cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 05 de enero de 2008

¡¡Pipol!! Aquí vengo con otro capítulo de "Fire & Forget", y sinceramente espero que les guste. No hay caso, me salta la vena y no puedo dejar de escribir y los capítulos me quedan largos... Espero que me dejen comentarios... ¡¡Éxitos!!


Sin embargo, el sabor de esa piel femenina era en demasía exquisito. El morocho aprovecho que su víctima estaba dormida, y le acarició el cuello con sus labios, justo para percatarse de un estremecimiento que le había provocado el contando a la chica.
Milo se alejó, y recobró la postura: debía escapar rápido si no quería meterse en problemas, así que rápidamente se acercó a la puerta caminando en silencio, y como no había nadie por los pasillos. Salió caminando lo más rápido que pudo.
Pero la rubia, que se estaba despertando, se tocó el cuello extrañada como si alguien hubiera intentado acariciarla. Bostezó mientras se fregaba los ojos con una mano, y se tapaba la boca con la otra: había que reconocer que no era la feminidad en persona.
Sin darle demasiadas vueltas al asunto -y suponiendo que Jana debería tener un buen motivo para no haberla despertado- se encaminó hacia la salida, justo para chocarse de lleno con la morocha de rulos que había llegado a buscarla, y en el trayecto de ida, la puso al tanto de lo que había escuchado con sus amigas las mellizas, si bien los rumores no eran de los predilectos de Amber.
- Llegas tarde, Amber…
Cuando la rubia abrió la puerta de su casa, se percató que su hermana estaba en la cocina y que había escuchado sus pasos de entrada. Desde que tenía conciencia, su hermana la había criado y al mismo tiempo había crecido junto a ella, ya que sus dos padres habían muerto en la guerra.
- Me quedé dormida, Linda… -respondió la aludida, dirigiéndose al refrigerador en busca de alimentos.
- ¿Por qué no me extraña? -masculló la mayor.
Linda era una joven hermosa: de aproximados treinta años, cabellos dorados oscuros, ojos celestes como el cielo intrépido y mirada autoritaria pero dulce, se había encargado de su hermana desde que tenía dieciséis años. Con cariño se acercó a su hermana, y revoleteándole el pelo, le sonrió apaciblemente.
- Procura llegar más temprano, que estás llegando justo sobre la hora del toque de queda…
- See… No te preocupes… -evadió la rubia.

Un profundo sonido de motos se escuchó muy cerca del hangar que las Estrellas Fugaces, las diosas romanas, utilizaban como guarida, y muy pronto se dieron cuenta de que se trataba de los Ángeles Negros, los dioses nórdicos… mejor dicho, era Thor seguido de Balder, Frey, Heimdall, Thyr y Loki, sus mejores compañeros y guerreros.
Cuando entraron, Minerva y las demás diosas les apuntaron con todas sus armas, y las seis divinidades nórdicas se quedaron quietas. Las diosas sabían a donde se encontraba el hangar-refugio de Thor y los demás, pero salvo Juno y Minerva, nunca había llegado en esa forma.
- Basta Minerva… -dijo la voz de la diosa de dioses, que acababa de entrar en el lugar- Yo les dije que vinieran…
Al verla, todas las diosas bajaron sus armas, y se arrodillaron ante Juno: nunca nadie se atrevía a contradecir sus órdenes, y desde que ella había asumido el mando de las Estrellas Fugaces, luego de que Ops –la diosa que inició la revuelta, y condujo a los demás dioses contra los humanos para formar a Nocturna, junto con Odín- le cediera el mando, tres años atrás, su fama y su carácter habían demostrado que realmente era ella.
- Les dije que vinieran… -continuó, tras hacer un gesto para que todas las diosas se pusieran de pie- porque el viejo de Schneider está planeando una insurrección, y eso no se va a consentir…
- ¿Pero porqué ellos? –inquirió Diana.
- Porque es algo que nos concierne a todos los dioses… -respondió Thor- Schneider quiere hacernos caer en una trampa para capturarnos, y poder conocer nuestros rostros humanos…
- Si eso pasa… -murmuró Minerva- los humanos perderían la fe en los dioses… y la ciudad que protegemos, las reglas que hicimos, incluso nuestro objetivo mismo se vendría abajo.
- El primer objetivo son los grupos de ataque de las Estrellas Fugaces… -acotó Balder, entregándole un papel a Juno, tras recibir una autorización visual de Thor- Las Pléyades serán las primeras…
- El grupo de reconocimiento y secuestro… -afirmo Diana, mientras Juno leía el papel con los datos recabados.
- Según esto, y la información que obtuvimos nosotras, ellos piensan atacarnos mañana por la noche… -respondió Juno- Debemos armar un plan, como en los viejos tiempos…
- Como en los viejos tiempos… -acotó Thor, y ambos trataron de entablar un contacto visual, a pesar de los cascos que no dejaban nada a la luz.
Sin perder más tiempo dialogando, los dioses comenzaron a elaborar un plan, buscando la forma más segura y rápida de sofocar la posible revuelta, considerando la cantidad y tipo de armas que tenían, el control de la ciudad, y la distribución de sus efectivos.
- No podemos ir en contra de Schneider directamente -dijo Minerva, la diosa de la sabiduría- debemos rodear su organización, quitar todos los posibles sustitutos en el mando, y por último, rodear al viejo…
- Podríamos empezar por Fallen, la vice-directora de la escuela Este, quien también está involucrada… -secundó Juno, mostrando una carpeta con todos los datos posibles de mujer: desde historial médico, hasta registro de cartas, llamadas, e incluso alumnos.
- Según lo que veo… esta mujer es soltera y vive para su mascota: su perro… -agregó Balder, el dios más juicioso, mostrando una foto.
- Ya está decidido…
En el lado este de la ciudad, Ágata Fallen, la vicedirectora de la escuela de su zona, se estaba preparando para dormir -ya que eran casi las diez de la noche- cuando escuchó los ladridos de su fiel can.
Se colocó una bata, y un tanto preocupada al sentir los intensos ladridos y gruñidos de su perro, salió en dirección al living de su casa. Se tranquilizó al verlo sentado tratando de destrabar el candado que aseguraba una parte móvil de la puerta que se abría para dejar paso al can.
Pero cuando fue a retenerlo, el perro alcazó a romper el candado, y salió al patio delantero: estaba perdida. Ágata se asomó por su ventana y se quedó helada al ver la escena: su mascota jugando con un hombre de contextura mediana, brazos musculados, vestido de cuero negro, con protectores de acero en pantorrillas y antebrazos, casco negro, y armas colgadas por doquier.
- Interesante panorama… ¿Verdad?
Una voz femenina habló a su espalda, y cuando se dio vuelta desesperada, alcanzó a ver la figura de una fémina de curiosas curvas que sostenía una ballesta en dirección a ella. Una flecha salió del arma, y se incrustó en su brazo, haciendo que unas gotas de sangre brotaran, y lentamente, todo su cuerpo se fue acalambrando, y se fue durmiendo…
No supo cuanto tiempo pasó, pero muy pronto se encontró sentada en una silla, con sus manos y pies atados, un pañuelo en su boca, y vendas en sus ojos. Unas manos femeninas con guantes de cuero le quitaron la venda de los ojos, y posteriormente el pañuelo de la boca, tras asegurarse que no gritaría.
La mujer vio que su perro estaba durmiendo sobre una manta, y que ella se encontraba en una habitación donde no había ventanas, y sólo estaba esa silla en el medio, además de un hombre y una mujer, vestidos con trajes de cuero que sólo se diferenciaban por unas alas en color plateado que el hombre tenía en su espalda, y cuyas puntas caían sobre la parte delantera de los hombros, y poe el detalle en dorado sobre el busto de la fémina.
Nada más los diferenciaba. Incluso, ambos estaban con cascos.
- Como debes suponer… nosotros somos los dioses…
En un lado de la habitación, un gran espejo se disimulaba por el tono grisáceo de las paredes, detrás del cual se encontraba una habitación contigua donde Juno y Thor escuchaban el interrogatorio que Balder y Minerva le llevaban a cabo a la mujer.
- Ellos lograrán sacarle la información… -dijo Thor.
- De todas formas, no la necesitamos… -respondió Juno- Los dioses lo saben todo. Pero esta mujer… colabora con Schneider pero no está de acuerdo con sus ideas… algo se traman…
- ¿A dónde la dejaremos, luego de esto? No me digas que…
- Estaba pensando en enviársela al viejo… por partes y en bolsas… -agregó la diosa con un tono sarcástico- Pero… nunca se deben eliminar los allegados de los enemigos…
- Porque así no tendrían a qué aferrarse y se volverían crueles asesinos…
- Pero hay cierto dios romano que divertiría un buen rato con ella…
- ¿El que nos advirtió? ¿Sabes quien es? -Thor parecía angustiado.
- Creo tener una idea… solo hay dos tontos capaces de intentar controlarme… Pero…
- ¿Pero…? –al dios nórdico del trueno la idea no le gustaba nada. Ni siquiera cuando Freyja había llegado al mundo.
- Pero yo soy la reina de los dioses… Yo le voy a ganar.
Y sin decir más nada, continuaron escuchando el interrogatorio que, tal como ambos dioses habían previsto, estaba siendo muy fructífero.

Esto ha sido todo por hoy. ¿Qué opinan de los dioses? Les recuerdo que hay votaciones sobre el tema, para que nos enteremos qué les parece... En fin, gracias por leer mis delirios... ¡Nos vemos en le próximo artículo!

Tags: literatura, argentina, novela, acción, mitología, ciencia, ficción

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: Kamus_99
S?bado, 05 de enero de 2008 | 4:48
Pensar?a ke son dioses encarnados. De todas maneras Milo es detestable, as? como Juno aparenta ser muy fuerte y decidida. Algo pasa con Thor, siempre est?n juntos.
Muy bueno el cap?tulo, se me hace largo esperar al s?bado para leer el pr?ximo.
Autor: Aldair_88
S?bado, 05 de enero de 2008 | 4:59
Coincido, Milo es tan buen mozo como repugnante.
Me gusta mucho el personaje de Juno, tan poderosa y decidida. Creo ke esta novela es tal vez m?s intrincada en su trama ke CI, me gusta mucho. Te felicito, Trueno.
Domingo, 06 de enero de 2008 | 11:30
Pobre Milo, le gusta la ?nica chica que lo encuentra repugnante!!
Me encanta la parte del colegio. La secci?n de los Dioses a?n me confunde un poco pero es muy interesante. Te felicito por la forma en que descirbes las situaciones y planteas la trama manteniendo el suspenso.
Lunes, 07 de enero de 2008 | 9:49
??Que bueno que lo hayan le?do y les haya gustado!! Me pone muy contenta pensar que les gusta lo que escribo... Gracias por leer y por sus comentarios!! xwrite
Autor: BlueBrain
Martes, 08 de enero de 2008 | 4:34
Esta trama es excelente. La idea de plantear dos situaciones distintas es muy atrayente. Para m? son personas ke se autodenominan como los dioses usando sus nombres como alias.
Estupendo cap?tulo, Trueno!!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+