cabecera

twitterfeedfeedburner

youtube fav da

   

S?bado, 21 de octubre de 2006

¡Saludos a todos! ¿Cómo andan? Estoy muy contenta, porque uno de los capítulos anteriores tuvo ¡8 comentarios! La verdad que no esperaba tanto, y me alegro muchísimo de que les haya gustado esta historia. Poco a poco siento que mejoro cuando escribo, pero como dice el dicho "aún me queda mucho camino por recorrer". Gracias a todos por pasarse, y los dejo con la historia, no vaya a ser que los aburra con mi introducción.



Las personas comunes en esos momentos, no saben que hacer. Es el típico momento donde la sensación de quererse ir es muy fuerte... Pero ellas no eran personas comunes. Por eso no reaccionaron como todos lo esperaban.
En medio de los murmullos y las intensas miradas, el Golf encendió los intermitentes, y el ruido del destrabe del boqueo automático de las puertas retumbó en un repentino silencio. Ambas puertas se abrieron, y las chicas salieron. Amas dejaron las puertas abiertas y de quedaron tras ellas, pero Delfina se apoyó en el techo, y se quedó mirándolo con una sonrisa sacárstica.
- Soy Santiago, y vine para retarlas a una carrera.
- Por supuesto -le interrumpió Delfina- decinos dónde y cuándo
- El sábado, en la S, a las 23:00
Dicho esto, les sonrió como Delfina lo había hecho, y se subió en un 307 azul marino y se fue corriendo. El silencio reinó, pero las chicas ya estaban sobre el Golf, y sacando arando el auto, se fueron del lugar.

Y así, pasó otro fin de semana. Como de costumbre, Del entró el auto en su garage, donde ahora el BMW ocupaba un lugar importante, y se dedicó a limpiar su auto. Su padre la escuchó subir, y volvió a dormirse. "Adolescentes" pensó.

Mientras tanto, cuando la jvoven dejó a Anabella en su casa, ésta entró sigilosamente, pero su padre estaba en el living leyendo el diario.
- ¿Que hacés leyendo a las 5 de la mañana de un domingo? -pregunto- ¡Si tenés los ojos en la nuca!
- Te estaba esperando. Se que vos y Delfina corren por las noches -Ana no contestó- Y también sabés que necesito alguien que se comunique lo suficientemente bien con los autos como para que los testee en el Drifting.
- ¿Y vos cómo sabés cómo se comunica ella con su Golf?
- Digamos que la otra vez tuve que salir de urgencia porque Jorge se quedó, a la mitad de la ruta de Nelson a LLambi, con el auto porque notenía más nafta, y cuando iba para allá, un Golf me pasó derrapando... pero no de una forma normal -Anabella sonrió, sabía a qué se refería- esa forma de derrapar un auto es impresionante. Un FF no se mueve con esa velocidad y forma, pero parecía que era parte de los brazos del conductor.
- Pero qué interesante. ¿Y cómo sabés que éramos nosotras?
- Porque se que vos tambié derrapás y que lo hacés muy bien. Sos la única que pudo haberle enseñado. Aparte, por la cantidad de neumáticos que estuviste comprando últimamente.
Pero ella no contestó, se fue sin decir nada. Se la veía venir. Era inevitable, además ella esa noche lo vió, y quiso creer que ese, no era el Astra de su padre.

Lunes... Martes... Miércoles... El jueves arreglaron los detalles como los neumáticos, dónde encontrarse, etc. Recién el viernes fueron a correr a donde una vez cruzaron al padre de Ana.
- Che, Del ¿te gustaría trabajar en el Drifting Zone?
- Me encantaría ¿por?
- Por nada, preguntaba. Porque te encantan los autos, por eso.
- Se... más que nada porque aprendería mucho ahí... además, no va mal ganar unos pesitos extras a los que gano.
Un derrape interrumpió la charla. En eso, un auto que venía con la luces altas se colocó detrás de ellas: era el Megane Coupé rojo tijuana de Víctor. "Lo que faltaba" pensaron ambas. Pero a diferencia de lo que ellas esperaban, el deportivo hizo señas para estacionarse.
Ambos pararon en la banquina, y Víctor se bajó del auto, quedándose frente a su auto. Las chicas no se bajaron, pero él se acercó y dijo:
- No se les ocurra perder pasado mañana. Si llegan a perder, no se los voy a perdonar nunca.
Les sonrió y murmuró "confío en ustedes" y se fue... El sábado llegó rápidamente, y la carrera ya estaba por comenzar. En la S, el impactante 307 azul marino esperaba la llegada de sus contrincantes...

Tags: literatura, historia, carreras, clandestinas, coches, velocidad

<@[email protected]> Comentarios:

S?bado, 21 de octubre de 2006 | 15:08
?Que bueno!, el padre de Ana ya las descubri?!!! y la carrera que viene va a estar muy interesante, esto se pone cada vez mejor!!!!!!!! :-/
S?bado, 21 de octubre de 2006 | 20:30
Muchas gracias!!! es que yo ya hab?a dicho que algo interesante se ven?a... esperense en la pr?xima a ver que pasa...
Autor: Yivana
Domingo, 22 de octubre de 2006 | 19:36
Diox, que flipe. Estoy de acuerdo con Intz, esto cada vez se pone mejor. ?Quiero m?s! Lo flipo, realmente lo flipo :D
Autor: Yivana
Domingo, 22 de octubre de 2006 | 19:43
Diox, que flipe. Estoy de acuerdo con Intz, esto cada vez se pone mejor. ?Quiero m?s! Lo flipo, realmente lo flipo :D
Domingo, 22 de octubre de 2006 | 23:42
Muchas gracias... una pregunta... ?qu? es "flipar"..?
Autor: Kamus_99
Lunes, 23 de octubre de 2006 | 20:47
M?s ke bueno el cap?tulo, esperamos otro antes del fin de semana!!! ?Soy muy ansioso? ?SI! quiero m?s, est? muy buena la novela!!
Lunes, 23 de octubre de 2006 | 23:58
Muchas gracias por este gusto desmedido... me encanta que se entusiasmen tanto...

 

HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:





 

   

 

design & stories copyright by truenoazul_vw
+2011+