cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

Domingo, 26 de noviembre de 2006

Hola a Todos!! Después de un tiempo sin escribir la tan esperada carrera, hoy la coloco, luego de una semanita de espera, para que puedan continuar leyéndola... Muchas gracias por seguirla así...



Un sonido de motor hizo llenarse de expectativas a la cantidad de público y a Francisco, que hacía diez minutos que había llegado. Muy pronto, Santiago arribó en su 307 azul, seguido por los coches de dos amigos, también miembros de su equipo. Estacionaron en la largada, y se pudieron a hablar de la carrera, y de cómo correría Delfina.
Pasaron otros cinco minutos, cuando nuevamente, se escuchó el sonido sórdido de motores que se acercaban a máxima velocidad. Pero se oía claramente que ambos estaban altamente modificados: los hermanos Camperetti había llegado. El Stealth y el CC, seguidos del 206 de Roberto, pararon en la largada, para esperar a ver cuándo llegaban las chicas.
A las 00:13, Francisco recibió una llamada. Los miembros de su equipo que estaban en la entrada, le dijeron que vieron pasar un Golf, seguido de un auto aguamarina. “Bien... sabía que no te ibas a escapar”.
El ambiente estaba cada vez más tenso, cuando las luces de los autos se vieron a lo lejos en la ruta. De pronto todos se quedaron en silencio, expectantes... un rebaje se escuchó y el Golf se detuvo en la ruta, frente a Francisco, bien cerca de la barra de contención, el Vectra -no sin llamar la atención- se estacionó detrás, y ambas chicas se bajaron al mismo tiempo.
- Pensé que te habías retractado -le prepoteó Francisco.
- En lo absoluto... ¿empezamos? -fue la respuesta.
Ambos se subieron a los coches. El Chevrolet fue estacionado en la banquina. Ana se paró para contar en el medio de ambos autos. 3, y aceleraron... 2, primera... 1... Patinaron y salieron arando muy parejos, hasta que el Mitsubishi tomó pocisión delantera.
Anabella se dio vuelta rápidamente, justo para ver la cola de Volkswagen desaparecer en la penumbra. “Ella conoce el camino, no se va a equivocar, además... aunque no quiera admitirlo... cuando corre sola está mucho más suelta... es casi suic...” el pensamiento de la joven fue interrumpido por su celular que vibraba, al haberse realizado la conexión en videoconferencia.

“Las curvas peligrosas están por empezar... vas a ver cómo te alejo, vas a desaparecer de mi retrovisor” se prometió Francisco, mientras corría. La primera curva se aproximaba, y ambos autos derraparon paralelamente, de forma muy cercana. A la salida se escucharon los rebajes, y el Golf no se alejó ni dos centímetros.
El trayecto era raro. Delfina sabía que estando atrás, tenía sólo dos posibilidades de adelantarse: una era en la S, la curva final, pero estaba demasiado jugado. La otra era en la última curva de la zona oscura... había una sóla oportunidad.
Una curva cerrada se acercaba y, para tomarla con más impulso, volanteó agresivamente, colocando de forma perpendicular al Golf, y no perder tiempo en la salida. Dicho y hecho. La joven se acercó tanto que parecía que iban a chocar. Francisco comenzó a desesperarse y aceleró, estableciendo unos metros de distancia nuevamente.
La recta que seguía era muy corta, y continuaba una curva bastante amplia, una de las últimas antes de la zona oscura. Pero cuando estaba por rebajar los cambios y girar el volante, el Lancer frenó abruptamente, y no para derrapar, era evidente que quería alejarla... Pero en eso, Delfina frenó más que él cruzó el auto hacia la derecha, y entró por el carril interior a la curva, sin derrapar, haciendo que Francisco se desesperara acelerando el coche, para pasarla nuevamente.
Sus intenciones no tardaron mucho en ser entendidas por Diego, Víctor y Anabella, mas el afectado no se daba cuenta.
- Quiere presionarlo para gastar los neumáticos... -murmuró Diego, mientras miraba su celular.
- No es tonta... pero corre limpio... -contestó su hermano.
Del otro lado, los coches estaban entrando a la parte oscura. Esta vez, no había casi nadie, y el camino estaba muy poco iluminado. La morocha tenía una posición ventajosa: desde atrás podía adivinar el camino, observando los movimientos de su oponente.
Francisco miró el velocímetro. 160km/h. Era demasiado rápido para una carrera de derrapes. Delfina lo sabía. Controlar un derrape a esa velocidad requería mucha concentración, pero ella confiaba en sí misma.
La carrera continuaba, no parecía haber ningún indicio de quién podía ganar. Sin embargo, dentro del Lancer, Francisco sentía que no podía controlar más a su auto. Había estado acelerando y tratando de alejar al Golf y no lo había logrado... ya no sabía más que hacer cuando...

...miró hacia atrás y no vio a su oponente. Desesperado, se percató -muy tarde- que éste estaba corriendo a su lado en la recta... Una recta larga, muy larga... El sonido que se escuchaba era de dos motores muy presionados. Delfina tanteó la caja de cambios. Cuarta. Tal como lo había planeado.
Instantáneamente apretó el embrague, aceleró en vacío levantando las revoluciones a 4500, y luego rebajó a tercera. La parte delantera del Golf se levantó por el rebaje y la potencia extra recibida, y comenzó a adelantarse al Mtsu... más... más... pero la curva se acercaba, y ninguno tenía intenciones de frenar. La curva era muy cerrada, no tenía barrera de contención del lado de afuera, y no se sabía que había después de eso porque la oscuridad no dejaba ver más allá del haz de luz de los faros.
El motor del Golf se calmó al pasarlo a cuarta nuevamente por un segundo, para rebajarlo nuevamente y comenzar un derrape. ¿Derrapar? Era ilógico. La calzada chica, la curva cerrada, el Mitsu rebajó también para no chocar... pero... el Golf se inclinaba muy despacio... parecía que iba a salirse...
La rueda izquierda trasera se bajó del asfalto, pero las delateras giraban más y más, como buen FF. Francisco se quedó helado. Usaba la rueda trasera como guía en la oscuridad, y forzaba las delanteras. ¿Cómo era posible? Lo entendió al ver cómo el VW aceleraba y subía su rueda a la ruta, para enderezarse, y acelerar en la recta.
Los neumáticos de ella tenía fuerza. Los había guardado para esa curva y para la S. por más que intentaba seguirla no pudo. Observó las luces de freno del Golf, comenzar a brillar más fuerte cuando inició el derrape final. Delfina se encontró sonriendo mientras veía cómo el paisaje se movía, y cómo ahora veía la parte de adelante, por las ventanillas de la derecha al derrapar. Francisco lo entendió. Había perdido. No era necesario que terminaran de dar la vuelta en la S para enterarse.
- ¡¡Ahí vienen!! -gritaron unos chicos, que sostenían un cronómetro, al escuchar los motores.
El Golf apareció adelante, totalmente perpendicular a la barra de contención, y cruzó la meta como un trueno, al tiempo que el cronómetro era detenido.
- No puede ser... -dijo uno mirando el número- el Golf acortó el récord de la S en... en... ¡dos minutos con quince segundo! ¡Es impresionante!
- Corre como un Trueno... -acotó el otro.
El Lancer llegó unos segundos detrás, para ver cómo su oponente se alejaba. Anabella la estaba esperando a mitad de Camino. Tenía que ir rápido, aunque sabía que su amiga había visto la carrera por el celular.

-Impresionante... Me parece que la voy a retar antes de lo que pensaba
- Diego... -Víctor lo miró y se subió al auto.
Los hermanos y Roberto salieron de la ruta, llevando tres conductores pensativos. Pero Víctor no lo entendía. En realidad, sí lo hacía, pero no quería reconocerlo. No quería que su hermano corriera contra ella, porque sabía que Delfina iba a perder... y por alguna razón, la idea no le gustaba...

Tags: literatura, historia, carreras, clandestinas, coches, velocidad

<@[email protected]> Comentarios:

Domingo, 26 de noviembre de 2006 | 21:58
?QUE CARRERA!!! Dios mio, se me cort? la respiraci?n en la curva. GENIAL!!!!!!!!!!!!!!!
Autor: Kamus_99
Domingo, 26 de noviembre de 2006 | 22:01
?DIOS!!! ??QUE ESPECTACULAR CAP.!!! Estuvo mucho mejor de lo ke esperaba, muy MUY muy bueno!!!!!!!!!!
Domingo, 26 de noviembre de 2006 | 23:57
Muchas gracias!!! Les agradezco que la hayan le?do, y que les haya gustado tanto. Prometo comenzar a escribir m?s a menudo (mi?rcoles y viernes)...
Autor: BlueBrain
Lunes, 27 de noviembre de 2006 | 15:13
Muy bueno este capitulo cuando la curva, yo casi me desmayo!!!! Te felicito por el suspenso que tiene esta novela
Lunes, 27 de noviembre de 2006 | 22:22
Muchas gracias!!! :8}:8} que lindo!!! nunca pens? que les fuera a gustar tanto mi novelita!!!!
Autor: Aldair_88
Viernes, 01 de diciembre de 2006 | 17:57
Que bueno te ked? este cap. te felicito, es mu atrapante
Mi?rcoles, 28 de marzo de 2007 | 0:44
KE BUENA KARRERA ESTA SUPER EMOCIONANTE :-)

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+