asegurada el área, el dios nórdico de la sabiduría volvió a cambiar las cámaras, y enfocó a la sala de los guardias, donde Maya y Frey interrogaban a los golpes al intruso, mientras Alcíone revisaba que todo estuviera bien.
    - ¿Y en al sala de control? -interrogó la Pléyade.
    - Ahora nos fijamos…
    Thyr cambió otra de las cámaras, y enfocó a la sala de control, donde Electra terminaba de acabar con uno de los intrusos, mientras Mérope y Heimdall maniataban a los otros dos, tras sedarlos y dormirlos. Cuando despertaron, el nórdico se apresuró a sacarle la cinta de la boca a un rebelde, y ni bien intentó gritar, Heindall tomó su pistola y se la metió en la boca.
    - Escúchame bien, asqueroso mortal… -dijo con un tono pausado pero amenazador- Si me dices cuál es el plan con lujo de detalles, quizás… y solo quizás… tenga piedad de ti…
    El rebelde asintió con la cabeza como pudo, con los ojos desbordados en temor, ante la intimidante presencia que los dioses emitían. Bruscamente, Heimdall se acercó, y los ojos del rebelde brillaron de miedo.
    - Te voy a quitar la pistola de la boca… Y en cuanto emitas un sonido que no sea para contarnos todo, voy a disparar ¿Entendido?
    Como el intruso asintió, le quitó la pistola de la boca y se la colocó en el cuello, enterrándosela en la piel, para demostrarle que hablaba en serio.
    - Habla… -ordenó Electra apuntándole con la ballesta, mientras Mérope vigilaba al otro rebelde.
    - Schneider nos ordeno cortar la luz en toda la ciudad, para debilitar a los dioses, y luego tomar las dos entradas a la ciudad: los dos acantilados -dijo mientras temblaba al sentir la pistola incrustándose en su piel- Además, tiene pensado una emboscada para atrapar a Minerva, y debilitar a Juno…
    - ¿Algo más? -inquirió Heimdall, curioso e irónico.
    - ¡Piedad! -suplicó- ¡Eso es todo lo que sé! ¡Tenga piedad de mí!
    - Por supuesto… -contestó el nórdico- Mi piedad radica en darte una muerte rápida…
    Y tan rápido como pronunció esas palabras, le disparó, acabando con el otro que estaba atado a sus espaldas… y de esa misma forma, sepultó en el olvido lo que acababa de hacer, como parte de la promesa de los dioses.
    Sin más, Frey y Heimdall se quedaron custodiando la planta junto con tres de las pléyades, y el resto volvió a informar a sus dioses: la batalla había comenzado, y ese día cuando el alba surgiera, la ciudad continuaría en manos de los dioses.


Bueno, esto es todo por hoy, espero que les haya gustado, y me encontaría ver sus comentarios. ¡Éxitos!

Tags: literatura, novela, mitología, acción, drama

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: BlueBrain
Lunes, 26 de mayo de 2008 | 6:25
xwinter he quedado mordiendome las u?as!!!!
?No puedes ocrtar un cap?tulo en la mejor parte!!!
He quedado ansiando la pr?xima entrega, Me gust?o mucho este cap. Tiene mucha acci?n. Muy bueno xfun
Autor: Aldair_88
Lunes, 26 de mayo de 2008 | 6:39
Muy buen cap!!! Pero me has dejado en ascuas esperando el pr?ximo!!!
Me gusta como describes las situaciones de tensi?n. Te felicito
Lunes, 26 de mayo de 2008 | 19:27
Este cap?tulo me dej? locolota!!!!!
EXCELENTE!!!!!!!!!!! Espero el pr?ximo para conocer el descenlase, lo que no quita que me quede pensando que va a suceder
Lunes, 26 de mayo de 2008 | 22:55
??CHICOS!! ?Que bueno que leyeron! Me alegro que les guste, y comento que si bien falta poco para que termine la historia, eso no va a acontecer en el pr?ximo cap?tulo. Todav?a faltan muchas cosas por descubir, muahahhaha...
En fin, nuevamente muchas gracias por leer y comentar.
Autor: BlueBrain
Martes, 27 de mayo de 2008 | 7:02
Se he ha hecho un h?bito entrar al blog y leer tus historias. Parece incre?ble que ya est? por teminar F&F, justo ahorita que est? en lo m?s interesante.
Amiga, escribes mujy bien y me siento privilegiado de que me permitas compartir y disfrutar tus novelas xfun
Martes, 27 de mayo de 2008 | 22:44
?Blue! No sab?s cuanto me alegra lo que me has escrito! Realmente me siento halagada por tus palabras, y te lo agradezco del coraz?n. Gracias por leer mis historias!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+