cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 22 de septiembre de 2007

¡Hola a todos! Antes que nada, les pido disculpas por no haber publicado nada en esta semana: realmente estuve un tanto ocupada, y se me hizo imposible escribir. Aquí les traigo el capítulo 7 de "Conciente Inconciente" Espero que les guste, y que me dejen comentarios. ¡Nos vemos!



Lentamente estiró su mano izquierda, y rozó el lado opuesto de su cama, buscando sentir el cuerpo de su mujer. Al no tocar nada, Sergio se despertó sobresaltado, transpirado y cansado: había estado soñando toda la noche con la voz que le hablaba, le decía cosas... Cosas que no era demasiado buenas.
Haciendo su mayor esfuerzo, se levantó de la cama, y rápidamente se dio una ducha para higienizarse. Se vistió, juntó su placa y su arma, y se dirigió a la cocina, en busca de su mujer. Para su sorpresa, ella lo estaba esperando con el desayuno y, aunque muy dentro de él quería abrazarla y besarla hasta dejarla sin aliento, algo hizo que la tratara secamente, casi sin dirigirle palabra.
- Sergio, mi vida... ¿Qué tienes? Desde anoche estás muy raro... -preguntó acercándose, mientras le acariciaba el brazo.
- Estoy cansado -respondió él, en un gruñido.
- Ya lo se... -dijo ella- Pero cuando estabas con el caso de Bonetti, y te estabas poniendo igual que ahora, me prometiste algo... -como no hubo respuesta, Carla continuó hablándole, mientras se apegaba más a su brazo- Me prometiste que te ibas a ver con alguien...
- ¿¡Con quién!? -se exasperó Petrelli.
- Me dijiste que ibas a hablar con el psicólogo de la Estación, mi amor... -trataba de usar todos sus encantos femeninos, pero nada parecía importar- Ese último caso fue muy traumático, y yo entiendo que estés así, pero esto ya no...
El hombre no la dejó terminar de hablar, ya que se levantó raudamente, y cruzando la casa como un fuego se subió en su Mondeo, y se desapareció en camino a la Estación. En eso, Alejandro, su hijo, bajó asustado las escaleras tras sentir el golpe de una silla, y vio a su madre llorando en la cocina.

- Te dije que es una inútil... Quiere convencerte de que hagas lo que ella quiere...
- ¡Cállate! ¡No quiero escucharte!
Petrelli iba conduciendo cada vez más desesperado, ya que esa voz no se calmaba, no se callaba, y a cada momento comenzaba a decirle que le hiciera cosas horribles a su esposa, y a su hijo. Nervioso por la situación, subió el volumen de la radio del auto, y continuó dirigiéndose a su trabajo.
Al llegar, fichó su horario de entrada -bastante más temprano de lo normal-, y se dirigió hacia la computadora de Fernando, justo para encontrarlo a él ya sentado, investigando.
- ¿Encontraste algo?
- Nada, jefe... Parecería que estas personas no tuvieran identidad -respondió.
- ¿Y Max? ¿Sabes donde está?
- Está mirando el interrogatorio de la mujer... Todavía no han terminado.
Sin decir nada más buscó un café, y cruzando el pasillo, dobló a la derecha, y entró a la pieza oculta tras el gran espejo de la sala de interrogación. Al ver a Max inclinó la cabeza, y le ofreció el café.
- Aún no dice nada... Ni siquiera quiso aceptar los tratos que le ofrecimos... Ni siquiera quiso llamar a un abogado... Nada... -Sorgber parecía anonadado.
- ¿Y los tratos de libertad condicional?
- Simplemente dijo: “Esto es Por Pedro Bonetti”, y nada más...
Ambos guardaron silencio. Decidieron volverla a su celda, y continuar con el interrogatorio más tarde, porque en ese momento carecía de sentido. Salieron del lugar y se dirigieron a la oficina de Max, cuando en ese momento, una ráfaga de viento atravesó la Estación, llevando consigo una voz que sólo Sergio pudo escuchar.
- ¿Sabes? Ahora mismo están atracando una concesionaria de coches....
- ¿Qué? -preguntó en voz alta el detective, justo cuando se dio cuenta que era el único que había escuchado esa voz.
- ¿Qué ocurre, Sergio? -le preguntó Max preocupado por el gesto de su compañero de trabajo.
- Nada, lo siento... -dudó el aludido- Solo razonaba en voz alta los hechos...
- De acuerdo...
Justo cuando ambos iban a retornar su camino hacia la oficina de Sorgber, la alarma de emergencia empezó a sonar por todo el lugar, y Sonia atendió el llamado de urgencia. Su gesto se desfiguró al escuchar unas palabras al teléfono, y cuando colgó, inmediatamente dijo:
- ¡Jefe! ¡Atracaron a una concesionaria de coches, y robaron un vehículo.... Parece que hubo asesinatos!
- ¡Emergencia! -gritó Max, mientras encendía la otra alarma- ¡Quiero a los escuadrones en el lugar ahora mismo! ¡Sergio tu vienes con nosotros! ¡Y equipado!
Los coches policíacos, las unidades de emergencias, y dos camiones con miembros del escuadrón táctico cruzaron la ciudad a máxima velocidad, dirigiéndose hacia la concesionaria afectada.
Cuando llegaron, y luego de hacer el reconocimiento táctico de protocolo y seguridad, el equipo de investigadores y médicos entraron a la escena, pero no encontraron a nadie a quien salvar: los cinco empleados que estaban de turno, habían sido asesinados brutalmente, y atados a los volantes de los coches que estaban a la venta.
En el lugar donde faltaba uno de los autos, había marcada una silueta en el piso como si se tratara de un cadáver, nada más que estaba hecha en sangre, y en el medio había un papel que decía “Por Pedro Bonetti”.

Eso a sido todo por hoy. Espero que les haya gustado, y nos vemos en el próximo artículo!!! ¡Éxitos!

Tags: literatura, argentina, novela, suspenso, terror, policíaco

<@[email protected]> Comentarios:

S?bado, 22 de septiembre de 2007 | 19:37
ya no s? que pensar del detective, no se si est? loco o poseso, cada cap?tulo me desconcierta m?s. Muy bueno el suspenso y hace esperar un final imprevisible
Autor: Kamus_99
Domingo, 23 de septiembre de 2007 | 12:06
muy bueno el cap. ya no s? ke pensar del tipito, estoy esperando otro cap. para dar mi opini?n sobre el detective
Autor: Aldair_88
Domingo, 23 de septiembre de 2007 | 12:12
OH!!! ke cap. cada vez me deja m?s desconcertada el detective.... mujy bueno el suspenso ke le imprimes, Trueno, escribes muy bien
Autor: BlueBrain
Lunes, 24 de septiembre de 2007 | 6:45
Muy Buen cap!!! que bien escribes, Trueno, nunca puedo preveer que vendr? en la pr?xima entrega, en serio, deber?as dedicarte a escribir
Lunes, 24 de septiembre de 2007 | 13:25
??Gracias chicos!! ?Me alegra mucho que me digan eso! Es m?s, ya varios me han dicho que trate de publicar mis historias, jajaja...
Autor: Foxys
Lunes, 01 de octubre de 2007 | 0:42
mmm gusta... gusta gusta... mi supocici?n.... un "alter-ego" se todos tamos medio chapita, pero me da la impreci?n de que el mismo (su alter-ego) es el que est? de tras de todo esto... wuaaaa tamos todos re desconsertadooossss :-)

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+