cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 08 de diciembre de 2007

Hola a todos!! Aquí les traigo el segundo capítulo de "Fire & Forget" que, para variar, es bastante larguito. Un capítulo entero de los dioses, a ver que les parece... Y nada, los dejo leyendo!! Espero sus comentarios!!


Al llegar las ocho de la noche, la ciudad de Nocturna se vio envuelta en el estrepitoso sonido de las 4 alarmas que anunciaban por toda la ciudad el inicio del toque de queda: era el momento del cambio, donde la tierra se despoblaba de los humanos, y le abría el paso a los dioses.
Di algún humano osaba salir de noche… nunca más vería la luz del día.
Inmediatamente que las alarmas dejaron de sonar, las calles se cubrieron ahora con los sonidos de motores, motos, armas desplegándose, los reflectores iluminando el cielo oscuro, señal de que los dioses se habían apoderado de la ciudad, una vez más.
Sin embargo, esa noche sería una cacería.
Una moto todo-terreno, color negro y con un par de alas plateadas pintadas en el tanque de nafta (combustible que había sobrevivido a las guerras), cruzaba la ciudad hacia el acantilado noroeste, seguida de otras cinco motos iguales, todas equipadas con armas y luces.
La persona que guiaba a la moto que las otras seguían, era un joven alto, corpulento, de brazos fornidos, y contextura musculosa, que vestía un pantalón de cuero negro con borceguíes y protectores de metal en las pantorrillas, una campera también de cuero negro que tenía un par de alas plateadas pintadas en su espalda, cuyas puntas terminaban sobre los hombros masculinos, protectores de metal en los antebrazos, y un casco negro con vidrio del mismo color, que no permitía ver sus facciones.
Así era: los dioses peleaban en el anonimato, sin siquiera que ellos mismos, los de sus mismos grupos, supieran como eran sus rostros humanizados.
- ¡Thor! -gritó el joven que venía en la moto más cercana, y aceleró un poco para ponerse más cerca.
- ¿Qué pasa, Balder? -preguntó el aludido.
- La caravana está a casi 500 metros, y se escuchan ruidos de motos… -hizo una pausa, y agregó- Juno y Minerva no van a tardar…
- Ya lo sé… Esto se torna divertido…
Efectivamente, otro séquito de seis motos negras todas montadas por féminas de atuendos de cuero negro sumamente ajustados, protectores de metal en pantorrillas y antebrazos, y cascos negros, se aproximó veloz. Cuando estuvieron cerca, la moto principal que tenía pintadas estrellas doradas en el tanque de nafta se puso a la par de la de Thor.
- Thor… Supongo que ya sabes del grupo de rebeldes… -dijo la chica que manejaba la moto.
- Juno… Supongo que sabes lo que esto acarrea… Hacía bastante que no se escapaban -respondió el joven, con voz de locutor.
- Por esta vez, vamos a cooperar…
- Por esta vez…
- ¡Tenemos contacto visual con los rebeldes! –avisó Minerva, desde la moto que venía a la par de Balder.
- Nosotros nos encargamos –dijo Juno, refiriéndose a Thor, y luego ordenó- ustedes enciérrenlos…
Las motos con los dioses iban corriendo a casi 150km/h sobre la calle que lindaba el acantilado, por la parte alta, mientras que el jeep con los rebeldes trataba de cruzar por la calle que llevaba por la parte baja. Al ver las motos acercarse, el coche comenzó a acelerar.
Las diez motos de los dioses aceleraron más aún, en dirección a la bajada principal, ya que saltar por entre las rocas a más de cien kilómetros por hora, y en plena noche obscura era suicida… Claro, era suicida para los mortales.
Cuando Juno vio que se adelantaban, frenó y pasó por detrás de Thor, y tirando un pequeño empujón a su moto desde el manubrio, logró levantarla y hacerla saltar, para aterrizar justo sobre las rocas que bajaban como ladera. Al apoyarse, bajó la rueda delantera y apuntó el frente de la moto casi en diagonal, pero se inclinó al punto que su pantorrilla derecha parecía rozar las piedras, para mantener el eje de gravedad.
Al ver lo que la diosa estaba haciendo, Thor saltó detrás de ella, pero mantuvo la moto más derecha, disminuyendo la velocidad, pero estando completamente seguro que Juno se había lastimado.
Sin ninguna apariencia de esos supuestos, cuando ella estuvo cerca de la calle de la parte baja, volvió a tirar del manubrio de su moto levantando la rueda delantera, y saltó hacia la calle para, con perfecta agilidad y control, comenzar a acelerar nuevamente. Segundo después, Thor iba a su par, persiguiendo el jeep que cada vez se acercaba más.
Desde el frente del jeep diez motos se acercaron amenazantes, disparando balas y flechas hacia las ruedas del jeep inmovilizándolo. Mientras el rodado perdía el control y bajaba la velocidad, todas las todo-terreno negras lo rodearon como fantasmas, y cuando se detuvo, dos dioses bajaron a los rebeldes.
- ¡Por favor! ¡No lastimen a mis hijos!
El grupo rebelde se trataba de un hombre de pasados cuarenta, pelo un tanto canoso, barriga prominente y barba descuidada, que abrazaba a un niño de no más de seis años, acompañado de una mujer delgada, de cabellos oscuros, que cargaba a una bebé en sus brazos.
- Eso deberías haberlo pensado antes… -dijo una voz profunda y masculina, y los demás dioses se corrieron, dándole paso a Thor, dios del trueno, el más fuerte entre los hombres y los dioses.
- Todas las acciones tienen consecuencias… -agregó una voz femenina y seductora, proveniente de Juno, la diosa más vengativa, de sangre más fría, la diosa de las mujeres.
- ¡Piedad! -pidió el hombre- ¡Piedad, mis dioses!
- ¡Claro! -interrumpió Juno- Primero intentas traicionarnos, y al ver frustrados tus intentos, nos pides perdón a nosotros, los dioses que bajamos a esta tierra para devolverles la paz que tanto se esforzaron por destruir.
- ¿Quién los proveyó con ese vehículo? -interrogó Thor- ¿Y quién les indicó por donde salir?
El bebé que la mujer cargaba comenzó a llorar haciendo que el niño se asustara y también llorara, por lo que sus padres trataron de calmarlos. Sin embargo -y como su fama la antecedía- Juno no era de los dioses más pacientes y amistosos de todos.
- ¡¡BASTA!! -gritó, haciendo que hasta las piedras temblaran- ¡¡O respondes las preguntas, o voy a probar mi ballesta nueva en tu hijo!!
Y dicho esto, estiró su brazo derecho hacia su espalda, y con gatuna agilidad destrabó la ballesta de su soporte y activando la mira láser, la apuntó al pecho del niño, haciendo que las cinco diosas romanas restantes desenfundaran sus pistolas y ballestas, apuntándoles a la familia.
El hombre se quedó helado, y más aún cuando Juno -al ver que no respondían- cambió la flecha, y colocó una de cabeza brillante sobre la ballesta, y apuntó decididamente hacia su hijo.
- Tienes tres segundos, viejo… -dijo con una voz tan profunda y tan filosa como una espada- Tres segundos, o uso a tu hijo de blanco… -y el láser de su ballesta se marcó en el centro del pecho de su hijo.
- ¡¡Fue mi idea!! –dijo al fin llorando, pero al querer cubrir a su hijo, todas las armas, salvo la de Juno, lo apuntaron- ¡¡Perdónenlos, fue mi idea!!
- ¡¡NO MIENTAS!! -gritó Thor, haciendo que las nubes temblaran y los truenos sacudieran el firmamento- ¿¡Cómo osas mentirles a tus dioses!? ¡La mentira y el desacato se pagan sólo con la muerte!
Y con furia destrabó del armazón en su espalda, una pistola automática de alto calibre, y con otra mira de láser, que fue a apuntar directamente hacia la cabeza de la bebé, haciendo que todos los dioses nórdicos desenfundaran sus armas, y les apuntaran. Muy pronto, los rebeldes estuvieron rodeados por los dioses de más alto rango, y las armas más mortales.
- Tres segundos… -dijo Thor- 3…
En ese momento, el hombre deseó poder ver el rostro de los dioses. Desde que los Ángeles Negros -los dioses nórdicos- y las Estrellas Fugaces -las diosas romanas- estaban entre ellos, ninguno había mostrado su verdadero rostro: siempre vestidos con trajes de cuero negro y cascos del mismo color, su origen divino se veía con algunos indicios de veracidad.
- Roberto Schneider me indicó del acantilado… -suspiró mientras lloraba- Estuve juntando el dinero por seis meses, hasta que logramos adquirir el jeep… -miró hacia su familia- Él también nos ayudó con el jeep…
- Schneider es el director de la escuela Este… -le dijo Balder a Thor, y éste asintió.
- ¿Por qué has osado escaparte de la ciudad? ¿Es que los dioses te han defraudado? –le preguntó Juno al señor.
- ¡¡Piedad!! -clamó el aludido- Sólo lo hice para proteger a mi familia…
- ¿Protegerla de qué? ¡Si éste es el Olimpo en al tierra, el único lugar pacífico y sano que queda, gracias a ustedes, humanos insensatos!
- Roberto dijo que pensaban atacar Nocturna, y decidimos salir… ¡¡Perdónenme, oh dioses míos!!
- “Errar es humano, y perdonar es divino” -murmuró Thor, y los humanos temblaron de miedo.
- Pero el desacato y el traicionar a sus dioses… -dijo Juno, y activó la ballesta- Lástima que de estar tantos años entre ustedes, hallamos perdido la facultad de perdonar…
Y no dijo más nada. Las ballestas, pistolas y armas dispararon, y pronto una cubierta roja cubrió el suelo donde se encontraba la familia. Juno dio media vuelta, y dándole la espalda a la escena, le ordenó a Venus y Leto que limpiaran el lugar, y se quedaran de guardia. Por otro lado, con un simple gesto de Thor, Frey y Heimdall entendieron que tenían que hacer lo propio.
- ¡¡Juno!! –gritó el dios, pero ella no volteó a verlo- ¡Sabes bien lo que esto significa!
- Creo que mañana por la noche, el director de la escuela Este tendrá su visita… -dijo ella- Y si te refieres al motivo de porqué estamos acá… No lo recuerdo, supongo que ya lo he olvidado…
Sin decir más, caminó hacia su motocicleta, se subió, encendió el motor, salió corriendo, seguida de Minerva, Diana y Libia. Thor estiró su puño derecho y golpeó el jeep, dejando un profundo abollón en su chapa.
- ¡Maldita! -murmuró, y ladeó su cabeza hacia el jeep- Realmente eres vengativa…

Esto ha sido todo por hoy. Espero que les haya gustado, y que no les haya resultado ni muy macabra, ni oscura :). En fin, espero ue se animen a comentar, gracias a todos los que lo leyeron, y nos vemos en el próximo artículo!! Éxitos!!

Tags: novela, acción, mitología, romana, nórdica, dioses

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: Kamus_99
S?bado, 08 de diciembre de 2007 | 5:37
me ha sorprendido el tema, no puedo negarlo, los dioses en moto asolando la Tierra de noche, Trueno, ?ke imaginaci?n! me gust? el cap, kedo esperando la continuaci?n
Autor: Aldair_88
S?bado, 08 de diciembre de 2007 | 5:44
Muy Bueno!!!!! Ke loco, los dioses en moto!! me encant? este cap?tulo, est? muy chula la novela
S?bado, 08 de diciembre de 2007 | 18:54
?QU? BUEN CAP?TULO! Y el tema me parece fant?stico, d? muchas posibilidades para desarrolar una historia por dem?s entretenia. Es cierto lo que opina Kamus, ?Qu? imaginaci?n!!!
Autor: Apaachai
Domingo, 09 de diciembre de 2007 | 15:25
aaahhh pero sta copaiiisimo mily!!!! ta ien!!! asi m gusta a mi! con mycha sangre y accion... y ya veo q esos 2 (juno y thor) terminan juntos jajajajaja ^^

Naaaa no t jodo la historiaaa... salu2 y cuidate

besos
Autor: BlueBrain
Lunes, 10 de diciembre de 2007 | 5:20
Muy bueno el tema!! Juno y Thor! Dos dioses de distintas mitolog?as, no s? que esperar de esta trama. Como siempre, me sorprendes y te aseguro que ya me enganch? con esta nueva novela. Me gust? mucho xfun
Lunes, 10 de diciembre de 2007 | 11:07
??GRACIAS CHICOS!! Realmente me pone muy fel?z que les haya gustado lo que escribo, ya que es una historia bastante enredada... :D No se preocupen!! Ya todo se aclarar?... xwrite
Autor: Apaachai
Lunes, 10 de diciembre de 2007 | 16:55
Aaahhhh, siempre m decis eso: "es un enredo no?"

Pero a mi m parece q no, y q yo sepa nadie t escribio diciendo eso asi q tenes q tar contenta!! ^^
Ademas, personalment no m parece q seas un "enredo" sta weno ^^

salu2

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+