cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 04 de agosto de 2007

Hola a todos!! Este es el primer capítulo de "Conciente Inconciente" la nueva novela que publicaré todos los sábados en X-pressions. Para variar un poco, es una especie de thriller-terror-policíaco (esas combinaciones locas, jejeje) en fin, espero que les guste, y que me dejen comentarios... y ahora... ¡A leer!



Tratando de esquivar a todos los que estaban poblando la diminuta estación de policías, el jefe Max Sorgber cruzó el lugar con dos botellas de sidra en sus manos, y una enorme sonrisa en sus labios. Cuando llegó al centro, depositó una de las botellas en un escritorio, y sacudiendo la otra, la destapó con fuerza y el corcho voló por los aires, llamando la atención de todos.
- ¡¡Escuchen!! -gritó subiéndose a una silla, y mostrando la copa ya servida con sidra- Este triunfo sólo ha sido posible gracias a Sergio Petrelli, quien con audacia y perspicacia logró detener a la banda de narcotraficantes, y capturar a su líder Pedro Bonetti...
Los vitoreos, halagos y aplausos no lo dejaron terminar de hablar, e inundaron el lugar. Sergio Petrelli, el responsable de capturar al criminal, era un hombre alto, fornido, de cabellos negros y piel trigueña, cuyo rostro no mostraba los 43 años que en realidad tenía. Sabiendo que a él no le gustaban esas cosas, su jefe había decidido hacer un brindis con todos los miembros de la estación, y ahí estaba: sonriendo forzadamente, mientras sostenía en su mano derecha una copa con sidra, a pesar de su reticencia a las bebidas alcohólicas.
- ¡¡Por favor!! ¡¡Por favor!! -gritó el jefe Max, haciendo que todos callaran- Vamos a dedicarle este brindis a Sergio, que gracias a él pudimos controlar esta situación... ¡Salud! -concluyó, y bebió un considerable trago de sidra.
- ¡Salud! -corearon los presentes,
Y todos bebieron un trago, para continuar charlando de la situación, y de la excelente actuación de la Estación N° 5, y especialmente del Detective Petrelli. Sin embargo, mientras él trataba de disimular su incomodidad ante tal situación donde él era el centro de atención, de a ratos alguien se acercaba hacia él, y pasaba unos minutos felicitándolo. En eso, Sorgber se acercó hacia él con una sonrisa.
- ¿Qué ocurre Sergio? -preguntó- ¿O es que no estás cómodo?
- Max... Tú sabes que no me gusta ser el centro de atención, y encima haces esto...
- ¡Oh! ¡Vamos! Luego de todo lo que hiciste, te lo mereces... ¿O acaso piensas que todos los días se atrapa al narcotraficante más buscado del país?
- Pero... -Sergio quiso objetar algo, pero una pequeña cajita que Max depositó en sus manos le llamó la atención- ¿Y esto?
- Abrilo...
Siguiendo la orden la abrió, y se quedó maravillado al ver lo que contenía: una estrella dorada con una cinta azul, que tenía la inscripción “Honor y Valentía” tallada en sí. Sergio se quedó helado: lo habían condecorado.
- Ahora estás a cargo del departamento de detectives, y eres el segundo al mando en esta estación. ¡Felicidades! -saludó alegre Max, mientras el aludido todavía no caía en la situación.
Luego de que todos se calmaron, Max y Sergio se dirigieron a la puerta de la estación, a darles el reporte de lo sucedido a la ola de periodistas y reporteros que se amontonaban en la entrada. Acosado por micrófonos, preguntas y grabadoras, el detective se recriminó mentalmente a sí mismo el haber seguido a su jefe a esa situación. Sin embargo, debería acostumbrarse ya que acababa de ser ascendido.
Tras pasar por unos incómodos discursos ante las cámaras, discursos que no detallaban nada y que respondían todo con discretas evasivas, Sergio logró despedirse de todos, montarse en su Mondeo, y encaminarse a su casa. En menos de media hora, había cruzado toda la ciudad, y estaba apagando su auto en la acera de su hogar.
Muy contento, pero también agotado tras la persecución de dos meses, Petrelli sacó su llave del bolsillo, y con casina parcimonia abrió la puerta. Como era casi de noche, debió encender la luz para ver dentro de su casa. Luego de presionar la perilla, se dio vuelta, y la vió...
Ahí estaba su mujercita, Carla, que luego de dos hijos seguía tan hermosa como el primer día que la había visto. Ataviada con un provocador vestido negro, con ese embriagador perfume que solía usar, y con los rubios cabellos sueltos que resaltaban sus ojos verdes, se acercó sensualmente, y apretándose contra él, le dio un beso de bienvenida.
- ¡¡Felicidades mi amor!! -felicitó, luego de dejarlo embrujado con su saludo.
- Querida... -murmuró él, y la abrazó fuertemente.
Hacía dos meses que no había podido hacer eso: desde que había tomado el caso del narcotraficante Pedro Bonetti, se había sentido como otra persona, cansado, agobiado, siempre cansado y malhumorado. Varias veces había hablado con Carla de hablar con el psicólogo de la estación, pero nunca lo había hecho.
Sin embargo, todo eso había quedado atrás. Ella se encargó de demostrarle que ya todo había pasado, y que seguía amándolo como siempre lo había hecho.

La noche corría tranquila, pero Sergio Petrelli no podía dormirse: estaba embobado mirando dormir a su esposa, y saber cuánto la quería, y lo feliz que era estando con ella lo mantenían despierto. Mas eso no era lo único que lo desvelaba, algo lo perturbaba, pero no sabía que.
Sin darse cuenta, poco a poco comenzó a dormirse.
De pronto, se encontró en el banco, con la billetera abierta, a punto de sacar unos billetes para pagar las cuentas, cuando unos disparos resonaron en el aire. La multitud comenzó a gritar, y seis personas -una de ellas una fémina- enmascarados y vestidos de negro comenzaron a apuntarle a todos con sus armas.
Algunos cerraron las puertas, y otros acosaron a los cajeros. Sin embargo, el estaba ahí y nadie le decía nada. Quiso hablar con una de las empleadas pero ella lo ignoraba, hasta que los seis enmascarados comenzaron a disparar y a asesinar a sangre fría a todos. Sergio quiso atacarlos, pero las balas lo atravesaron como si él fuera un fantasma.
Apretó sus manos fuertemente. Quería hacer algo, pero no podía: era como si él fuera un fantasma en aquella situación. Cerró los ojos por un momento, y cuando los abrió... cuando los abrió vio que todos estaban muertos, o gravemente heridos, y los atragantes estaban huyendo por la puerta del frente como si nada.
En eso, un fuerte sonido comenzó a sonar, y algo lo fue alejando del lugar, como si lo sacaran volando... se iba...
Abrió los ojos asustados y tanteó en su cama: Carla no estaba, seguramente ya se había levantado. Miró el reloj y se dio cuenta de que se había dormido, eran las diez de la mañana y el recién despertaba. Tocó la mesa de luz y vio que su teléfono celular estaba sonando: lo llamaban de la estación.
- ¿Hola? -atendió, pero un murmullo de voces le impidieron escuchar- ¿¿Hola?? -repitió más fuerte, justo cuando su esposa entraba al cuarto y se quedaba en la puerta.
- ¿Sergio? Soy Max... -dijo la angustiada voz del jefe- Atracaron un banco, te necesitamos acá, siento molestarte pe...
- ¿¿¿Un banco??? -preguntó sorprendido, y su esposa se percató del gesto de su marido.
- Si... parece que fueron seis personas, los vieron huir por el frente, en una camioneta negra... -asintió Max- Sergio...
- ¿Si? -Petrelli estaba pasmado.
- Fue una masacre... mataron a todos a balazos...

Bueno, tampoco es taaaaaaaaan morboso... T_T En fin, prometo que mejora... Espero sus comentarios, y nos vemos en el próximo artículo!!! ¡¡Éxitos!!

Tags: literatura, argentina, novela, suspenso, thriller, policíaco

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: Aldair_88
S?bado, 04 de agosto de 2007 | 6:36
AAAHHHHH!!!!! Pero ke cap. inicial!!!! me dejaste temblando!!!!! Muy bueno este primero del detective psikico!!!
Autor: Kamus_99
S?bado, 04 de agosto de 2007 | 6:38
Puahhhhhh con el detective so?ador!!! ke buen cap. me atrapo enseguida, muy buena la trama. Te felicito
Autor: BlueBrain
Domingo, 05 de agosto de 2007 | 9:55
muy buen cap, el detective ?tiene sue?os adivinatorios o no recuerda lo que hizo???? Me gusta la nueva trama, es muy atrapante. Un hurra por tu imaginaci?n...
Domingo, 05 de agosto de 2007 | 10:11
Que buen capitulo inicial, muy buena la ambientaci? del personaje principal, y la acci?n se inicia desde el principio, se persibe una novela de mucho suspenso. Te felicito.
Domingo, 05 de agosto de 2007 | 13:13
??Que bueno que haya gustado!! La verdad es que estaba un tanto nerviosa, y no sab?a c?mo iban a reaccionar con esta historia... ?Prometo que mejora!
Autor: Foxys
Lunes, 06 de agosto de 2007 | 1:06
MUY BUENO!!!! TRUENO ME ENCANTO!!!! me dejaste O.o XD exelet i wan't moreeeee >.<
Autor: Foxys
Lunes, 01 de octubre de 2007 | 0:18
jojo maas vale tarde que nunca Foxys report?ndose capitan!

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+