cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Viernes, 28 de diciembre de 2007

Hola a todos!! Otro capítulo de "Fire And Forget". Antes de dejarlos con la lectura, les aclaro dos cosas: una es que la voz que viene narrando eventos en segunda persona es MUY importante, así que préstenle atención... y segundo: que hay nuevas votaciones sobre los dioses de esta historia... Ahora los dejo con la lectura.


Esa noche estabas discutiendo con Thor, y me viste, me vieron… y dudaron de a quien vieron. Estaba parado sobre uno de los postes de luz que iluminaban la calle del acantilado Este, cuando tú y el dios del trueno se percataron de que en realidad, yo había hecho sonar la alarma de emergencia.
- Juno… -respondí a tu acusación- ¿Por qué siempre tan hostil?
Y te quedaste petrificada… reconociste en mi voz algo familiar, algo conocido, una voz… divina. Pero no supiste quien era.
Después de unos minutos en silencio, donde todos los nos escudriñamos los ojos, me acerqué hacia ustedes, y vieron mi silueta. Alta, delgada, con un porte perfecto, vestido exactamente igual que ustedes: los trajes negros, los protectores de acero, el casco, las armas, la moto apoyada en el poste donde estaba parado.
- ¿Quién eres? ¿Y a qué has venido? –preguntó Thor.
- Vaya… parece que aún no me reconoces… -tu seguías callada- Deberán descubrir por su cuenta quien soy, pero he venido a decirles algo, porque después de todo esta tierra también es mía, y no pienso dejar que los humanos se autodestruyan… Los profesores de la escuela Noreste están planeando una revuelta, una insurrección, si no la detienen…
- Ellos nunca nos vencerán… -me dijiste, con esa voz retadora, esa voz de reina que tanto me gusta.
- No los van a vencer… pero si descubren sus identidades humanas, las personas podrían perder su fe en los dioses… Deben hacer algo: ustedes deben hacerlo… yo solo vine como guardián…
Y no escucharon más palabras de mi boca. Me subí a la moto todo terreno y me alejé de ustedes: no estaba cerca, pero los seguía vigilando, seguía pendiente de lo que hacían… de lo que tú hacías.
Creo que fue en ese momento cuando comenzaste a recordar porqué peleas... Juno… ¿Aún lo recuerdas? Sientes la necesidad de olvidar cada disparo, cada muerte, a pesar de que sabes que ha sido por el bien de las personas. Después de todo ¿no es por eso que peleas? ¿No peleas… por las personas?
Juno… ¿Ya te olvidaste del motivo?
No… estoy completamente seguro que no… pero no quieres demostrar debilidad, no como Minerva, no con ese amor por…
- ¿Por qué dijo eso, mi diosa? –te preguntó Diana, la diosa de la caza.
Y sí. A pesar de dudar de mi identidad, sabes el porqué estoy aquí.
- Cuando los dioses decidieron luchar en la tierra, antes de venir, hicieron un acuerdo: la mitad de ellos vendría aquí, y la otra mitad los controlaría para que nada se mueva de los planes originales… -todos te escuchaban, salvo Thor que ladeó su rostro- Es por eso que cada vez que surgen las disputas entre los que estamos aquí, llega otro, con la misión de volvernos a las tareas originales...
- La vez anterior –dijo el dios nórdico de los truenos- fue Freyja, la diosa nórdica que elige a los caídos en combate… -hizo una pausa- eso quiere decir, que ésta vez, se trata de un dios romano…
No hubo respuesta a las últimas palabras: se quedaron mirando el firmamento alumbrado por los reflectores, y donde escasamente se veían las estrellas. Muy pronto amanecería, y deberían volver a ocultarse…


***
- ¿Y esto? ¡Maldición!
- “Los cursos ‘A’ y ‘B’ tendrán clases juntos, en el salón ‘C102’. Dirigirse a destino. El Director”
Jana sostenía la nota que estaba pegada en la puerta de su aula, y acababa de leerla en voz alta para su amiga Amber quien, porque la morocha la había despertado esa mañana, había llegado temprano. Apretó con fuerzas la manija de su portafolio, y le sonrió a la rubia.
- Vamos Amber… ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿Ver a Milo? –interrogó mientras comenzaba a caminar.
- Mucho me temo, mi amiga… -respondió afligida, mientras caminaba llevando el portafolio casi arrastrándolo- Mucho me temo…
Tras recorrer media escuela, cruzar muchos pasillos, y subir un piso, el dúo llegó al nuevo salón. Al abrir la puerta alcanzaron a ver un tumulto de chicas rodeando a dos personajes masculinos, lo que hizo que Amber simulara vomitar, gesto típico de ella al ver al morocho.
- ¡Amber! ¡Jana! –Lune las saludó desde un asiento, y corrió su saco y su portafolio de dos bancos, para demostrarles que los había guardado para ellas.
- ¿Cómo estás? –saludó Jana, mientras se sentaba.
- Hola, Lune… -murmuró la rubia- ¿Con quién está Milo en ese tumulto?
- Con Blas… uno de los amigotes de Seth…
Los ojos marrones y deslucidos por el sueño y la monotonía de Amber, parecieron iluminarse al escuchar ese nombre. Miró hacia su derecha y a la mitad del aula, y lo vio: Seth estaba rodeado de varios chicos más, y estaban guardando dos lugares que seguramente serían para “el indeseable” -como ella denominaba a Milo- y para Blas.
- ¡Tengo noticias! –dijo la castaña, viendo que su hermana melliza estaba en el grupo de chicas que acosaban a Milo- Parece que el Director hizo que se juntaran ambos cursos sólo para vaciar esos salones… -le comentó a la morocha de rulos.
- ¿A qué te refieres? –preguntó Jana.
- A que escuché que el viejo quería “depositar algo” –hizo las comillas con sus dedos- en nuestras aulas…
- Interesante… ¿Pero qué…
Mas Jana no pudo terminar la pregunta, porque justo en ese momento el docente ingresó al curso y puso orden, explicándoles que hasta fin del año lectivo iban a tomar las clases en ese salón, ambas divisiones juntas, por motivos de “reformas” en las aulas anteriores.
La mañana pasó de lo más aburrida, al menos para Amber, quien se limitó a copiar lo que el profesor garabateaba en la pizarra, simulando interesarse por el contenido que le estaban tratando de enseñar. Al llegar la hora del almuerzo, estuvo toda la comida pendiente de un lindo rubio de cabellos color dorado oscuro, y torso fornido.
Sin embargo, las clases de la tarde fueron demasiado aburridas, y Amber cruzó sus brazos sobre su escritorio, y acomodándose lentamente para que el profesor no la viera, apoyó su rostro entre sus brazos, y se durmió profundamente. Jana vio que su amiga había caído en el sueño, y decidió no despertarla, ya que esa mañana se habían levantado muy temprano, y el profesor solo estaba contando anécdotas suyas de veinte años atrás.
Cuando tocó el timbre, Lune tomó del brazo a Jana, y sin darle oportunidad de despertar a Amber, se la llevó corriendo, mientras Mia las seguía desde atrás. Cruzaron todo el piso, bajaron un tramo por escalera, y se ocultaron detrás de una columna, al ver que una profesora llegaba caminando con el director.
- ¿A que venimos, Lune? –preguntó Mia, susurrando.
- Quiero enterarme de si los rumores de que el viejo está planeando algo en contra de los dioses es cierto…
Jana suspiró. Bien sabía que si una de las mellizas era una enamoradiza del indeseable, la otra se creía detective, y gozaba con seguir los rumores, y tener las últimas noticias de todo. Después de todo, por una vez, no sería nada.
Cuando no hubo moros en la costa, las tres amigas se acercaron agachadas hasta las cercanías de la puerta del director, y se pararon de forma en que pudieran escuchar sin ser vistas, y fueran capaces de irse de ahí rápidamente, si estaban en una situación comprometedora. Lune acercó su oído hacia la puerta y ahí lo escuchó al director:
- ¡Oh! ¡Vamos! ¿O es que tú piensas que realmente son dioses?
- Deben serlo… por algo los truenos surcan el cielo cuando Thor se enoja… -respondió una mujer.
- Para mí, no son más que adultos que se hacen los pandilleros disfrazándose de dioses y usurpándoles sus nombres… No debería ser fácil derrotarlos…
- ¿Y qué es lo que piensas hacer? -respondió la mujer- ¿O es que debo recordarte que siendo solo 150 dioses mantienen una ciudad de más de tres millones de habitantes bajo control, y han repelido desde hace más de veinte años los ataques extranjeros? Ellos crearon una ley en la tierra, y ésta no va a ser tan fácil de quebrantar…
- Tú crees en la reencarnación de los dioses… ¿Verdad? –el director hizo una pausa, y luego golpeó fuertemente el escritorio-Yo tengo un plan…
- ¿Y ese es…? -provocó la mujer.
- Las Estrellas Fugaces tienen grupos de ataque… -respondió- las Nereidas, las Horas, las Pléyades… Cuando salgan mañana a la noche, las capturaremos y las desenmascaremos… Así podré saber su verdadera identidad…
Unos pasos se escucharon por el pasillo, y las tres amigas cruzaron rápidamente hacia la escalera, y comenzaron a bajarla silenciosamente. Eso era bastante extraño: el director de su escuela planeando una revuelta contra los dioses… una lucha estaba por desatarse.

Mientras tanto, Amber continuaba durmiendo en el aula. Tenía el brazo derecho sobre el pupitre, y la cabeza ladeada hacia la izquierda, con el brazo de ese lado apoyado en sus piernas, estiradas bajo la mesa.
Justo en eso, Milo ingresó al aula al recordar que había olvidado su saco en la silla, y no pudo evitar quedarse mirando a la rubia. De cabellos largos y dorados sueltos sobre su espalda, la piel blanquecina, los párpados cerrados… La pollera verde generalmente arrugada y mal puesta le daba a su piel un tono brillante, y la camisa blanca que rozaba su piel hizo que el morocho sintiera envidia de ella, por tocar la piel de una fémina que se resistía a sus encantos.
Una loca idea cruzó sobre su mente, y se acercó hacia la rubia. Rodeó el asiento, y se paró detrás de ella, para inclinarse y poder percibir esa fragancia tan particular que tenía.
Con delicadeza movió las hebras doradas cercanas al cuello y a la oreja con su mano izquierda, y se agachó sigilosamente. Acercó su rostro hacia el cuello de la fémina, y aspiró su perfume.
- Vas a ser mía… -le susurró al oído, y acarició su piel con su lengua, de una forma muy cuidadosa para no despertarla, casi con hambre de su piel, por ser la única chica que se le resistía.

Para variar, y como siempre digo, esto ha sido todo por hoy. La voz en segunda persoan es muy importante, y espero que se hayan dado cuenta de a quien pertenece. ¿Me dejan comentarios? ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Tags: novela, ciencia, ficción, romance, acción, mitología

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: Aldair_88
S?bado, 29 de diciembre de 2007 | 5:39
?Claro ke dejo comentarios! Me encanta la trama de F&F! Yo creo ke la segunda voz es de Zeus, el Dios supremo. Me encanta la personalidad de Amber, tan humana y despectiva, te felicito, si cabe, cada cap. es mejor ke el anterior xemotion
Autor: Kamus_99
S?bado, 29 de diciembre de 2007 | 5:55
Muy buen cap! Me gusta la personalidad de Milo, es repugnante el tipo jajajaja
S?bado, 29 de diciembre de 2007 | 18:15
?Muy jugoso cap?tulo!
?Qu? se trae entre manos Milo con Amber?
Muy bueno, te felicito.
Domingo, 30 de diciembre de 2007 | 21:15
??Gracias a todos los que lo leyeron y dejaron comentarios!! Me alegro que les haya gustado!! ?xitos!! Ya pronto vendr?n m?s cap?tulos xwrite
Autor: BlueBrain
Lunes, 31 de diciembre de 2007 | 4:32
?EXCELENTE!!!
Pero Milo, ke personalidade repelente!!!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+