cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Jueves, 28 de diciembre de 2006

Jelou!!! ¿Cómo andiamo? ¿Tudo bem? jejeje... bueno, acá les traigo el capítulo 21 que debería haber publicado el miércoles a la madrugada, pero por pachorrienta (sorry) lo publico recién hoy. Espero que les guste... !!



Delfina miró a Víctor que se estaba subiendo al auto de su hermano, y le dijo:
- Sígannos que se como salir de acá... -y se subió al Golf.
Víctor asintió y le dijo a su hermano. Iban a seguirlas porque sólo hacía cinco meses que estaban en Santa Fe, y poco conocían de sus rutas y caminos aledaños. El Golf salió bastante tranquilo y luego comenzó a acelerar, para no dejar las marcas de las cubiertas, seguido por el impactante Dodge de faros ocultos.
Avanzaron por la ruta, hasta que doblaron en una parte que estaba en construcción con partes incompletas, asfalto roto, y poca luz, hasta que volvieron al camino de Montevera donde, prendiendo el intermitente, les indicaron a los hermanos que podían separarse. Las chicas siguieron hacia Ángel Gallardo, un pequeño pueblo de no más de cinco cuadras y volvieron para tomar la avenida Aristóbulo al norte, para separarse de los Camperetti.
Así Ana y Delfina volvieron al Drifting, ya que don Lombardi le había dado la llave del portón trasero a su hija para que revisaran el auto ahí, y al terminar la carrera, cambiaran los neumáticos. Así lo hicieron, y se volvieron a sus casas, poniéndose en guardia cada vez que veían una camioneta o auto de la policía.
Ni bien Delfina entró el auto en el garage, una lluvia consistente y pesada se largó sobre la ciudad. Al escuchar el ruido de las gotas, la jovencita dejó la puerta abierta y se asomó para ver el cielo rojo y la lluvia que caía constante golpeando con frecuencia repetitiva en el suelo. “Se me hace que va a llover toda la semana” pensó, cerró el portón, y se acercó a su auto, posando la mano derecha sobre la tapa del motor, como acariciándolo. “Me parece que esta semana vas a tener un descanso Trueno...” Y se fue a acostar.


El taxi paró en la entrada de la facultad, no sin molestarse un poco con la joven pasajera por hacer transitar por lugares con bastante agua, y luego de darle el cambio, abrió la puerta para que Ana se bajara. Ni bien abrió el paraguas, vio que su amiga descendía de otro coche estacionado unos metros más delante de donde ella estaba. Se saludaron y entraron a clases.
- Cuando encuentre a ese desgraciado, me las voy a cobrar...
- No seas tan rencorosa, Del... Mejor preocupate por ganarle en la carrera.
- Hablando de Roma ¿para cuándo la pasará a la carrera? ¡Me muero de ganas de derrotarlo!
- Te entiendo -dijo Ana sonriendo- y se merecería perder por ser tan mala persona... Me juego que él llamó a la policía. Ellos nunca van a esa parte de la ruta, por eso son ahí las carreras...
- Ahí vino el profe... -y suspendieron la charla...

Sus ojos verdes miraron de forma asesina a José, sentado en frente de él, y luego se posaron sobre el café humeante, recién servido por la moza. Tomó la taza y bebió un sorbo mientras miraba la lluvia por la ventana, y disfrutaba el temblor y la duda en la mirada de su mecánico.
- Simplemente te digo que fue un poco cruel llamar a la cana, Martín... sólo eso... -se animó al fin a decirle, no sin cierto miedo en su voz.
- Si. Ya se que fue cruel. Ésa era mi intención -le contestó Martín al fin, mientras le sonreía seductoramente a una jovencita que acababa de entrar junto con una amiga al café- La única forma de saber que tan bueno es un corredor, es colocándolo bajo gran presión y temor... Y ellas lo soportaron... Son dignas de ser mis rivales -miró a su amigo- Me parece que esta noche no van a ir al hotel vos y Juan... Nos vemos...
Y levantándose se fue hacia la mesa donde estaba la jovencita, y se sentó junto a ella. José se dio vuelta, y tratando de no matarse por tonto, volvió a preguntarse porqué era el mecánico de un tipo tan despreciable y asqueroso como Martín. “El dinero, Jo... pensá en cuánto te paga...” se consoló mentalmente mientras pagaba por su té. “Aunque esta noche voy a tener que dormir en la Trafic... Le voy a decir a Juan que tampoco se aparezca por el hotel... Aunque no se que tanto, si hasta estamos en pisos diferentes...”
Salió del negocio, y se dirigió hacia la Trafic, estacionada bastante lejos del resplandeciente Impreza, cuyas llantas doradas brillaban como soles en la penumbra abrasadora de la lluvia, y se drigió hacia el estacionamiento donde habían guardado la otra van.
Cuando llegó, vio que Juan se estaba subiendo, y al preguntarle hacia dónde iba, evito que fuera al hotel, comentándole lo que su jefe les había dicho.
- ¡Cerdo egoísta! -contestó Juan volviendo a aparcar la van- ¡Ni lo perros lo quieren! ¡Todavía no se qué me ata a él! -José le hizo un gesto de “dinero” con las manos y éste sonrió- Si... tenés razón...
- Por culpa de él no puedo ver a los tipos buen mozos...
- ¿Sabés? El muy descarado me mandó un SMS diciendo que mañana a primera hora mande un fax al taller ese, donde me hizo tirarle a la cubierta del Vectra, diciendo que la carrera se pasa para el sábado a las 03:00am.
- ¡Está loco! ¿A la madrugada? ¡No van a querer ir! ¡Si sabe que acá las carreras son a la medianoche del domingo!
Sin embargo, a pesar de las quejas y las oposiciones, hicieron lo que Martín les había pedido. El viernes a primera hora fueron hacia unas cabinas telefónicas y enviaron el fax al Driftig Zone, tal como el corredor se los había pedido.
Ni bien recibieron el fax, el padre de Ana las llamó para que fueran inmediatamente. Cuando llegaron, él la estaba esperando en su oficina con el fax en la mano.
- Pasó la carrera a mañana a las... ¡A las tres de la madrugada! ¡¿En qué está pensando?! ¡¡Está loco!! -se exasperó Delfina.
- Calmate, con eso no vas a lograr nada... -dijo Ana- Pero hay algo que me preocupa...
- ¿El clima? -interrumpió la colorada- Se nos va a largar a llover... Ponele la firma...
- No sería tan peligroso que lloviera como si... hubiera niebla -dijo don Lombardi tocándose la pelada- En días como estos, a esa hora en la ruta suele bajar una niebla muy densa que ni los faros rompen...
- ¿Y los antiniebla del Golf? ¿Los faros de yodo?
Don Lombardi negó con la cabeza. Tenía un gesto sombrío.
- No se... va a depender de ustedes... -se acercó a la puerta de la oficina- Chicas, no les voy a decir que no corran porque se que ustedes viven para esto, aunque como padre se los prohibiría... Y no solo como padre, mi sensatez me dice que no las deje, pero... -hizo una mueca como sonrisa, y recuperó su postura- yo también corrí callejeras de joven, y por eso se que sienten, y se que nada de lo que les diga las va a detener...
- Papá... -murmuró Anabella
- Ahora busquen ese autito azul y cámbienle las ruedas, balancéenlo y alinéenlo y vayan a dormir. Les deseo lo mejor para esta noche...
- Gracias Señor...
Y ambas salieron hacia el taller, donde todos los mecánicos e Ignacio estaban mirando desde lejos, a través de la ventana de la oficina del jefe, para ver si se enteraban algo.
“No se preocupen... Se que van a superar este obstáculo, como ya han superado otros... Yo voy a ir esta noche... No pienso perderme la carrera” pensó don Lombardi “Aunque se que el dueño del Subaru, antes corría rally profesional... Y también se que lo echaron por lo sucio que era con sus oponentes...”

Chan!! Aclaro una cosita: en Argentina, le dicen "cana" a los policía :P aclaro por si no lo sabían ;) ¡¡Nos vemos!!

Tags: literatura, historia, carreras, clandestinas, coches, velocidad

<@[email protected]> Comentarios:

Autor: Aldair_88
Jueves, 28 de diciembre de 2006 | 6:23
?Ke capitulo!! chan chanchan CHAAAAAAAAAAN como dice Trueno jajaja, el tio nuevo si ke es maloso!!! te felicito, muy bueno!!!
Jueves, 28 de diciembre de 2006 | 11:36
Jejeje... Realmente maloso el tepetate!! Jejeje... me alegro que les haya gustado!!
Autor: BlueBrain
Jueves, 28 de diciembre de 2006 | 14:17
Muy bueno el capitulo!!! No me imaginaba que fuese tan repugnante el tio!!! ni los suyos lo quieren
Jueves, 28 de diciembre de 2006 | 14:29
Muy buen capitulo!!!! Siempre me sorprendes porque no s? que vas a escribir a continuaci?n, se est? llenando de suspenso...
Jueves, 28 de diciembre de 2006 | 22:10
Gracias chicos!! Su apoyo significa mucho para m?!!
Autor: Kamus_99
Viernes, 29 de diciembre de 2006 | 14:24
me voy dos d?as y escrib?s semejante capitulo, est? buenisimo, no veo la hora de ke sean las 3 am (ke compitan) jajaja te felicito
Autor: Kamus_99
Viernes, 29 de diciembre de 2006 | 14:28
Muy bueno!!! no veo la hora de ke sean las 3 am para la competici?n, mando otra vez este mensaje porke antes no lo tom?, te felicito Trueno, muy bueno!!! pero no todos los de ojos verdes son tan malos!!!!
S?bado, 30 de diciembre de 2006 | 22:34
Me alegro que te guste Kamus!! Y estoy segura que si ten?s ojos verdes, no sos malo maloso como el de la novela ;)

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+